santafe
Lunes 20 de Julio de 2015

Droga en Arroyo Leyes: el fiscal quiere que se indague a la excúpula de la URI

El fiscal federal, Walter Rodriguez pidió que se cite a indagatoria al exjefe de la URI, Sergio Vergara y al exsubjefe, Sergio Fernandez por la causa del camión con droga de Arroyo Leyes. 

El fiscal federal, Walter Rodríguez, pidió al juez federal, Reinaldo Rodríguez que cite a declaración indagatoria al exjefe de  la Unidad Regional I, Sergio Vergara y a quien lo secundaba, Sergio Fernández, a quien les imputó los delitos de “abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público” en el marco de la investigación por un procedimiento fraguado en noviembre pasado, en el que se detectó un camión con más de una tonelada y media de marihuana. 
La excúpula de la policía del departamento La Capital quedó implicada en la causa, en diciembre del 2014, poco más de un mes después del hallazgo del camión. Fue cuando el fiscal Rodríguez imputó a once oficiales de la fuerza de seguridad de la provincia acusados de haber participado, en distintos niveles y delitos, del procedimiento policial fraguado. 
Entonces, el ministerio de Seguridad, Raúl Lamberto, decidió separarlos de sus cargos. En aquella oportunidad, el fiscal había apuntado a los agentesAlejandro Daniel Alberto Agüero, Martín Díaz, Cristian Fabio Hang, Iván Duilio Papini, Matías Ezequiel Zoratti, Claudia Rosana Moreira, Mauro Dionisio Ruoppulo, Fabián Manjka, Luciano Astrain, José Murgia, Sergio Vergara y Sergio Fernández.
A principios de año,  Alejandro El Aguja Agüero, Cristian Hang y Martín Díaz, fueron procesados y hace poco más de una semana, corrió la misma suerte  Juan Carlos El Chueco Villalba, amigo del Agüero y sindicado como uno de los choferes de un segundo camión con el que se habría hecho desaparecer la droga. 
Ahora, el fiscal ajustó aún más las imputaciones y consideró sobre Vergara y Fernández que, al momento del secuestro de la droga, “revestían en la fuerza policial una jerarquía que los ubicaba como las máximas autoridades de la Unidad Regional I de la Policía de la Provincia de Santa Fe, ocupando respectivamente los cargos de Jefe y Sub Jefe de la mencionada repartición”.
En este sentido, consideró que “se encuentra probado con los alcances exigidos en esta etapa procesal que Sergio Gustavo Fernández estuvo presente en el lugar del procedimiento -el acta registró su llegada a las 2:45 horas- y, en su carácter de funcionario de mayor jerarquía entre los presentes fue quien se comunicó telefónicamente con el Secretario del Juzgado Federal N°1, Santiago Saux, a los fines de anoticiarle del hecho ocurrido y solicitarle directivas a seguir; mientras que Sergio Omar Vergara, si bien no estuvo presente en la ciudad de Santa Fe en el momento de los acontecimientos, tenía noticia ‘de lo que estaba ocurriendo’”.
Aunque fueran sospechas 
Además, el fiscal federal destacó que “la conducta que el ordenamiento jurídico exigía a los encartados, era comunicar de inmediato al Juez interviniente los hechos de los que habían tomado conocimiento y que se vinculaban a la manera en que se había desarrollado el procedimiento en cuestión, aunque sólo se tratara –según su versión– de meras ‘sospechas’”. A pesar de ello, “la conducta asumida fue actuar a espaldas de la autoridad jurisdiccional y del Ministerio Público Fiscal, manteniendo actos oficiales en la más absoluta clandestinidad y marginalidad”, agregó Rodríguez.
El representante del Ministerio Público Fiscal, remarcó incluso que Vergara, “en lugar de cumplir con su deber, ese mismo día -en el que alegan que surgieron los supuestos ‘rumores’, ‘trascendidos’ o ‘versiones sin fuente responsable’- […] se dedicó a brindar declaraciones periodísticas tendientes a reforzar la versión ‘oficial’ del procedimiento, tal como había sido plasmada en el acta original, resaltando ante la opinión pública el éxito del accionar de la fuerza policial”.
Finalmente, Rodríguez puntualizó que, aun cuando se resguardaban “en ámbito policial las graves sospechas, en lugar de ponerlas en conocimiento del Juez y/o del Ministerio Público Fiscal, ambos funcionarios, junto con Cristian Hang, resolvieron autónomamente llevar adelante diligencias probatorias persiguiendo una evidente estrategia de defensa conjunta, ante el eventual surgimiento de sus respectivas responsabilidades”.