santafe
Viernes 31 de Julio de 2015

El cementerio de Arroyo Leyes y una audiencia pública con cruces

Fue el jueves por la tarde. Los expositores que sugieren buscar otro lugar para la necrópolis se quejaron de haber sido interrumpidos y agredidos por quienes quieren que la obra se haga donde propone la Comuna

Hace años que el pueblo de Arroyo Leyes quiere y necesita un cementerio. Cada fallecimiento supone un peregrinaje de familiares y amigos por las localidades vecinas buscando un lugar de descanso para los restos de los seres queridos. Hay consenso en que el cementerio es una necesidad. En lo que no hay acuerdo es en el lugar en el que se debe construir.
Por este motivo este jueves, como una instancia más de las requeridas por el Ministerio de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, los vecinos costeros expusieron en audiencia pública sus argumentos. Todos coincidieron en que la obra debe hacerse, el desacuerdo estuvo en que si el cementerio debe construirse en terrenos del camping municipal, donde propone la comuna, o si se debe buscar otro lugar para la obra.
La geografía de la localidad no colabora con una gran oferta de terrenos, y quienes quieren el cementerio lo antes posible, durante la audiencia del jueves se mostraron por momentos intolerantes con aquellos que expusieron planteando la posibilidad de construirlo en un lugar diferente, y por este motivo se produjeron algunos cruces. Cabe resaltar que de las 57 personas anotadas para exponer solo 12 lo hicieron en contra del proyecto.

A favor
En diálogo con Diario UNO, el presidente comunal Eduardo Lorinz dijo que la audiencia fue totalmente positiva hacia la construcción del cementerio de acuerdo al proyecto que lleva adelante la comuna, y contó que el Ejecutivo que él preside realizó, como apertura de la instancia de consulta popular, una presentación con imágenes en la que se detallaron las características de la obra. 
“Planteamos la distribución del cementerio, y cómo va a estar ubicado. Las características generales de la obra permiten que hoy el vecino más cercano, no más de cuatro o cinco casas de fin de semana, quede a más de 100 metros de la futura construcción”, señaló. 
Uno de los argumentos en contra de construir el cementerio en terrenos del camping es que esa zona es una de las pocas viables para el desarrollo urbanístico de la comuna, y que ese probablemente será uno de los lugares hacia donde crecerá Arroyo Leyes. Sobre este particular, Lorinz sostuvo que no será un impedimento en el avance urbanístico de la ciudad, y que todos los cementerios de la provincia han terminado quedando enclavados en medio de zonas pobladas.
“En su amplia mayoría el público presente se manifestó a favor y la audiencia se llevó con total normalidad. El vecino que vivió toda la vida acá siente la necesidad de este cementerio. Estos vecinos que han venido hace muy poco a la zona, tienen todo nuestro respeto, pero ellos tampoco respetan a la mayoría del pueblo que tiene historia acá, que han vivido toda la vida acá y que necesitan esta solución”, indicó. 
En el mismo sentido Jorge Ramírez, quién participó como moderador en la audiencia recordó a Diario UNO: “Hace ocho años que la necrópolis de Arroyo Leyes viene postergándose y la actual es la tercera factibilidad que se gestiona desde la comuna, habiéndose negado las dos anteriores en otros lugares propuestos”.
Ramírez planteó además que “el cementerio es el reflejo más ajustado a la dicotomía que existe hoy entre los nacidos y criados y los venidos y quedados. La elección de los que viven hace unos años o los que la han elegido para vivir en un futuro no muy lejano”. 

Los que quieren otro lugar
Marcelo Gagliardi, presidente de la Vecinal de Arroyo Leyes, fue uno de los expositores que plantearon que el cementerio debería construirse en un lugar alternativo. Para el vecinalista no fue el mejor clima el que se dio en la asamblea y se quejó de haber sido interrumpido en su disertación y de que fueron muy estrictos con los tiempos y no le permitieron realizar las conclusiones.
“Fui el único de los disertantes que no pudo terminar y no se me dio ni siquiera un minuto de gracia para cerrar. Este tipo de cosas no hacen bien a nadie. Estas son cosas a mejorar, creo que la intención era buena porque era para escuchar todas las voces, pero el resultado no fue el esperado porque hubo algunos vecinos que fueron a abuchear”, se quejó.
Por último agregó que quedó suficientemente claro que nadie se opone al cementerio, y que lo que hay son distintas opiniones sobre la ubicación.

Coqui Toum 
jorge.toum@uno.com.ar