santafe
Miércoles 23 de Marzo de 2016

El Centro Comercial sugiere no abrir los locales este jueves y este viernes

Es por la coincidencia con el Día de la Memoria y el Viernes Santo. Caso contrario, se deberá asumir el pago doble de los feriados. Hay preocupación por los costos de la energía. 

El fin de semana largo que se inicia hoy estará marcado por distintos aspectos: históricos y religiosos. En esa línea, aquellos que tendrán la posibilidad de pasear por las calles de la ciudad deberán tener en cuenta que un importante número de locales comerciales optarán por no trabajar.
Desde el Centro Comercial de Santa Fe aclararon que si bien es habitual que en aquellos feriados puentes u opcionales se sugiere la apertura normal de los comercios, en esta oportunidad hoy se conmemora el Día Nacional de la Memoria, por la Verdad y la Justicia, y es feriado nacional; mientras que mañana es Viernes Santo y también está en el calendario de los feriados nacionales. Por ende en esta oportunidad el Centro Comercial no sugerirá la apertura de los comercios. “Al contrario, recomendamos el respeto al feriado como así también a la fecha religiosa como es el Viernes Santo”, aclaró Fabián Zanutigh, gerente del Centro Comercial.
En esa línea, recalcó que desde el punto de vista institucional, la entidad no cuenta con la potestad para sugerir la apertura en las fechas mencionadas pero al no tratarse de una ley sino de una sugerencia, la decisión queda en manos del comerciante. “En caso que abra deberá asumir los costos que implican hacerlo en materia de normativa laboral para un feriado de carácter nacional”, agregó.
Normalmente el Jueves Santo no se toma como feriado nacional, sino que se trata de una jornada opcional por lo que las actividades se desarrollan de manera normal. “Eso no va a suceder este año ya que cambia el motivo por coincidir con el 24 de marzo. Para nuestra sociedad es muy importante y más teniendo en cuenta que se cumplen 40 años”, recalcó el gerente del Centro Comercial. Ante este contexto no se encuentran en condiciones de sugerir la apertura de los comercios.
Efecto feriado
Al momento de analizar el impacto que tuvieron los feriados largos en la economía de los comercios, Zanutigh no dudó en afirmar que la situación del sector en los primeros meses del año ha sido y es difícil. 
“Para nosotros era prioridad número uno que se prorrogue el plan Ahora 12 y sumar otras campañas de financiamiento en doce cuotas sin interés”, afirmó el referente del sector, ya que estas herramientas son fundamentales para sostener el normal funcionamiento de la mayoría de los comercios de Santa Fe.
En relación al importante número de jornadas no laborables en el calendario, estas afectan a los comercios. “Todo día que esté cerrado el local es un día menos de venta y eso implica que la incidencia de los costos sea cada vez mayor”, sostuvo.
Los incrementos en materia impositiva no son los únicos factores que afectaron la economía de los locales, la devaluación que se registró a fin de año, la apertura del cepo, son medidas que de cierto modo influyeron en la economía de los pequeños y medianos comercios. “Todas las medidas que sean macro en algún momento repercuten a nivel micro. Eso indudablemente es así, en mayor o menor medida”, afirmó Zanutigh. 
En ese sentido, aclaró que el Centro Comercial funciona como caja de resonancia desde donde se puede percibir la marcha que registra la economía. “Se ha parado un poco la actividad económica y eso lógicamente conlleva fuertes retracciones en las ventas”, manifestó el referente del sector comercial. La realidad es que la caída de las ventas incluye a las que se concretan por medio de tarjetas de crédito.
“No es que estas se hayan sostenido”, afirmó Zanutigh, quien atribuyó esta tendencia a cuestiones vinculadas con el costo de financiamiento. “Por eso el Ahora 12 que no tiene costo con las cuotas es una herramienta tan fuerte para nosotros en este momento”, dijo el gerente del Centro Comercial.
Las operatorias con tarjetas de crédito representan entre el 65% y el 70% de las ventas totales. “Es muy, muy importante”, sentenció Zanutigh, quien agregó que la preocupación por el valor de la cuota restringe en cierta forma la capacidad de compra de la gente, repercutiendo directamente en las ventas.
El costo de la luz, otra preocupación 
Un factor que en los últimos meses trajo preocupación a los comerciantes es el impacto que está generando el costo de la energía eléctrica en las erogaciones totales y fijas del sector. A tal punto que en muchos sectores de la ciudad, el costo de la energía eléctrica se equipara con el valor de un alquiler. “Dentro del presupuesto de ventas comparativamente (la energía) alcanza lo que cuesta un alquiler, esa es la gravedad del costo”, aseguró el gerente del Centro Comercial, Fabián Zanutigh.
Los aumentos de la electricidad fueron notorios y eso no solo está relacionado con las medidas que tomó el gobierno nacional respecto a la quita de subsidios a la generación de energía, sino a los incrementos que se suscitaron con anterioridad y que no tuvieron demasiados argumentos. “Aumentaron los costos, pero el servicio sigue siendo por lo menos discutible”, sostuvo.
Ante los reclamos que recibieron en el Centro Comercial, la entidad se abocó a trabajar en función de gestionar un encuentro para conocer a fondo el problema y tener una mejor calidad de información. “No es un tema menor, además del aumento de todos los costos”, dijo Zanutigh, ya que a esas subas también se agregan los incrementos en los impuestos provinciales contenidos en el nuevo presupuesto.
“La incidencia que están teniendo los costos en las operatorias del sector comercial es realmente preocupante”, aseguró Zanutigh.