santafe
Martes 01 de Marzo de 2016

El comercio pide créditos e igual trato que a la industria y el agro

Solicitan acceso a préstamos a tasas bajas como los que ya anunciaron Miguel Lifschitz y Luis Contigiani

Hace dos semanas, el gobierno provincial presentó en Las Parejas el Plan de Desarrollo Industrial Santafesino orientado al mejoramiento de la infraestructura de parques y áreas industriales, al financiamiento para capital de trabajo e innovación tecnológica, así como a acciones de promoción industrial y sustitución de importaciones. Para este fin, se anunció que se destinarán 1.200 millones de pesos provenientes de las arcas públicas, y de entidades bancarias, con préstamos en algunos casos a tasa 0, y en otros con muy bajo interés.

Preocupación del Centro Comercial de Santa Fe
En la misma dirección que Fececo, el Centro Comercial de Santa Fe envió hace unos días, una nota al flamante secretario de Comercio, Juan Pablo Diab, en la que plantea preocupación por la falta de inclusión del sector comercial en los anuncios realizados en Las Parejas.
En esa línea, la entidad presidida por Norberto Raselli, solicitó “líneas de créditos, apoyo al crecimiento de los centros comerciales a cielo abierto u otros como desestimar nuevos aumentos impositivos”.
“En la carta le manifestamos a Diab que nos parece muy bien que el gobierno provincial apoye al agro y a la industria, pero le pedimos que considere que el comercio debe estar incluido en ese apoyo”, marcó Raselli y recordó que al ser el sector que mayor contribución hace en referencia a los Ingresos Brutos, no debe quedar fuera de los anuncios.
A su vez, planteó la necesidad de rever el aumento de impuestos aprobado dentro del presupuesto provincial previsto para este año, porque dijo que esto se suma a un aumento de la energía eléctrica.
“En varias oportunidades hemos hablado con el gobierno de esto, y en la última reunión, el gobernador nos dijo que era imposible modificar lo aprobado, pero nos prometió la creación de una Comisión de Seguimiento (aún sin conformar) del impacto de este tributo en el comercio”, explicó.
En esta línea, Raselli comentó que aún no hubo respuesta del gobierno al planteo del Centro Comercial, y que por distintas vías insistirán entonces en las inquietudes manifestadas. “Vamos a seguir conversando y ver si se constituye esta comisión y qué apoyo se le da al comercio”, indicó.
 
 
En diálogo con Diario UNO, Adrián Schuck, presidente de la Federación de Centros Comerciales de la provincia, planteó que uno de los problemas que tiene hoy el sector comercial, es precisamente el acceso al crédito.
 
“Nosotros representamos a las pyme y las micro pyme, o a empresas familiares de toda la provincia que a veces quieren avanzar en su actividad y no lo pueden hacer porque no tienen ningún tipo de línea que se adapte a las circunstancias de cada uno”, reflejó.
 
En esa línea, el dirigente planteó que según los estudios realizados por las cámaras que agrupan a los centros comerciales, esa actividad es la que más aporta en función de impuestos al Estado provincial (más allá de los municipales y nacionales), y es también la generadora de empleo privado más grande de la provincia.
 
“Esto lo dicen las cámaras madre, que han hecho todos los estudios del caso, y también los gobiernos nacional y provincial, que conocen muy bien los números que genera el comercio”, expresó.
 
Por este motivo, Schuck planteó que el comercio necesita líneas de crédito blandas para afrontar, entre otras cosas, la inversión que deben realizar los dueños de los locales para la actualización de software y la adquisición de impresoras fiscales para cumplir con los requisitos de Afip.
 
“Pedimos también poder cambiar nuestra iluminación, cartelería, climatización y vidrieras, y poder adaptar los comercios a las nuevas requisitorias de los clientes. Si hoy un distribuidor quiere cambiar el utilitario, tampoco tiene acceso al crédito y todo esto es siempre para tratar de brindar mejores servicios”, explicó y agregó: “Reclamamos igualdad en ese sentido, porque creemos en el potencial de nuestros asociados, y el comerciante a veces necesita también la ayuda del Estado”.
 
 
Líneas de crédito
En Las Parejas, el gobernador y el ministro de la Producción detallaron en qué consiste el plan de desarrollo para los sectores productivos y, entre otras cosas, informaron sobre el financiamiento a bajo interés a disposición de las diferentes actividades. 
 
Con el convencimiento de que el comercio y los servicios, sigan aportando al desarrollo provincial, luego de dicha presentación Fececo se comunicó con el director provincial de Fomento y Promoción del Comercio y Servicios, José Ferrero, para hacerle llegar el pedido formal de créditos para el comercio.
 
En la introducción de la nota enviada al funcionario, la Federación de Centros Comerciales hace hincapié en que dicha actividad genera empleo directo (63% del empleo privado), o indirecto, y a la vez representa el 68% del ingreso provincial en concepto de impuestos. Acto seguido detallan los siguientes tipos de líneas de financiamiento que el sector necesita:
 
Línea para Capital de Trabajo o uso indeterminado, con montos de hasta $150.000, seis meses de gracia y 18 cuotas, con el mismo interés que a otros sectores productivos y garantía a sola firma (según análisis crediticio) o con garantía solidaria.
 
Línea para la adquisición o renovación de utilitario, orientada a distribuidoras o comercios que realizan repartos, con montos de hasta $500.000, seis meses de gracia y hasta 36 cuotas y garantía prendaria.
 
Línea para ampliación, terminación o refacción de edificio comercial (vidrieras, fachadas, iluminación, etcétera), con montos de hasta $500.000, seis meses de gracia y hasta 48 cuotas.

Línea para climatización ( adquisición de equipos de aire acondicionado frío-calor), por un monto de hasta $100.000, con garantía a sola firma, o con garantía solidaria y/o hipotecaria según análisis crediticio. Un plazo de tres meses de gracia y hasta 18 cuotas.
 
Línea para la adquisición de impresoras fiscales, equipamiento informático y software, en virtud de poder cumplir con las normas de facturación vigentes. Se piden préstamos de hasta $200.000, seis meses de gracia y 36 cuotas.
 
Por último, Fececo planteó además la posibilidad de entregar financiación a emprendedores jóvenes. Hijos o nietos de comerciantes, que se encuentran con muy buenos proyectos y por falta de antigüedad o por no tener calificación crediticia no pueden comenzar. Para este sector se solicitó implementar créditos con garantía solidaria de hasta $150.000, con plazo de 12 meses de gracia y hasta 24 o 36 cuotas. 
 
Créditos caros
Actualmente la banca privada tiene tasas sumamente elevadas para otorgar préstamos, y por este motivo, para los comerciantes es inviable solicitar un préstamo con un interés superior al 40%.
“Hoy esos créditos no convienen porque te tienen que acompañar las ventas para poder pagarlo. Por este motivo pedimos igualdad de condiciones con los otros sectores productivos. A la industria se le han ofrecido 1.200 millones de pesos, cosa que vemos muy buena para reactivar el empleo porque repercute favorablemente en todos los comercios, pero también decimos que si a este sector se le ofreció ese monto, también el comercio necesita algo similar para avanzar en las propias empresas”, resaltó.