santafe
Martes 12 de Abril de 2016

El comisario Luis Bruschi asumió y piensa en una policía ágil y moderna

Designación. El flamante jefe policial pidió tiempo para trabajar y aseguró que espera las críticas de la sociedad para aprender. El ministro Pullaro señaló que habrá más cambios.

El flamante jefe de la Policía de la provincia asumió ayer durante un acto que se realizó por la tarde en el edificio del Instituto de Seguridad Pública (Isep), ubicado en ruta nacional Nº 11, kilómetro 482, de la ciudad de Recreo. Allí estuvo toda la cúpula del Ministerio de Seguridad, con el ministro Maximiliano Pullaro a la cabeza, y el vicegobernador Carlos Fascendini como máxima autoridad política.
En diálogo con la prensa Bruschi se referenció como “alguien que luchó durante 30 años” y “hoy tiene la oportunidad de formar un equipo de trabajo importante y que piense a la policía de acá a diez años”.
“Hay un plan estratégico provincial, una idea general de trabajo y lo contingente no nos tiene que tapar lo importante. Tenemos que pensar una policía del futuro, más ágil, más inteligente”, describió el jefe policial que entre los objetivos que se trazó puso en primer lugar visibilizar más la policía, intentar que la fuerza sea proactiva, con controles permanentes e intentar evitar que se produzcan los delitos llegando antes de que se produzcan los hechos.
“Eso se logra no solo con los equipos que pueden estar en las calles, sino también con las investigaciones, que son fundamentales. Vengo de ese área –Bruschi era el director general de la Policía de Investigaciones– y que un equipo pueda lograr detener a una banda que se dedique a ese tipo de hechos, eso evita otros hechos. Es un conjunto”, aseguró.
Al ser consultado por los pedidos que le hizo el ministro sostuvo: “Que trabaje, que haga mucho control y que me dedique a pleno en esta función”. Mientras que ante las críticas que realizó el arzobispo de Santa Fe José María Arancedo, quien aseguró que en los barrios al lado de las drogas hay armas, Bruschi respondió de forma escueta: “La lucha contra el narcomenudeo es uno de los flagelos que tenemos. Es un flagelo en el mundo entero”. 
Además, el funcionario policial fue consultado por los niveles de violencia que muestra hoy la sociedad y al respecto dijo: “La violencia por violencia sola es muy difícil de controlar. Es un problema cultural, pero todas las instituciones del Estado, no solo la policía, están trabajando para lograrlo. La policía sola no puede trabajar en eso. Hay que hacer un gran trabajo cultural y social”.
En tanto, al ser consultado sobre qué es lo que va a cambiar bajo su jefatura, Bruschi dijo: “Yo le pondré mi impronta. Eso se va a ver con el pasar del tiempo. La sociedad me va a tener que ver trabajar, me tiene que criticar y eso me va a hacer crecer. Podemos formar equipos de trabajo para pensar en una policía más ágil e inteligente para tratar de ser más efectiva y que la sociedad esté más tranquila”.

“La reforma está avanzando”
Por su parte, el ministro Pullaro anticipó que en los próximos días va a haber más cambios en la fuerza porque “es un programa de reforma policial que está avanzando”.
“Nosotros fuimos absolutamente claros: necesitamos una policía proactiva, que salga a buscar al delito, que se comprometa, que sea menos burocrática, que esté más en la calle. El personal de seguridad tiene que estar brindando funciones de seguridad. Y el personal administrativo, tiene que cumplir funciones administrativas. Hoy, porque estamos en emergencia en seguridad, necesitamos a la policía en la calle, y ese es el primerísimo objetivo que le ponemos a esta nueva conducción”, definió.
Acerca de los 42 homicidios que se produjeron en el departamento La Capital durante el primer trimestre del año, Pullaro dijo: “Fue complicado en la tasa de homicidios para la ciudad de Santa Fe. En el resto de la provincia bajó, y en la provincia bajó considerablemente. Lamentablemente, en la ciudad de Santa Fe y en el departamento (La Capital), tenemos casi los mismos números que hace dos años (en 2014 La Capital tuvo un pico en las estadísticas de homicidios al finalizar con 153 crímenes). Nos alienta a profundizar estos cambios pero en actitud policial. A veces tiene que ver con lo que deja una Unidad Regional, pero también con la colaboración que necesita de la jefatura policial de provincia”. 
“Ojalá que Santa Fe se mantenga como estuvo en los últimos 12 o 13 días. Se trabaja fuertemente, pero a veces no alcanza con la tarea policial. Que un chico mate a otro por el robo de una gorra; que una madre acuchille a un hijo; que dos pibes se peleen en un boliche y uno le pegue siete tiros por la espalda al otro, hay un rol policial. Pero hay una discusión más profunda que excede a lo policial”, finalizó Pullaro.