santafe
Viernes 06 de Mayo de 2016

El Concejo avaló la creación de senderos accesibles en veredas de la ciudad

El proyecto, presentando por el concejal Leandro González contó con el acompañamiento de todos sus pares. A través del mismo, el cual se encuentra enmarcado en el Plan Municipal de Accesibilidad, se pretende fortalecer la autonomía de personas con algún tipo de discapacidad visual y movilidad reducida.

En la sesión de este jueves, los concejales acompañaron una iniciativa, impulsada por Leandro González, donde se propone que el Departamento Ejecutivo Municipal, en toda obra nueva o reconstrucción de veredas que se lleve adelante en la ciudad, determine senderos para el desplazamiento seguro de personas con discapacidad visual.

Cabe señalar que, esta propuesta se enmarca dentro del Plan Municipal de Accesibilidad, establecido a través de la Ordenanza 11.939.

En primer lugar, el concejal González destacó la importancia de “entender que la autonomía es un derecho por el que debemos velar y bregar a efectos de garantizar a las personas con discapacidad la oportunidad de tener una vida independiente y con participación en la vida social, y para esto es necesario adecuar  los recursos con que disponemos como Estado Municipal”.

Leandro González agregó también que con la iniciativa “buscamos fortalecer la autonomía de las personas con discapacidad visual, creando una herramienta para el tránsito y la movilidad segura y sin obstáculos, en base a lo que creemos es la planificación estratégica de una ciudad accesible para las futuras generaciones”.

En cuanto a las medidas previstas de ancho y de alto, las mismas “permiten el desplazamiento sin dificultades de sillas de ruedas o cualquier otra modalidad de paso individual con implementos de apoyo, tales como bastones o muletas, para que de esta forma nos acerquemos, un poco más, a la posibilidad de transitar sin barreras”.

Detalles

Los senderos deben constar de una franja o corredor peatonal libre de toda perturbación, de un ancho mínimo de 1 metro y una altura libre de 2,20 metros. En el centro de la franja de 1 metro, se determina una pista o carril de 40 cm de ancho, construida con baldosas táctiles y de color de contraste. En los bordes extremos a ambos lados de las huellas o pista táctil descripta en el artículo anterior, se debe dejar 30 centímetros, demarcados o no, los cuales deben estar libres de cualquier elemento vertical.

Cabe señalar que además se propone que cuando se lleva adelante una obra nueva de construcción o reconstrucción de veredas, el Departamento Ejecutivo Municipal deberá contemplar rampas para salvar el desnivel de la vereda con la calzada, y llevar adelante la correcta señalización mediante colocación de baldosas táctiles de zona de alerta. Del mismo modo deberá colocar baldosas de alerta en caso de que existan desniveles en la vereda que deban ser resueltos mediante rampas o escalones.