santafe
Viernes 22 de Enero de 2016

El domingo volverán a sonar las campanas de la Basílica del Carmen

En la Basílica del Carmen se está trabajando en la modificación de la maquinaria del reloj, que a partir de ahora funcionará a través de un sistema de transmisión con GPS. Galería de fotos.

Desde el jueves a la tarde, aquellos peatones que deambulan por la zona de la parroquia del Carmen son sorprendidos por el repicar de las campanas. Y es que desde ese día se están llevando adelante los trabajos para la automatización de las mismas en conjunto con la reparación del antiguo reloj que perteneciera al viejo Cabildo de la ciudad.
La ardua tarea está en manos de la firma cordobesa Gnomon, la cual desde hace quince años trabaja en la reparación de relojes antiguos. El titular de la firma, Guillermo del Valle, aseguró a Diario UNO que si bien el trabajo es complejo, el objetivo es tener todo listo para que el domingo el campanario pueda realizar el llamado a misa. “Esperamos dos meses y hoy estoy muy contento. Esto es muy bueno, porque la campana hace alusión a la iglesia a la que todos somos convocados por el sonido”, aseguró el párroco de la iglesia Jorge Sarsotti. Otro de los aspectos que genera alegría al padre, es la curiosidad que despertó en los feligreses el haber escuchado el sonido que emanaba desde las torres.
El mecanismo que se instalará en la parroquia marcará un antecedente, ya que es elúnico de su tipo que se empleará en una iglesia local. El más cercano es el que posee la catedral de Santo Tomé, que también fue colocado por la firma que representa del Valle. “Estamos muy contentos”, dijo el párroco Sarsotti.

La adaptación del antiguo mecanismo al sistema automatizado por GPS que se está instalando en estas horas, permitirá programar los repiques que emitirán todas las campanas.
Del Valle aseguró que el mecanismo estará funcionando mañana, si bien el grupo de trabajo calcula que la instalación estará terminada hoy, explicaron que siempre es aconsejable contar con un margen de tiempo en caso de que sea necesario realizar ajustes. En total son cinco campanas que se conectarán entre sí y al reloj, la instalación del sistema tiene un grado de complejidad ya que deben interconectarse a través del cableado. “Hay que comunicar las dos torres, es un trabajo importante. Pero es como todo, tiene un grado de problemática”, explicó del Valle, quien ya cuenta con quince años de experiencia en el rubro. En la primera oportunidad que asistieron para realizar una evaluación del estado en el que se encontraban las instalaciones y prever el trabajo que deberían llevar adelante para poder instalar el nuevo mecanismo, el estado de las torres en las cuales hoy están trabajando era inaccesible como consecuencia de los residuos de palomas.La primera acción que la empresa realizó consistió en una limpieza profunda del lugar. La maquinaria antigua que permitía hacer funcionar al reloj años atrás, será reemplazada por un nuevo sistema con incorporación de GPS.
“La maquinaria antigua es de origen francés, esta se va a bajar y quedará en exposión con algunos de los martillos que saquemos al igual que otros elementos que comunican con la campana para que la gente pueda verla”, explicó del Valle. Una vez que se haya instalado el nuevo equipamiento de las posibilidades que se maneja es trasladar el antiguo mecanismo a Jesús María, donde la firma tiene su taller. Allí se procedería a limpiar las piezas que la conforman para que esta recupere parte de su antiguo esplendor. En ese sentido, del Valle no dudó en calificar el mecanismo que posee la iglesia como uno de los más complejos en cuanto a la distribución de la tecnología de los elementos que la conforman. “Tenemos dos torres y cinco campanas, el reemplazo de máquinas es uno de los trabajos más complejos”, sostuvo del Valle. 
Romina Elizalde / relizalde@uno.com.ar