santafe
Lunes 14 de Marzo de 2016

El gobernador propone prohibir la tracción a sangre en todo el territorio provincial

Miguel Lifschitz envió a la Legislatura un proyecto que pretende establecer una norma que regule la eliminación o limitación, según su caso, del uso de la tracción a sangre animal como modalidad de transporte en todo el territorio provincial.

En un breve texto elevado a la Legislatura santafesina, el mandatario pretende establecer una norma que regule la eliminación o limitación, según su caso, del uso de la tracción a sangre animal como modalidad de transporte en todo el territorio provincial.
Lifschitz pondera en dos razones la necesidad de sancionar una ley provincial: el peligro vial que supone esa modalidad y la salud animal; y entiende a la sanción de la misma como el comienzo de la erradicación definitiva del uso, en un plazo razonable.
Según se lee en los argumentos que acompañan al proyecto, el gobernador dice que “debe ponderarse la inseguridad vial que esta práctica representa a todos los miembros de la sociedad, quienes a diario, se ven involucrados en accidentes viales debido a la indiscutible peligrosidad que traen aparejadas estos vehículos a tracción a sangre por no contar con los elementos de seguridad necesarios ni con una estructura estable, sin perjuicio de la suciedad que su circulación conlleva, afectando de esta manera la salud pública el territorio provincial”
Más adelante, el gobernador consigna que “el proyecto entiende a los animales como seres vivos con capacidad de sentir diferentes emociones y sensaciones, con capacidades cognitivas, si bien diferentes a la de los humanos pero no por ello menos valiosas, merecedoras de cuidados y respeto, amparados a su vez en la Ley nacional 14.346, sobre malos tratos y actos de crueldad”; y atendiendo a tal inteligencia, concluye que “ la tracción a sangre significa sufrimiento para los animales, comportando una situación que resulta menester abordar, privilegiando la salid de aquellos y evitando que se encuentren obligados a soportar jornadas excesivas sin descanso, padeciendo enfermedades o patologías crónicas e infecto-contagiosas sin ningún control veterinario y constantes maltratos”
Por tales motivos, propone la prohibición de la circulación de equinos como medios de transporte en todo el territorio provincial, exceptuando aquellas tareas rurales en donde la seguridad de vehículos y peatones no se vea afectada, y siempre que se respeten las condiciones de salubridad animal.
A su vez, Lifschitz, invita a los Municipios y Comunas a adherirse  a la propuesta, y establece la creación de un Organismo de Control que cumpla con lo establecido en la futura ley.
El gobernador propone que este texto, una vez sancionado por la legislatura, sea el comienzo de un proceso que avance en estrategias de protección animal y organización social.


Fuente: Prensa Gobierno de Santa Fe