santafe
Domingo 17 de Abril de 2016

El mapa de los sectores sensibles en la industria de Santa Fe

El cambio de modelo productivo impactó en el entramado industrial de la región. Una heterogénea realidad económica.

Las medidas macroeconómicas que impulsó el gobierno de Mauricio Macri en los últimos tres meses alteraron el delicado equilibrio del sector industrial en la Argentina, y el impacto se expresó rápidamente en los sectores que son más sensibles frente a los desequilibrios del mercado internacional, conformado esencialmente por un entramado de pequeñas y medianas empresas con fuerte presencia en la región.
La eliminación de las medidas de protección al comercio en un contexto de crisis externa _y con marcada aceleración en Brasil, el principal socio de la Argentina_, el incremento de las tasas de interés para la financiación en el mercado interno, la inflación y las subas de tarifas, dieron espacio a una tormenta perfecta que afecta la actividad y el empleo.
“No hay recuperación del poder adquisitivo. El sueldo de la gente en términos nominales es el del año pasado, pero en términos reales es menor”, dijo el presidente de la Unión Industrial (UIA) de Santa Fe, Alejandro Taborda, quien reconoció que “las tasas de interés están altas y la apertura de las importaciones trae serios problemas”.
Para el industrial, “el único efecto positivo de este escenario se supone que va a ser la baja de la inflación, pero será por recesión”, el escenario menos deseado por los empresarios de la región representantes de industrias como la frigorífica, láctea, del mueble, del calzado, metalmecánica o siderúrgica, entre otras.
“Hay que estar atentos al mercado interno, hay que tomar medidas que ayuden a cuidar más el consumo”, indicó el industrial.
Un repaso por los sectores sensibles de la provincia permite trazar un panorama de la realidad que atraviesan las economías regionales por el cambio en la matriz de la política económica.

Industria Láctea (Rafaela, Sunchales, Firmat)
En los primeros meses del año, las protestas tamberas coparon la escena de los reclamos agropecuarios. Es que una de las consecuencias de eliminar retenciones al maíz fue a suba de costos de elaboración de leche y algo similar sucedió con los productores porcinos. Al encarecerse el alimento de sus animales, los productores primarios perdieron competitividad. En el caso de la lechería, esto se dio en un difícil escenario a nivel global. El precio internacional de la leche en polvo, el commoditie que exporta el sector, está a la mitad que hace un año. Como dato adicional, en un año atravesado por el fenómeno El Niño, las inundaciones hacen ahora que muchos tamberos no puedan sacar la leche de sus campos.
Una fuente del sector industrial, que pidió reserva, afirmó: “Aunque la dinámica comercial todavía hoy sigue en pie, hay cero inversiones proyectadas y capacidad instalada ociosa. Pasado el período octubre-enero, en el que habitualmente tomamos empleados temporales para cubrir una mayor producción estacional, el nivel de ocupación es el normal para esta época del año. De acá en más, aunque la evolución de mano de obra dependerá de cada empresa, el contexto es complicado”.
Entre las razones, el mismo industrial explicó: “La caída del precio de la leche a nivel internacional pegó muy fuerte en la estructura del negocio. En la Argentina el 25% de la producción tiene como destino la exportación y hoy ese porcentaje se está volcando también al mercado interno, por la baja demanda en el exterior. Hay un exceso de oferta, que deprime los precios que se pagan al productor, aunque en la góndola los valores sean los mismos. El nivel de consumo doméstico hoy está en niveles similares a los de países del primer mundo, o sea que no hay mucho margen para que suba la cantidad de lácteos que consumimos los argentinos.
Por el nivel del salario, tampoco hay capacidad de pagar más caros los productos. Esto significa que tenemos una crisis de costos y sin acceso al financiamiento”. Ahora se sumó la inundación.

Industria de la Madera y el Mueble (Cañada de Gómez, Esperanza, Rosario, Alvear)
Hay una fuerte baja para el sector maderero y la industria del mueble. En el primer trimestre hubo una caída del 40% en la facturación. Los empresarios señalan la preocupación por la apertura de importaciones y la suba de tarifas. Se detecta una demora en la cadena de pagos, con mucha incertidumbre respecto al ingreso de muebles de origen brasilero y chino.
A comienzos del mes pasado, la Cámara de Industriales del Mueble y Afines (Cima) se reunió con el gobernador Miguel Lifschitz y transmitió sus inquietudes. El 7 de abril, participaron por invitación del ministro Luis Contigiani de la audiencia con el Secretario de Industria de la Nación, Martín Etchegoyen, en la que también había fabricantes de calzado.
Acompañados en el reclamo por el gobierno provincial, pidieron protección en el régimen de Comercio Exterior Administrado y alguna regulación para los precios de la materia prima, tratándose este de un mercado muy concentrado. 
Otro de los temas que preocupa es la elevada tasa de interés.

Metalmecánica (Las Parejas, Las Rosas, Fuentes, Armstrong, Firmat)
En Firmat se vive una situación compleja por el cierre de Meyde, proveedora de Vassalli Fabril. Se armó una multisectorial en defensa del empleo. El Ministerio de la Producción de Santa Fe puso en marcha un fondo rotatorio de 8 millones de pesos para pymes de la ciudad, como forma de revertir la crisis.
La situación de esta localidad no se replica en todo este nicho industrial. Por el nuevo escenario para la producción agropecuaria, con menos retenciones y dólar más alto, hay mejor expectativa entre los fabricantes de maquinaria agrícola. Aún con la complicación de las inundaciones por estas horas, se prevé que la cosecha sojera termine traccionando hacia una recuperación.
Mirko D’Ascanio, fabricante de silos en Las Parejas, manifestó que en esa ciudad las plantas industriales trabajan a muy buen ritmo.

Calzado (Acebal, Alvear, Granadero Baigorria, Pavón Arriba o Tortugas)
Aunque se logró el compromiso del secretario de Industria de la Nación de atender las preocupaciones, hay mucha preocupación en el sector. Se trata de un rubro industrial con presencia en Rosario, Acebal, Alvear, Granadero Baigorria, Pavón Arriba o Tortugas que, desde la provincia de Santa Fe, es una de las referencias a nivel nacional,. Son más de 150 micro, pequeñas y medianas empresas, que emplean a cerca de 4 mil personas.
Aunque hay firmas de larga historia como Grimoldi, Ringo, Funcional o Beb’s, la fabricación de calzado experimentó un fuerte crecimiento en la última década, que permitió la aparición de nuevos jugadores.
Finalizado el primer trimestre de 2016, enfrenta problemas similares a los que tenía hace casi quince años. Y reclama, como otros sectores fabriles, el acompañamiento de las políticas públicas para seguir produciendo.

Industria frigorífica (Rosario, Carcarañá, Reconquista, Avellaneda, Rafaela, Recreo)
Jorge Torelli, gerente de Mattievich, brindó un panorama de la industria frigorífica: “El escenario de precios en el corto plazo va a ser similar al actual, con oferta retraída y demanda firme. Puede haber oscilaciones importantes, con influencia también del fenómeno climático de lluvias, que genera retracción de la oferta porque no se puede sacar hacienda de los campos y se atrasan los engordes. Del otro lado del mostrador, hay presiones por el poder adquisitivo ante la suba de tarifas y la incógnita de hasta dónde se convalidarán eventuales aumentos de los valores”, dijo el directivo.
Por otra parte, señaló que “las perspectivas para la industria son buenas, en tanto se tomaron medidas que veníamos reclamando hace tiempo. Aunque lamentablemente, la esperada recuperación ganadera va a tardar, porque el rodeo está muy afectado por la caída del stock de años pasados”.
Otro factor que influye es la muy buena expectativa de los productores y la consecuente retención de vientres en los campos, favorable en el medio y largo plazo, pero que afecta negativamente en la coyuntura.
“Están faltando novillos pesados y tener la cantidad de novillos del pasado llevará un plazo de entre 2 y 3 años”, dijo Torelli y precisó que “aunque hoy la industria frigorífica sigue padeciendo la escasez de hacienda, se avizora un mejor futuro que seguramente llevará a utilizar al máximo la capacidad instalada de las plantas que están operando, con respecto a las que habían cerrado, esa recuperación probablemente se demore algo más”.

Industria siderúrgica (Villa Constitución, Rosario)
La multinacional Arcelor MIttal-Acindar tuvo parada por completo la acería de Villa Constitución desde el 13 al 31 de marzo. Y extendió entre sus empleados el rumor de que piensa cerrar la planta que posee en Rosario.
Silvio Acosta, uno de los delegados de UOM en la fábrica, reveló: “Hoy se está trabajando con uno solo de los dos hornos, la mitad de la producción. De las 130 mil toneladas mensuales normales, estamos haciendo 60 mil. Y la última vez que estuvimos en estos niveles de producción fue en 2001. El tren de barras de calidad especial, conocido como SBQ, ya nos adelantaron que se mantendrá con tres turnos (al 75%) para el resto del año. Se hacían 7 mil toneladas de exportación y estamos en mil. En el Tren 2 bajó de 37 a 17 mil toneladas”.
Desde la empresa se informó a los empleados que hay 1.300 obras públicas cuyos permisos paralizó el gobierno nacional.
“Nos dicen que desde Nación están investigando si había o no que hacer esas obras, supuestamente. Y mientras eso pasa, frenaron todo. Encima el mercado interno de acero está muy frenado. En la construcción, el Procrear traccionaba bastante para la provisión de acero DN. Hoy eso también está parado”, detalló Acosta.
El delegado de los trabajadores de la empresas siderúrgica de Villa Constitución Acindar dijo además que “en la planta de Rosario, se hacen ángulos y perfiles que se usan para tinglados. Pero en esta situación, el que tiene que hacer un galpón, en lugar de meter esa plata a la producción, la pone en un plazo fijo que le rinde más. Por eso estamos intentando sacar la discusión del ámbito de la fábrica, que debatan esta situación los concejos deliberantes, los legisladores, para lograr respaldo social a la propuesta de que defender a la industria y el empleo”.
La época de las multisectoriales parece volver a las ciudades del interior de la provincia.

Fuente: La Capital