santafe
Viernes 10 de Julio de 2015

El Poder Judicial se queda sin el control de los arrestos domiciliarios

La Oficinas de Medidas Alternativas Sustitutivas, oficina que monitorea a los imputados bajo prisión morigerada, dejará de operar el 31 de julio por falta de presupuesto.

La Oficinas de Medidas Alternativas Sustitutivas, la cual controla las medidas alternativas sustitutivas de prisión del viejo y del nuevo sistema penal, es decir arrestos domiciliarios o prohibiciones de acercamiento, dejará de funcionar el 31 de julio en Santa Fe.
Según las consultas realizadas por Diario La Capital, el expediente con el pedido de presupuesto que cursó la Corte para absorber el servicio deambula hace meses por los despachos del Ministerio de Justicia. Hay 149 personas imputadas con prisión morigerada que son monitoreadas por la dependencia, pero ya se advirtió a defensores públicos, abogados, jueces y fiscales del nuevo sistema, así como a los juzgados de Sentencia del sistema conclusional, que no podrán utilizar más a esa herramienta de control.
Al respecto, el ministro de Justicia de Santa Fe, Juan Lewis, dijo que el cierre de la Omas se debe a la falta de planificación de los cargos, además de considerar "fallida la experiencia", pero aclaró que no se dejará de realizar esa actividad que llevará adelante la policía.
En declaraciones al programa "Todos en La Ocho", explicó que la Omas no depende del Poder Ejecutivo sino del Poder Judicial, "fue parte de una experiencia piloto que se llevó adelante en convenio con una ONG".
"Sucedió que pocos días antes de culminar el acuerdo, advierten que no tenían forma de retener a estas personas haciendo ese trabajo, entonces nos pidieron cargos para estas tres personas, les respondimos que por ley los cargos de la Justicia deben pedirse cuando se arma el presupuesto, y también les sugerimos que pueden refuncionalizar muchos de estos cargos, que con motivo de la puesta en marcha del sistema procesal penal, quedan vacíos de funciones, como el cargo de secretario penal, que es mu importante y tiene un presupuesto alto", detalló.
Lewis dijo que tiene "una mirada crítica de cómo venía trabajando esta oficina, puesto en los títulos parece que no habrá más controles, eso no es real, ya que los hace la policía. Con esta experiencia lo que se intentó es otra forma de hacer estos controles, una manera más acomodada a lo que requiere el nuevo sistema, pero esto no se va a lograr con un abordaje burocratizado como el que se propone a nuestro entender", dijo.
"Lo que sucede es que la experiencia fue fallida por la forma en que está encarada y por la falta de previsión en los cargos", aseguró.

Fuente: La Capital
 Respecto a si la pulsera podría ser una opción, dijo que el Ministerio de Seguridad trabaja en conjunto con la secretaría de Tecnología para la Gestión y con el Polo Tecnológico para el desarrollo de estos implementos, "Estamos en la última fase de estudio de este mecanismo", aunque aclaró que nada tiene que ver con el conflicto por las Omas.
 Por último habló de la precariedad de la dependencia policial de Garay y Lima que los mismos efectivos denominan "panchera" y aunque no está claro el episodio, anoche habría sido atacada. El funcionario apuntó que existe un plan del Ministerio de Seguridad que determina una importante suma de dinero para rediseñar comisarías y construir espacios de detención al interior de las seccionales, creo que es una tarea que lleva tiempo pero lentamente va cambiando".