santafe
Miércoles 25 de Mayo de 2016

El radicalismo se opone a las Paso optativas que impulsa el gobierno

Corral mantuvo un encuentro en la Casa de Gobierno con el secretario de Asuntos Políticos para transmitir la opinión de la UCR

El secretario de Asuntos Políticos e Institucionales, Adrián Pérez, encargado de la elaboración del proyecto de ley de reforma electoral, afirmó que se analiza enviar al Congreso la modificación de la ley de Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso), para que pasen a ser optativas pero, a última hora de de este martes, el radicalismo le planteó al gobierno su oposición. 
 
Así quedó reflejado en la reunión que el jefe del radicalismo, José Corral, mantuvo en la Casa de Gobierno con Pérez, a quien llevó la opinión del radicalismo respecto al proyecto de reforma electoral. “No tendríamos que modificar la ley de las Paso”, transmitió un importante dirigente de la UCR, mientras que otro operador político del partido explicó que “técnicamente es imposible avanzar en una reforma de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias porque se necesita de mayoría especial en el Parlamento”.
 
Desde el macrismo avanzaron en los últimos días en la posibilidad de pasar a un sistema de elección optativo de candidatos bajo el argumento de que “no se puede obligar a la gente a votar hasta cuatro veces por año, estas son las únicas Paso obligatorias en el mundo. Está la posibilidad de hacer una modificación en las Paso”. 
LEER MÁS: En la interna radical ya se discute qué va a hacer la UCR en 2017
 
“Puede ser que la «o» en vez de obligatorias sea optativas”, afirmó el funcionario del Ministerio del Interior. De esta manera, Pérez admitió la posibilidad de modificar las Paso, creadas por ley en 2009. “Estamos hablando. La verdad es que nada lo estamos trabajando en términos de imposición, sino de acuerdo”, dijo Pérez, consultado sobre la postura del radicalismo, que la semana pasada celebró un encuentro de dirigentes en la sede del comité nacional de la UCR, donde el partido manifestó su oposición a cambiar la ley de las primarias. Pérez dijo que “dentro de cada partido suele haber distintas visiones” y que sí están trabajando sobre “la idea de que en las Paso uno pueda votar únicamente en un solo partido o frente” y que las diferentes categorías –fórmula presidencial, diputados y senadores– no permitan, como ahora, elegir distintas agrupaciones. 
 
Con relación a la posibilidad de que dos precandidatos presidenciales que compiten por la candidatura de un frente electoral puedan conformar una fórmula tras las Paso, Pérez señaló que “no se ha planteado esa posibilidad hasta el momento”, aunque admitió que “puede ser que en el marco de la modificación de las Paso alguien lo plantee”. 
 
El lunes pasado, la diputada radical Carla Carrizo, una de las encargadas de la UCR en trabajar en la reforma política, afirmó que la posibilidad de que las Paso dejen de ser obligatorias los tomó por “sorpresa” y les causó “preocupación” en el partido.
 
“Esto nos sorprendió a todos, porque la idea era ratificar el aprendizaje de 2009”, dijo la diputada, en alusión al año en que se crearon las primarias, con la aprobación de la ley electoral 26.571. Carrizo señaló que “la mayoría de los mecanismos de internas abiertas, cuando no eran obligatorias, no funcionaron” y que “es justamente bueno que los electores estén obligados (a votar), porque eso hace que sean generales, intervienen más en la decisión”. 
 
Pérez, al respecto, afirmó este martes que las Paso “no son una elección general, sino una definición interna de las candidaturas por parte de los partidos” y sostuvo que “está bien que la gente participe, pero hay una demanda de ciudadanos y gobernadores de que debiera ser optativo y no una instancia obligatoria”. “Si bien no está integrado a la reforma, es un punto que sí lo hemos puesto en el debate y con el cual estamos trabajando con el resto de las fuerzas políticas”, dijo Pérez. 
 

Última ronda 
El funcionario nacional afirmó que están realizando “la última ronda de consultas en estos días para luego presentar el proyecto, porque un proyecto de reforma electoral requiere de una mayoría calificada en el Congreso y, por lo tanto, necesita un nivel de acuerdo importante”.

Ratificó que se va a cambiar “el sistema de votación, de la boleta de papel por partidos a la Boleta Única Electrónica (BUE), similar a lo que ha sucedido en la ciudad de Buenos Aires, lo que permite agilizar el proceso electoral”. 
 
“También terminamos con las nóminas colectoras, que constituyen siempre una forma distorsiva de competencia en todos lados, porque un candidato puede ir colgado de distintos tipos de lista. Eso lo eliminamos, al igual que las candidaturas múltiples: que un candidato se presente a un cargo nacional y provincial en el mismo momento”, dijo Pérez.