santafe
Viernes 01 de Enero de 2016

El río se muestra imprevisible para las autoridades de la costa

La creciente del Paraná deja su marca particular en cada departamento. Respiro en el norte por la baja del río San Jerónimo

Los pronósticos oficiales son la referencia de cada localidad, pero el escenario es incierto y cambiante día tras día.
En el norte de la provincia, Reconquista siente un respiro luego de días intensos de creciente. Después de mucho tiempo, el río San Jerónimo descendió ayer 10 centímetros y se ubicaba en 6,17 metros. De esta forma, se convierte en una tregua para Defensa Civil y el municipio que continúan trabajando en las defensas. Las estimaciones indican que el agua se ubique sobre fines de enero en siete metros. Los tareas se concentran en terminar de cerrar el anillo defensivo en 6,50 metros. Además, la Municipalidad planea solicitar autorización al Estado provincial para elevar la cota a 7,20 y así garantizar el sistema defensivo sobre Puerto Reconquista. Hasta el viernes, 156 personas permanecían evacuadas, 35 familias de Puerto Reconquista y dos familias de La Cortada.

En San Javier el río continuó creciendo y se ubicó ayer en 8,75 metros; cuatro centímetros más que el jueves pasado. Allí se muestran sorprendidos por el accionar del río ya que no existen registros sobre el comportamiento que está teniendo la cuenca al norte y al sur. Igualmente, desde la ciudad se muestran esperanzados luego de conocer la noticia de que en Reconquista el río mostró una bajante y consideran que el río puede detener su crecida en un par de días. Igualmente, se muestran preocupados porque los pronósticos se van cumpliendo y advierten que esperaban una altura menor para esta época del año.
Más abajo, en el departamento Garay, Helvecia se mantiene atenta a los cambios que presenta el río y expresa su preocupación. La comuna trabaja en consolidar el anillo defensivo del pueblo ante la amenaza de un río que se torna inestable. A pesar de que los registros en el norte son alentadores, en Helvecia el río marcaba ayer seis centímetros más respecto al jueves pasado. Desde hace días, el nivel del agua se ubica por encima del pueblo y provoca algunas filtraciones. La comuna se mantiene alerta y se ocupa de algunos puntos vulnerables sobre la ruta 1.

Reconquista
En diálogo con Diario UNO, el intendente Amadeo Vallejos se mostró aliviado por el descenso del río San Jerónimo. “Bajó 10 centímetros, está en 6,17 metros, esto nos da un respiro” dijo el intendente. Sobre las predicciones consideró: “No son buenas, ya que a fines de enero podemos tener una altura cercana a los 7 metros en Puerto Reconquista”. Sin embargo, esperan que por el término de siete u ocho días el nivel de agua se mantenga y la ciudad pueda avanzar en la consolidación de las defensas. 
En este sentido, el objetivo de la Municipalidad es llevar el anillo defensivo a 7,20 metros. “Mañana (por hoy) podríamos terminar de cerrar el anillo en la cota 6,50 metros. Igualmente, vamos a solicitar autorización nuevamente a la provincia para elevar la cota a 7,20 metros para tener mayor seguridad y no evacuar la totalidad de Puerto Reconquista”, manifestó Vallejos. En la ciudad continuaban evacuadas 35 familias que encuentran refugio en cuatro centros que dispuso el municipio.

San Javier
En diálogo con el matutino, el intendente de San Javier consideró: “Esperábamos una altura mucho menor”. Mario Migno contó que el río procede de manera extraña e indicó: “El problema es que desconocemos el comportamiento aguas arriba y aguas abajo”. Más allá de la masa de agua que avanza sobre la zona, el intendente coloca atención en las posibles lluvias. “Todo lo que llueva lo tenemos que sacar mediante bombas. Estamos encerrados entre el río San Javier y la Ruta 1”, dijo.

Helvecia
El presidente comunal, Luciano Bertossi señaló: “Hoy creció seis centímetros, no lo esperábamos. El río es muy imprevisible”. 
Bertossi sigue con atención algunos puntos vulnerables que se producen sobre la ruta 1 y señaló que “Vialidad estuvo trabajando intensamente, pero sigue habiendo lugares con problemas”
Por el momento, el pueblo no tiene evacuados, pero 25 familias se quedaron aisladas por la crecida y son asistidas por la comuna.