santafe
Miércoles 13 de Enero de 2016

El último rehén de los prófugos hizo un pedido muy especial

Se trata de Martín Franco, el operario del molino arrocero que encontró a los dos prófugos cerca de Cayastá.  Aseguró que él podría ser el dueño de la recompensa, por la ayuda brindada, pero hizo un pedido de ayuda para su mujer. ¿Qué es lo que quiere?

Martín Franco es operario del molino arrocero Spalletti, ubicado en la ciudad de Cayastá y lugar en donde fueron recapturados Cristian Lanatta y Víctor Schillaci. 
El molino arrocero en donde fueron capturados los dos prófugos, en la ciudad de Cayastá. (Juan M. Baialardo)
 
Él le pidió a la policía que se de una vuelta por el lugar luego de decirles que se dirigía a su trabajo solo por prevención y por pedido de su patrón, quien estaba de vacaciones, para estar seguro por que aún los prófugos no habían sido atrapados.
Al llegar al establecimiento fue tomado de rehén por los dos prófugos –Martín Lanatta, el tercero, ya había sido arrestado el sábado a unos metros del lugar-, pero minutos más tarde personal de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) de la policía de Santa Fe, los detuvo.
Hoy, luego de pasar el mal momento y de conocerse la noticia de que se analiza a quién se le dará la recompensa, en diálogo con LT10 expresó que: “yo creo que por lo que hice me correspondería recibirla pero a mí me interesaría más que le den un puesto de trabajo a mi señora. Ella es docente pero generalmente hace reemplazos en escuelas rurales. También suele trabajar como ecónoma o portera y en las ruinas de Santa Fe la vieja”.
La mujer de Franco fue quien dio en un primer momento los detalles de cómo se produjo la detención de Cristian Lanatta y Víctor Schillaci después de que tengan a su marido de rehén.
 
Franco dijo además que “si algo de ese dinero sería para mí, una parte  me gustaría donarlo a la Iglesia Natividad de la virgen para restaurarla”.