santafe
Lunes 18 de Abril de 2016

Emergencia hídrica y situación del país, los ruegos para San Expedito

Como cada 19 de abril, los fieles del santo de las causas justas y urgentes se acercarán a la parroquia de 4 de Enero al 2400. Abrirá a las 7 y celebrará misas cada dos horas. La peregrinación será a las 17, pero si llueve será suspendida

La devoción por San Expedito en la ciudad comenzó a crecer cuando en 2002 se entronizó la imagen del santo en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús, ubicada en calle 4 de Enero 2452. Conocido como el patrono de las causas justas y urgentes, lleva en su mano derecha una cruz con la inscripción latina “Hodie”, que significa hoy, y expresa su voluntad de no retardar su conversión al cristianismo. De allí que los fieles recurren a él por la prontitud con la que recibe los ruegos de quienes solicitan su intercesión. 
Se ubicó el 19 de abril como el día de su muerte y es por eso que se eligió esta fecha para su celebración y veneración. La parroquia ubicada en el centro de la ciudad reúne a los fieles que llegan desde distintos barrios pero también desde otras localidades. Guiados por la fe se acercan para agradecer pero también para pedir o cumplir una promesa tras el cumplimiento de una petición. Este año será especial porque dos temas estarán en la lista de los ruegos: la emergencia hídrica que atraviesa la ciudad y la región, con grandes lluvias y ríos crecidos; y la situación económica y política del país tras el cambio de gobierno a fines de 2015. 

Principales pedidos
Año a año se espera que más gente concurra al templo, aunque hoy tal vez el número descienda un poco en el caso de continuar las lluvias. Las puertas se abrirán a las 7 y se cerrarán pasadas las 22, luego de la última misa prevista para las 21. De todas maneras y a pesar de que la fecha es el 19, desde hace algunos días las visitas son incesantes, según confirmó a este matutino el padre Ricardo Colombo, párroco de la iglesia Sagrado Corazón de Jesús. 
“Ya se nota la concurrencia y devoción al santo, cada año al acercarse la fecha comienza la masividad de los fieles. Incluso el último domingo, a pesar de que el día no estaba radiante hubo mucha gente que pasó por la tarde con la intención de tocar a San Expedito, y hoy (por ayer) también se vio a mucha gente que peregrinó hasta el templo”, comentó el sacerdote.
Ante la consulta sobre el ánimo de los fieles y lo que expresan en el diálogo con ellos, el cura manifestó: “Se suman dos condiciones, la situación política y económica del país, con los aumentos, los sueldos e ingresos no alcanzan, sumado a las condiciones climáticas que hacen que en un contexto de agricultura y ganadería que tenemos en nuestra zona le aporta otro tema más y por lo tanto la gente está sumamente preocupada, piensa en el mañana, ven un futuro un poco incierto”.
Vale recordar que San Expedito es el santo de las causas justas y urgente por eso y ante este panorama, la gente acude a él buscando respuestas guiados por la fe. “En las homilías haremos hincapié en esto, rezaremos pidiendo lógicamente por el país, para que Dios y San Expedito ayuden y guíen a los gobernantes, pero sobre todo para que mejoren las condiciones climáticas y nuestros hermanos salgan de esta situación de incertidumbre y miedo en la que están, rodeados por el agua”, agregó más adelante Colombo.

Otro tema preocupante
La misa central está a cargo de José María Arancedo, quien seguramente también hará referencia a estos dos temas que hoy preocupan a los santafesinos, pero también hará una reflexión sobre la inseguridad y la violencia en la que está envuelta la ciudad, como lo viene haciendo año tras año. “No sabemos hacia dónde irá dirigido su mensaje, pero en los últimos tiempos hizo hincapié en la situación que atraviesa no solo Santa Fe sino todo el país. También se refiere al flagelo de la droga, a la preocupación que despierta porque nadie hace nada. Pero seguramente se referirá a la situación que vive el país y sobre todo lo que tiene que ver con la emergencia hídrica en la ciudad y la región”, dijo el sacerdote. 
De todas maneras el padre Colombo se mostró expectante en cuanto a la concurrencia al templo de los devotos de San Expedito. “Rogamos que pare un poco de llover para que todos los que quieran se puedan acercar. La gente viene igual a pesar del mal tiempo, pero en muchos barrios no pueden salir y se hace muy difícil. Lo mismo sucede con las personas mayores o enfermas, se les dificulta llegar, pero por todos ellos pediremos en cada una de las misas”, finalizó el cura.

La historia del santo que gana adeptos día a día
San Expedito era un militar romano que vivió a principios del siglo IV y llegó a ser comandante de una legión romana, en la época del emperador Dioclesiano. Según la leyenda popular, su conversión se produce luego de una batalla, conmovido por la actitud de los cristianos al enfrentar la muerte. Cuenta la tradición que entonces se le apareció un cuervo que le gritaba: “Cras, cras” que en latín significa “Mañana, mañana”, pero San Expedito, pisoteando al ave, gritó: “¡Hoy! ¡Nada de postergaciones!”, por lo que se lo considera patrono de las causas urgentes. 
Ya como cristiano, se dedicó a proteger a los mártires que eran devorados por los leones en el circo, lo que le valió el arresto y el interrogatorio. En 303, junto a otros soldados conversos, San Expedito murió mártir en la persecución de Diocleciano. Si bien no se conoce ni la fecha ni la zona exacta de su muerte, se la ubica el 19 de abril en lo que hoy es Armenia. En la ciudad de Santa Fe, la Fiesta es cada vez más concurrida.

Horarios
El el templo abrirá sus puertas a las 7 y se cerrará a las 22. La primera misa será a las 8 y será oficiada por el padre Ricardo Colombo; a las 10 se realizará la segunda misa; a las 12.15 será la siguiente; a las 15 habrá otra y a las 17 tendrá lugar la misa central en el ingreso al Patio Catedral, con la previa procesión por las calles del barrio y presidida por el arzobispo de Santa Fe, José María Arancedo.  En tanto, las últimas dos últimas misas están previstas para las 19 y las 21. En caso de mal tiempo, la procesión se suspende y la celebración de la misa se hará en la parroquia. Las misas serán celebradas por distintos sacerdotes de la ciudad.