santafe
Domingo 17 de Abril de 2016

Empiezan a definir la declaración de emergencia

Este lunes se reunirá la comisión técnica para definir los pasos a seguir. Una posibilidad es prorrogar la emergencia existente; otra es redactar un nuevo decreto. La mayoría de las actividades productivas primarias tienen complicaciones.

Este lunes se realizará la reunión técnica de la Comisión de Emergencia Agropecuaria para determinar de qué manera se va a recomendar al gobernador la declaración de situación de emergencia y/o desastre a partir de la crisis hídrica que se vive en gran parte de la provincia. Hasta el momento se analizan básicamente dos posibilidades: una es prorrogar el actual decreto –que ya fue homologado en su momento por Nación– y sumarle las nuevas áreas afectadas. La otra posibilidad es hacer una nueva redacción a la que luego debería adherir el Gobierno central.
Luego del encuentro de la Comisión de Emergencia que se hizo el jueves pasado, los diferentes actores que participaron brindaron todo tipo de argumentos para la declaración de la situación de desastre. El propio ministro de la Producción, Luis Contigiani, sostuvo: “Este es un evento Niño que los especialistas que estudian esto coinciden que es muy parecido al del año 82, 83, y al de 1997/98 con una diferencia positiva y otra negativa. La positiva es que en los últimos años se avanzó muchísimo en la provincia de Santa Fe en materia de defensas e infraestructura que permitió que haya mucho menos daño. En el 82 hubo 270 mil evacuados, en esta en el período más crítico, en diciembre y enero, en los picos muy altos de los ríos, no se pasó de los 400 a 500 evacuados, y en el global no se llegó a cifras mayores”.
“La parte negativa –agregó–, a comparación de aquellos años es que se da sobre suelos muy cargados, todo este exceso se da sobre capas freáticas que no absorben, y esto lo estamos viendo en los campos y en los picos de altura de ríos, arroyos y lagunas”.

Estimación de pérdidas
Luego el funcionario provincial sostuvo: “En lechería, con la prudencia del caso porque no hay un balance exacto, hay pérdidas por tener que tirar la leche porque no se puede llegar a los campos a recogerla, hay caída del 50% de producción. En agricultura en la zona sojera, hay una situación de stand by, con la preocupación de cada hora, y cada día que pasa puede complicar el 85% sin recolectar. Algunos hablan de un millón de toneladas menos, bueno puede ser, vamos a ver, lo cierto es que algún impacto negativo vamos a tener”.
La descripción del funcionario continuó con el arroz, que también viene con rentabilidad negativa y los productores de la costa vienen complicados. La emergencia hídrica no permitió terminar la cosecha y quedó un 10% del área sin levantar.

La asistencia
“Tomamos la decisión de asistir a los productores arroceros a través de un fondo rotativo de 20 millones de pesos. También se está avanzando en una ayuda para la cuenca cañera. En referencia a la lechería se está renegando contra la burocracia y algunas indefiniciones del gobierno nacional para que permitan destrabar una línea financiera de 300 millones para el sector lácteo, con tasa subsidiada. Lo que pedimos ayer enfáticamente al gobierno nacional fue que por favor transfiera más rápido y en forma inmediata los 50 centavos por litro de leche a cada productor. Habrá que agregar algo más porque se viene el invierno y habrá que trabajar en tema pasturas para el sector tambero”, concluyó el ministro.