santafe
Jueves 02 de Julio de 2015

En el corralón municipal hay cerca de 1.500 motos retenidas en lo que va del año

El municipio y la Policía realizan operativos por la seguridad vial y pública. El año pasado fueron secuestrados 14.598 rodados; en cinco meses de 2015 ya son casi 6.000. 

Por la seguridad vial y pública, desde diciembre de 2013, el municipio y la Policía de la provincia llevan a cabo operativos de control en distintos puntos de la ciudad, ya no solo en las avenidas principales sino también en el interior de los barrios. Hoy en el depósito de autos retenidos hay cerca de 1.449 vehículos, de los cuales habrá unos 20 autos, el resto son motos. Son diarias las inspecciones en la calle y el número fue creciendo con el correr de los meses. El año pasado se secuestraron 14.598 motos y se estima que en el 2015 el número será similar o superior. 
Según manifestó el secretario de Control del municipio santafesino, Ramiro Dall’Aglio hasta mayo fueron trasladadas más de 5.800 motos porque aún no fueron contabilizadas las que se sustrajeron durante el mes pasado. “En 2013 fueron 7.500 motos retenidas y ese número se duplicó al año siguiente porque en diciembre el intendente José Corral dispuso dejar de hacer los controles solo con la lógica de la seguridad vial y colaborar y hacerlos en conjunto con la Policía en lo que respecta a la seguridad pública. Es por eso que los operativos se trasladaron dentro de los barrios porque la policía decía que los conocidos motochorros o los arrebatos se producían por sujetos que se trasladaban en estos vehículos”, explicó.
Es por eso que se cambió la metodología y en vez de hacerlos en lugares claves como Gorriti y Aristóbulo del Valle o General Paz y French y con la lógica de la seguridad vial, se eligieron puntos intermedios y se introdujeron en los barrios como Coronel Dorrego o Centenario, El Pozo, Yapeyú, Barranquitas, entre otros y de esta manera se duplicaron las retenciones. 
Las razones 
Antes, la principal razón tenía que ver con la falta de casco, hoy lo que creció mucho después de hacer los operativos en los barrios fue la cantidad de motos secuestradas sin patente lo que representó el 40 por ciento en 2014. “Fueron unas 6.035 por este motivo, pero no es el principal ya que la falta de licencia alcanzó los 8.803 casos; circular sin documentación, 6.939; luego le sigue la falta de patente, y por último, el transitar sin casco que fueron 2.444. Antes, este último era el principal motivo, pero cuando se hicieron los controles solo referidos a la seguridad vial”, dijo más adelante Dall’Aglio. 
Es decir que si antes una persona circulaba con patente y casco no la detenían, pero cuando empezaron a trabajar también desde la seguridad pública se solicitaron todos los papeles y por eso se incrementaron las otras razones.
Dentro de esta documentación se solicita el carné de conducir y la tarjeta verde o azul, que permite acreditar la propiedad de la unidad. Para poder retirarla se debe llevar la documentación correspondiente y pagar la multa. “Tendrá que llevar el DNI, la tarjeta verde, azul o rosada si es moto, y abonar la sanción. Al monto lo fija el Tribunal de Faltas y varía según la infracción y la reincidencia”, explicó el secretario de Control municipal.
Doble beneficio
El funcionario contó más adelante que el año pasado 201 motos fueron devueltas al área de Sustracción de Automotores de la Policía para que sean entregadas a sus propietarios. En lo que va de 2015, fueron 46 los rodados que tenían pedido de secuestro. “Un porcentaje importante de las motos a partir de los tres meses de la retención que no fueron retiradas se compactan y se da de baja la patente en el Registro Nacional de Patente Automotor. Es decir, se saca de circulación y se da como chatarra a la empresa que viene a compactar”, manifestó más adelante.
Por último, Dall’Aglio dijo: “Los resultados son positivos y sobre todo porque redunda en un doble beneficio ya que se actúa desde la prevención y además por una mayor seguridad en la ciudad. El 67 por ciento de los accidentes que se producen tienen como protagonistas a una moto, y además es un vehículo muy utilizado para la comisión de ilícitos, es por eso que los resultados arrojan un doble beneficio”.
Colmada su capacidad
Hace seis años comenzó a funcionar el nuevo depósito para vehículos retenidos que construyó el municipio en avenida Presidente Perón 3575, lugar donde funciona Espacios Verdes e Higiene y Limpieza, entre otras dependencias municipales. Desde entonces, todos los vehículos que son retenidos en la vía pública son llevados a ese edificio. Antes eran guardados en el ex-Mercado Progreso y también el ex-Mercado Norte. Como se recordará, por decisión en la gestión de Mario Barletta, ambos edificios fueron recuperados.
En ese marco, el nuevo depósito de avenida Perón concentra en sus 2.000 metros cuadrados, las dependencias necesarias para que el vecino resuelva, en un solo lugar físico, todos los trámites pertinentes para retirar el vehículo retenido. El corralón, puede albergar aproximadamente 2.000 motos y entre 250 y 270 automóviles. La estructura es de columnas metálicas y su cubierta de chapa galvanizada sobre estructura metálica a la vista.