santafe
Sábado 07 de Marzo de 2015

En los últimos 5 años, hubo un femicidio cada 17 días

Son datos sobre Santa Fe de la ONG La Casa del Encuentro. El promedio nacional es  un crimen cada 30 horas. En 2014, fueron 277 las muertes;13 de ellas, en la provincia.

La violencia machista se cobró, en promedio en los últimos cinco años, una vida cada 17 días en la provincia de Santa Fe. En 2014, por primera vez desde que se realizan los relevamientos de la ONG
porteña La Casa del Encuentro, la provincia dejó de ocupar el segundo lugar con más femicidios del país. En el marco de la celebración del Día de la Mujer, un repaso por las cifras de la violencia machista. En Santa Fe se registraron 106 femicidios entre 2010 y 2014 y la gran mayoría de ellos tuvo como autores –condenados, imputados y/o sospechados– a parejas o exparejas de las víctimas. Cabe
destacar que la ONG toma como fuente las noticias publicadas por los medios de comunicación de cada una de las provincias y aquellos con llegada nacional, ya que no existen datos oficiales sobre
el impacto de la máxima expresión de la violencia de género.

Respecto a las cifras del último año, la entidad registró 13 femicidios. El número se ubica por encima del relevamiento que dio a conocer el equipo de la concejala rosarina Norma López (FPV) a principios
de este año que marcaba que hubo 10 crímenes machistas. Sin embargo, sigue estando por debajo del promedio de años anteriores ya que en 2010 hubo 16; en 2011, 23; en 2012, 26; y en 2013, 28.
Según el relevamiento nacional las armas que más se utilizaron en los crímenes fueron armas de fuego (26 por ciento); armas blancas (24 por ciento); golpes (19 por ciento). Además; nueve mujeres fueron quemadas. 

El lugar del Estado
“Desde el 2008 sostenemos este informe porque la violencia de género es un problema indispensable en la agenda de los derechos humanos, sin banderías políticas, porque o lo enfrentamos en conjunto o se seguirá llevando vidas”, dijo Fabiana Tuñez, titular de la ONG, durante la presentación del informe.
En la sede porteña de La Casa del Encuentro –donde además se insistió en  un anteproyecto de ley para quitar la patria potestad a los femicidas– se reunieron más de un centenar de periodistas, funcionarias de organismos nacionales, referentes de organizaciones sociales, patidos políticos, sindicatos y universidades, además de familiares de las víctimas.

Las estadísticas del 2014 aportaron también que hubo 29 femicidios vinculados de hombres y niños, tipología que identifica el fallecimiento de varones que fueron asesinados al quedar en la “línea de fuego” del femicida o fueron ultimados para “castigar” o generar un daño a las mujeres. Como cada año, se repite el dato de que las parejas o exparejas son los principales responsables de los crímenes
y que la mayoría de los hechos (un 52 por ciento) ocurrió en las viviendas, convirtiendo “un lugar que debería ser de protección para ellas, en el espacio donde son asesinadas”, señaló Ada Rico, presidenta del Observatorio de Femicidios Adriana Marisel Zambrano. Uno de los datos que debe ser tomado por el Estado como prioritario es que de las 277 asesinadas, 39 tenían denuncias
previas y cuatro poseían órdenes de exclusión del violento, siendo las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Salta las que encabezan la estadística trágica.

“Salta es una provincia donde se declaró la emergencia por violencia de género, pero si esa decisión política no se acompaña con presupuesto, programas de contención y refugios, de nada sirve. Por algo son 21 los femicidios allí, misma cantidad que en Córdoba, que tiene una densidad demográfica mayor”, analizó Fabiana Tuñez.

Las otras víctimas
Otro de los datos que se relevan en el trabajo está vinculado a quienes quedan muy afectados por esos crímenes: los hijos. Los femicidios de 2014 dejaron a 330 personas sin madre, de las cuales 200 son menores de 18 años. 

“Si bien los datos son dolorosos, tenemos que reconocer los avances en el tratamiento de la violencia, porque mucho hemos logrado desde que Carlos Monzón mató a Alicia Muñiz en la década del 80. Tenemos leyes, dispositivos, la temática visibilizada en medios de prensa y agendas públicas, pero aún nos falta”, señaló la titular de la ONG.

Por su parte, Rico contó como dato a analizar que durante julio del año pasado, mes en que se jugó el Mundial de Fútbol, bajaron mucho los femicidios. “No sabemos si porque realmente no ocurrieron o porque la prensa nos los cubrió”, indicó. Eso es importante ya que el informe, que lo realiza un equipo
de más de 10 profesionales voluntarias, se confecciona en base a las notas publicadas en 120 medios de todo el país. El pedido de las familias Historias de impacto mediático fueron parte del reclamo mientras se presentaron las estadísticas. También, los nombres de Rosana Galliano y Marisel Zambrano, ambas víctimas de femicidas condenados –José Arce y Juan Zerda, respectivamente– tuvieron protagonismo durante el acto, ya que los hijos de esas mujeres viven con sus padres o son
obligados a visitarlos. Por eso, la organización insistirá este año ante el Congreso Nacional para que
debatan su anteproyecto de ley que propone que el hombre que fuera condenado por el femicidio de la madre de sus hijos, según el artículo 80, inciso 11 del Código Penal, quede “automáticamente privado de todos los derechos que conlleva la patria potestad, sin necesidad de trámite judicial”.

María Alejandra Lauría, abogada de La Casa del Encuentro, brindó detalles de la iniciativa y explicó que “no se trata de una condena accesoria para el victimario, se trata de una medida de protección
civil para los niños y las niñas. No es en contra de nadie, es a favor de quienes están desprotegidos ante el femicidio de sus madres”.

Los derechos de la niñez están contemplados en la iniciativa de La Casa del Encuentro que solicita se garantice que los chicos reciban alimento de sus padres, que tengan tutela donde se priorice a la familia ampliada materna, que cuenten con asistencia legal especializada y de equipos interdisciplinarios. 

“La violencia de género no es un tema de mujeres, no es un tema políticamente correcto, es un tema de toda la sociedad, porque si no terminamos con esta situación, si no frenamos los femicidios, jamás alcanzaremos una verdadera igualdad”, enfatizó Tuñez.

La Casa del Encuentro es una asociación civil que cuenta con un centro de orientación y asistencia a víctimas de violencia y trata; ofrece espacios grupales de contención y fortalecimiento para quienes viven situaciones de violencia y para sus familiares y amistades.