santafe
Martes 21 de Abril de 2015

Está por vencer el subsidio al gas y piden renovarlo

Desde la defensoría del pueblo. El organismo informó que se deberá actualizar la declaración jurada necesaria para poder formar parte del Registro de Exceptuados que habilitó Enargás.

En mayo del año pasado, debido a la quita de subsidios y la aplicación de nuevos cuadros tarifarios en el servicio de gas, muchos usuarios residenciales manifestaron problemas para pagar por los elevados costos. Por este motivo, a través de la Resolución Nº I/2.905 del Ente Nacional de Regulación del Gas, el Gobierno instrumentó un mecanismo de renovación anual que permite que se pueda pagar el gas con la tarifa subsidiada.
Para ello, los usuarios deben concurrir a la distribuidora o cooperativa de gas local, y pedir un formulario, con carácter de declaración jurada, que les permitirá ingresar al Registro de Exceptuados a la Política de Redireccionamiento de Subsidios. Otra de las formas de acceder a este formulario, es dirigirse a la Defensoría del Pueblo, y realizar el trámite directamente en esa oficina.
En diálogo con Diario UNO, Liliana Campomanes, directora de Gestión e Instrucción de la Defensoría del Pueblo de Santa Fe instó a los usuarios que el año pasado firmaron la solicitud para el ingreso al registro, a volver a la sede, y renovar el formulario porque esa solicitud tenía validez por un año. “Necesitamos que aquellas personas que continúen en esta situación especial por la cual ingresaron al registro, regresen con la documentación pertinente a su situación particular (cobra un haber mínimo, es beneficiario de la asignación universal, entre otros), con una factura de servicio y el Documento Nacional de Identidad”, sostuvo.
Campomanes hizo hincapié en que todos los usuarios que se encuentren en una situación especial pueden solicitarlo, y aclaró que también pueden ingresar a este registro las instituciones escolares, o las asociaciones civiles que brindan un servicio social.
Como el ingreso en dicho listado es solamente por un año, el compromiso se debe renovar cada 365 días, a excepción de las personas con discapacidad. En estos casos, si el beneficiario tiene su certificado en regla no va a tener problemas para permanecer dentro del registro. Pero, si no es así deberá regresar y volver a completar el formulario. 
“El trámite es sencillo, se hace desde la Defensoría, se llena un formulario y si falta una documentación todavía hay tiempo para completarla”, explicó la funcionaria y agregó que el año que establece la resolución  se estará cumpliendo en mayo pero que la idea es anticiparse a la llegada del frío, “para así ir de a poco recibiendo a los 618 usuarios que llenaron el formulario en 2014”. 
Invitó también a aquellas personas que se encuentren dentro de los 13 grupos comprendidos por Energás y que cumplen los requisitos para ingresar al registro a acercarse a la Defensoría, como así también a aquellas personas que hayan variado su situación (nuevos jubilados, beneficiarios recientes de algún plan, o ayuda), y que ahora podrían empezar el trámite.
Además de en la Defensoría, los formularios están a disposición en las distribuidoras de gas, (en Santa Fe Litoral Gas), y si se trata de gente del interior deberán dirigirse a la cooperativa que brinde el servicio en su localidad.
Particularmente, el año pasado se dio la situación de que algunas cooperativas  del interior se negaron a recibir los formularios que presentaban los usuarios, y por este motivo tuvo que intervenir el organismo de defensa para exigir el cumplimiento. 
En este sentido, Campomanes consideró pertinente aclarar que “las distribuidoras no tienen facultades para negar el pedido. Simplemente le tienen que dar el formulario, y exigir que se presente toda la documentación respaldatoria, pero no son los que deciden si ingresa o no el subsidio. Quien resuelve si una persona ingresa al registro especial, es el Ente Regulador de Gas (Energás)”. 
“Nosotros somos un nexo, y nuestra intención es acompañar este proceso para ayudar a quien verdaderamente se encuentre en una situación de vulnerabilidad. Porque no nos olvidemos que hay personas que verdaderamente dependen, por su estado de salud, de estar correctamente calefaccionados en el invierno. Queremos entonces que esto se difunda, que el mensaje llegue y que todos estén en conocimiento”, remarcó la directora de Gestión e Instrucción del organismo.
Por último, contó que en la mañana de ayer, primer día en el que la Defensoría comenzó a recibir el formulario, fueron más de 30 las familias o particulares que se acercaron y advirtió que si a muchos hoy, por más de no estar encuadrados como casos que puedan aplicar al registro, aún así les llega la tarifa subsidiada es por los amparos que se presentaron el año pasado en todo el país, pero que esta es una medida cautelar, y la cuestión de fondo no ha sido resuelta, por lo cual se desconoce qué es lo que va a decir la Justicia respecto a este aumento. 
Dato
Según la Resolución  Nº I/2905 del Enargás, los usuarios deben formar parte de alguno de los 13 grupos detallados a continuación para ser incluidos en el Registro de Exceptuados:
•Aquellos que padecen una enfermedad crónica y que implica un mayor consumo del servicio.
•Los que perciben como único ingreso previsional el equivalente a un haber mínimo.
•Los beneficiarios de pensiones no contributivas.
•Los beneficiarios de algún plan o programa social.
•Los usuarios cuyo domicilio esté afectado a actividades de índole social, como asociaciones, institutos, comedores comunitarios, centros de recuperación, etcétera.
•Aquellos que perciben alguna asignación familiar.
•Personas que cuenten con un certificado de discapacidad.
•Hogares cuyos ingresos sean insuficientes para afrontar el pago de la tarifa plena.
•Las viviendas exentas del pago de la tasa municipal.
•Los hogares con características edilicias desfavorables como viviendas precarias carentes de algunos servicios públicos, o de familias numerosas.
•Viviendas con un local anexo destinado a una actividad comercial. Ejemplo: taller de oficio o pequeño comercio.
•Una vivienda en la cual convivan múltiples hogares.
•Todas aquellas personas que reúnan “las condiciones de Usuario Esencial”, es decir, que sean centros asistenciales públicos, entidades educativas públicas de cualquier nivel o entidades religiosas acreditadas.