santafe
Viernes 24 de Abril de 2015

Este sábado se realizará el Festival de Instalación de Software Libre

Flisol se lleva a cabo en 200 ciudades de manera simultánea. Se invita a los interesados a concurrir con su computadora

El sábado, a las 10, en la Facultad de Ingeniería Química, se llevará a cabo la 11ª edición del Festival Latinoamericano de Instalación de Software libre que se realiza en simultáneo en más de 200 ciudades del continente. El evento es libre y gratuito y está dirigido a estudiantes, académicos, trabajadores, y público en general que estén interesados en conocer más acerca de esta temática. 
Flisol nació en Colombia en el 2005 y se esparció por toda América difundiendo la filosofía detrás del uso de software de código abierto y desde el 2008 se realiza el cuarto sábado de abril de cada año. En cada ciudad, el festival es organizado por las comunidades locales y se invita a los asistentes a concurrir con su PC, o notebook para instalarles, de manera gratuita y totalmente legal, software libre. A su vez, simultáneamente, se brindan charlas, ponencias y talleres, sobre temáticas locales, nacionales y latinoamericanas.
En diálogo con Diario UNO, Gustavo Courault uno de los organizadores de esta jornada contó que Santa Fe fue sede desde que se hizo el primer Flisol en Colombia, y que se invita a todos a participar y llevar sus equipos para instalar no solamente Linux, que es el sistema operativo emblema, sino también otro tipo de programas que la gente usa y ni se percata que están desarrollados con código abierto como Firefox, u Open Office.
Recordando las primeras jornadas, señaló que los comienzos eran toda una odisea porque el software era mucho menos amigable que hoy en día y para la instalación había que tomar varios recaudos, como formatear el disco, particionarlo, y además había muchos componentes con los que había problemas de compatibilidad y no se conseguían los drivers (el software que los hace funcionar) de los módems, y de las placas de las máquinas. “Era todo un trabajo hacer que ande, y la interfaz gráfica no era tan cómoda como ahora, uno tenía que haberse quemado los dedos y las pestañas antes para poder instalar un Linux”. 
Para Courault todos estos problemas se han ido salvando con el correr del tiempo y el avance y crecimiento de la comunidad de software libre. Hoy las distribuciones de Linux son mucho más amigables para el usuarios final, y en seis clics se puede instalar un sistema operativo. “En una máquina con Windows, arrancando con el disco de instalación, el sistema te hace seis preguntas y se instala, es muy fácil y en el 95% de las veces tenés éxito. Después hay un 5% que fracasa porque a lo mejor tiene hardware demasiado nuevo y no está soportado, pero la mayor parte de las máquinas que hay en Argentina, incluso en las notebooks nuevas que tienen el arranque también con tarjeta de memoria, anda perfecto”, destacó.
“Los que aún no se animan a usar software libre deben saber que estos programas les permite a las personas tener un control total de lo que sucede con su máquina”, dijo el organizador de Flisol y agregó: “Hoy en día las personas que usan software propietario (Windows) no saben qué es lo que está haciendo la computadora internamente, no saben si le están robando información, o si están espiando cómo navega,  qué programas usa, cuáles instala o cuáles desinstala. Es decir, las personas no tienen el control de la computadora”. 
Para Courault “muchos pueden alegar que esto no les importa, pero tienen que saber que están usando su perfil para poder venderle productos, entre otras cosas. Aparte de eso, desde el punto de vista utilitario, si una persona instala Linux va a dejar de tener virus, y troyanos, y no tiene que tener un antivirus instalado”.

Actualidad del software libre
El panorama es muy distinto que a comienzos del milenio, y ahora el software libre está instalado en el público. “Hoy se sabe qué es Linux, nadie lo puede desconocer. Más con el programa Conectar Igualdad, donde las máquinas vienen con doble booteo (sistema de arranque), para poder utilizar o Windows o Linux. Hay más conciencia y dejó de ser solamente la alternativa libre, es una cosa que funciona y muy bien”, subrayó. 
El especialista añadió además que ahora hay más dispositivos con este tipo de software, fundamentalmente por el crecimiento de Android. El sistema operativo de Google está basado en Linux, y gran parte de las aplicaciones son libres, es decir que de alguna manera ha triunfado. Si bien no se puede decir que Android es 100% libre, sí el concepto. 
En este sentido, advirtió que el rápido desarrollo del sistema operativo para tabletas y celulares cambió el modelo de negocios, y puso a las tradicionales empresas y a la venta de licencias en una encrucijada.
“Microsoft ahora está promocionando que todo aquel que alguna vez haya tenido una computadora con licencia, va a poder descargar por seis meses Windows 10 de manera gratuita. Además la compañía de Bill Gates comenzó a contribuir con el software libre y está cambiando su visión intentando incursionar en el mercado de las tabletas y los celulares. Se han dado cuenta de que el negocio ahora es ofrecer servicios en la nube (almacenamiento en internet), y no vender sistemas operativos. Ha cambiado el modelo, y el negocio de Google es tener una terminal gráfica, como Android, y vender todos los servicios en un lugar en internet”, comentó.
Por último añadió que “antes había un grupo de programadores encerrados en una empresa que desarrollaban programas y los vendían, y el ejemplo más paradigmático es el Office. Ahora, en cambio el software se desarrolla en forma comunitaria, con herramientas libres y gratuitas y esto provoca una sinergia entre los desarrolladores. Este es el concepto del software libre y es el que ha triunfado sobre el modelo viejo, porque ya no hay que esperar a comprar un paquete de herramientas para poder desarrollar una aplicación”.