santafe
Martes 07 de Abril de 2015

Exigir un cobro mínimo con tarjeta es ilegítimo

Muchos comercios piden un monto para poder registrar la operación, ya sea con débito o crédito. Los organismos de consumidores aconsejan denunciar   

Se convirtió en una práctica común por parte de los comercios exigir un monto mínimo de compra para aquellos clientes que deseen abonar con tarjeta de crédito o débito. Los locales exhiben en sus vidrieras el anuncia “Compra mínima con tarjeta $80 ”. 
Desde Unión Consumidores Unidos (UCU) explicaron que a pesar de que no existe un monto establecido que rija las transacciones comerciales, tampoco está previsto en la legislación. A pesar de que sea una práctica que están haciendo algunos locales esta es totalmente ilegítima. “Volvemos de nuevo a la legislación de tarjeta de crédito que regula la compra con débito, no puede haber diferencia. Es como si te sentás en un restorán y te dicen «acá la consumición mínima de contado es de 100 pesos», sería una locura y es lo que están queriendo hacer con débito”, explicó Caren Kalafatich abogada de UCU.
La representante de la entidad aclaró que esto se hace para desmotivar los pagos con débito, ya que los locales prefieren la plata por varias razones, principalmente para no blanquear la venta.
 Kalafatich recalcó que ante este tipo de condiciones, los consumidores deben resistirse a este tipo de restricciones, hacer la compra que quiera realizar por el monto que quiera comprar y pagar con débito. En caso de que el comercio los “corra” exigiendo compra mínima, es recomendable que exijan la factura correspondiente, ya sea que abonen con efectivo o débito. De esta forma, los comercios van a estar obligados a blanquear de cualquier manera la compra. “También, denuncien estos hechos. Porque la Dirección de Comercio debería multarlos”, advirtieron.
En tanto María Laura Mayoraz referente en Santa Fe de Unión Usuarios y Consumidores aseguró que esta conducta viola la ley de derecho del consumidor, en caso de que esto suceda, el usuario o cliente debe realizar una denuncia. “Es un abuso, no te pueden exigir compra mínima con tarjeta de débito ni de crédito en ningún comercio, lo que tiene que hacer la gente es radicar la denuncia en la Dirección de Comercio Interior o en una asociación de consumidores”, confirmó Mayoraz en diálogo con Diario UNO.
En caso de que la exigencia se registre en un local de venta de comidas, desde la entidad aconsejaron elevar el reclamo ante el área de Derecho Ciudadano de la Municipalidad, ya que ellos son los encargados de realizar los controles pertinentes en los comercios. 
Este tipo de prácticas se extiende en muchos rubros comerciales, en ese sentido Mayoraz explicó que en argentina, el pago con tarjeta de crédito se desvirtuó totalmente, el crédito es una forma de pago internacional como si fuera contado y da seguridad. Mientras que la de débito es contado efectivo, exigir la factura si se paga de contado efectivo. 
“En caso de que se abone por medio de cualquier modalidad de tarjeta, el comerciante está obligado a emitir factura, ya que la compra queda registrada. Cuando se paga en efectivo, la compra no queda registrada en ningún comercio, muchas veces esto se hace para no emitir la factura de esa operación”, explicó la referente.
 “Hay que exigir la factura,sacar foto al cartel, hacer la denuncia y como le digo a la gente en los comercios donde quieran aplicarles recargas por tarjeta de crédito o débito o le dan otro tipo de pautas, directamente no hay que comprar. No hay que ir a esos comercios”, aconsejó Mayoraz.
A pesar del gran caudal de información que hay sobre las normativas que regulan el funcionamiento y uso de las tarjetas tanto de débito como de crédito, los clientes no realizan las denuncias correspondientes en torno a los abusos que algunos comercios llevan adelante. 
“La gente no hace denuncias cuando con tarjeta de crédito le hacen recargo, acepta esta forma de compra y no saben que en realidad les están metiendo la mano en los bolsillos”, sostuvo la representante de los consumidores. Para poder apañar y justificar su accionar, los comerciantes hacen recargo excusándose en que a ellos la tarjeta de crédito les cobra. Sin embargo muchas veces olvidan que el tener ese medio de pago, atrae a los clientes. “Pero si no la tuvieran, el cliente no compra, lo hace en otro lado donde acepten su tarjeta. Por un lado se benefician porque consiguen ventas que si fueran de contado efectivo, la gente no entra”, aseguró Mayoraz.
No corresponde ningún tipo de recargo en un solo pago, en cambio si la operación se realiza en cuotas, este dependerá de cada comerciante. “Pero en un solo pago no corresponde, incluso me enteré que hay recargo en débito”, explicó y destacó que en estos locales diferencian entre contado efectivo y débito, por lo tanto muchos cambian el precio del producto cuando debería ser el mismo. “El débito es pago contado, porque ese mismo día el dinero es debitado de la caja de ahorro y al comercio le demorará unos quince días en acreditarse, así funciona el sistema. Que no lo tengan a la tarjeta si quieren hacer recargo”, reiteró Mayoraz.
No hay reclamos
“Nunca tuve una denuncia por recargo de tarjeta de crédito o débito. Nunca, la gente es un tema que no hace la denuncia. Es una cuestión de cultura y de que no estamos acostumbrados a reclamar”, aseguró la representante de la entidad. A los factores anteriores agregó que este tipo de operatorias también son consecuencia del desconocimiento de los derechos que tienen los usuarios.
Lejos de protestar o pelear el precio de los productos, el santafesino no realiza ningún tipo de queja. “No hace reclamos, con respecto a esos temas no se hacen los reclamos”, reiteró.
Al respecto instó a los consumidores a tomar otro tipo de conducta ante estas situaciones. En caso de que un local de ropa o indumentaria quiera realizar recargo, recomendó no comprar en ese lugar. 
“Tenemos que modificar nuestra forma de ser consumidores, primero conocer nuestros derechos y segundo, ante situaciones que los vulneran realizar la denuncia, porque si no se la hace no existe el problema, si no nos quejamos, denunciamos y reclamamos como corresponde”, aseguró Mayoraz.