santafe
Viernes 03 de Abril de 2015

Garrafas: el lunes arranca el pago para los beneficiarios

Se pone en marcha el Programa lanzado por Nación hace unos días. Los registrados en la Ansés percibirán el subsidio en forma automática; el resto, deberá completar un formulario. El depósito es de $154

El próximo lunes se efectivizará el pago a un millón y medio de beneficiarios inscriptos de manera directa en el Programa Hogares con Garrafa (Hogar). Esta propuesta apunta a realizar los pagos de cada mes por adelantado, sin embargo, al tratarse del primer mes de implementación y debido al cierre de los bancos por los feriados de Semana Santa, no fue posible realizarlo el 1 de abril.

El monto a depositar, correspondiente al subsidio por dos garrafas por hogar alcanzará los 154 pesos (77 por cada una de 10 kilos). Los beneficiarios serán todos aquellos hogares que no cuenten con acceso a gas de red y que perciban hasta dos salarios mínimos (9.432 pesos) y hasta tres salarios mínimos (14.148 pesos) para los hogares en los que resida un familiar discapacitado o que se ubiquen en viviendas de uso social y comunitario.

 

Cabe aclarar, que el programa prevé para los hogares tipo con hasta cinco integrantes de la zona centro y norte del país la utilización de 16 garrafas anuales, 20 para los de la zona patagónica, y para los hogares numerosos con más de cinco integrantes de la zona centro y norte del país la utilización de 20 garrafas anuales, y 24 en la zona patagónica.

 

Desde la Ansés delegación Santa Fe explicaron que los que ya están en el sistema, ya sea porque perciben una Asignación Universal o son jubilados u otro beneficio y alcanzan estos montos tendrán la acreditación a partir del lunes; pero los que no están aún registrados deberán acercarse hasta la delegación para completar un formulario que les permitirá ingresar y formar parte del programa.

“Desde el lunes y así todos los meses a estos beneficiarios se les va a agregar este monto de 77 pesos por garrafa que va a cubrir el 80 por ciento. Para ellos va a ser de forma automática, pero no se les va a pagar a quienes no los tengamos en el sistema por eso tendrán que acercarse, si cumplen los mínimos requisitos, y llenar la planilla para formar parte del mismo”, explicó Humberto Galarza, jefe de la Unidad de Atención Integral de Ansés (Udai) en Santa Fe.

Este formulario que tendrán que completar los que aún no están en el sistema, estará disponible desde el lunes en la Ansés y en pocos días más también se podrá bajar desde la página de internet. “El único requisito es percibir estos montos establecidos. De todas maneras los datos de cada persona serán ingresados al sistema y se cruzarán con otra información a nivel provincial y nacional y así determinar si le corresponde o no este beneficio”, agregó el representante local.

Controles y abusos
El Estado nacional depositaría a cada beneficiario 77 pesos por garrafa de 10 kilogramos, dependiendo la cantidad de garrafas reconocidas a cada familia en base al tamaño del hogar y de la zona geográfica en que se encuentre. Se prevé en esa línea, que el gas en ese tamaño de envase, se comercialice, como máximo, a 97 pesos. Es decir, para el beneficiario tendría a lo sumo un costo final de 20 pesos.

Desde la Ansés aclararon que no tendrán forma de controlar que cada beneficiario utilice ese dinero para la compra de la garrafa, “porque es imposible”, pero sí adelantó que “se harán supervisiones en los centros de distribución porque el precio regulado no deberá superar los 97 pesos”. En este sentido, el Gobierno nacional ya detectó algunos abusos y es por eso que concretó clausuras. El Estado garantizará a través de los organismos correspondientes el cumplimiento del precio máximo de referencia para la venta de las garrafas. Para consultas y/o denuncias se habilitó el 0800-666-Hogar (46427), 0800-666-1518 (Defensa del Consumidor) y la web www.programahogar.gob.ar

En el marco de las políticas de desarrollo energético con inclusión social, el Programa Hogar apunta a evitar los abusos de los comerciantes y, a través de un subsidio directo, garantizar que los hogares de bajos recursos y sin acceso a gas de red obtengan la garrafa a precios populares.