santafe
Sábado 27 de Febrero de 2016

Gobierno y docentes se reunieron pero se ratificaron los paros

Los docentes argumentaron que solo las bases podían levantar las medidas de fuerza, y ya no hay tiempo. El gobierno, con una nueva propuesta, intentará evitar la protesta prevista para la segunda semana de marzo. 

El ministro de Gobierno, Pablo Farías, fue ayer al encuentro con los gremios docentes con un solo objetivo: que los maestros dejen en suspenso el paro del lunes y martes que viene y ganar tiempo para seguir negociando sin conflicto (también está previsto un paro de 48 horas para la segunda semana de marzo). De antemano se sabía que eso era casi imposible.
Pero el funcionario era optimista y antes de ingresar aseguró que “por pedido expreso del gobernador” venía a conversar con los trabajadores de la educación. Además, anticipó que el gobierno tiene una propuesta superadora de la que se presentó el lunes, pero que solo la iba a dar a conocer si los maestros daban inicio al ciclo lectivo el lunes 29 de febrero, tal cual estaba previsto.
Nada de eso sucedió. Cerca de las 20 y tras dos horas de negociación, los actores paritarios bajaron de la sede del Ministerio de Trabajo –en Rivadavia 3049– y anunciaron que quedaba ratificado el paro para el lunes y martes y la movilización del lunes, a las 10, frente a la sede de la Regional IV de Educación, en Avellaneda 3381.
“No se puede decir que se cerraron las puertas, pero cada una de las partes ratificó su postura. Quedan absolutamente ratificadas las acciones directas. Las clases no se inician en Santa Fe (el lunes) y se inician con este conflicto”, dijo Oscar Lozeco, en representación de Amsafé.
Por su parte, Farías aseguró: “La mayor parte de la reunión fue una explicación y una fundamentación por parte de las entidades sindicales de su imposibilidad de modificar lo que ya votaron en las asambleas y que los lleva indefectiblemente a la medida de fuerza del lunes y martes. Frente a eso no vemos lugar para hacer una propuesta porque no tiene sentido ya que no van a levantar la medida”.
Por lo tanto, la propuesta oficial les llegará a los docentes la semana que viene, cuando finalicen las 48 horas de paro. “Lamentablemente la rigidez con la que se tomaron estas decisiones no han previsto que haya una oferta que destrabe el conflicto. Nosotros respetamos la decisión, pero la lamentamos profundamente”, añadió Farías.
“Dos días sin clases es un alto costo. Estamos viendo una medida que hasta parece como una sanción a una provincia donde todos valoran, hasta las mismas entidades sindicales, que ha sido muy prolija en sus procesos paritarios, no solo este año sino también los anteriores desde que está este signo político”, sostuvo el funcionario y agregó que la semana que viene se trabajará para “tratar de normalizar la situación lo antes posible”.
Luego el ministro se quejó de que a partir del acuerdo paritario nacional de un 40% para el salario inicial se generó una expectativa muy alta. “Pero es un 40% sobre un sueldo paupérrimo de 6.000 pesos, que no es la realidad de la provincia donde los docentes tienen un sueldo mínimo de $9.000. No se puede pretender que tengamos aumentos del 40%, eso no está sucediendo en otras provincias donde están logrando acuerdos con niveles salariales inferiores a 10.000 pesos”.
La oferta y los tiempos
Los docentes nucleados en Amsafé comunicaron el jueves la decisión que habían tomado luego de que 30.000 maestros votaron en su mayoría por el rechazo a la oferta oficial y un paro de 48 horas para la semana que viene y otro con la misma duración para la segunda semana de marzo. El 30,5% en dos veces (marzo y julio) más una suma por única vez de $1.300 –a cobrar con el sueldo de febrero–, no alcanzaba. Ese mismo jueves, pero minutos después, se conoció que la paritaria nacional llegaba a un acuerdo y aumentaba el Fondo Nacional de Incentivo Docente a $1.200 en julio, con lo que el salario más bajo para los maestros santafesinos quedaba en $11.855.
Al ser consultado sobre si el ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, quien había anunciado que ayudaría a las provincias a destrabar conflictos, se había comunicado con el gobierno santafesino, Farías dijo: “Hubo comunicaciones permanentemente, pero no tenemos una propuesta de algo específico”.
En tanto, Rosa Bugnar, representante de UDA, responsabilizó en parte al gobierno nacional por las dilaciones que tuvo y argumentó: “Fuimos convocados y no nos han ofrecido una nueva propuesta. Nosotros ratificamos el paro, pero también hay que aclarar que no tenemos una nueva propuesta más allá que no hay tiempo para convocar a las bases y analizarla antes del paro. El deseo de que las clases se inicien es común, pero tuvimos poco tiempo porque Nación dilató y nos fue llevando a este terreno”.
Con los paros del lunes y el martes, los tiempos para presentar una nueva propuesta se acortan. El gobierno asegura que ya la tiene preparada, pero los docentes nucleados en Amsafé necesitan al menos dos o tres días para ponerla a consideración de las bases, que los maestros voten y que la asamblea provincial dé una respuesta definitiva. Hoy quedó demostrado que hay voluntad de ambas partes para resolver el conflicto, solo resta saber si con eso alcanza.
Los estatales esperan una mejor oferta
El secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) Santa Fe, Jorge Hoffmann aseguró estar “esperando recibir la semana que viene una mejora en la propuesta salarial” con respecto a la que fuera formulada el pasado 18 de febrero y que por sus insuficiencias fue rechazada por los sindicatos estatales sin siquiera ponerla a consideración del cuerpo de delegados.
Hoffmann aseguró: “Esta semana ha habido una reunión de la comisión técnica, donde se analizan todos los puntos que se tratan en paritarias, pero en cuanto a la cuestión salarial no ha habido ninguna nueva propuesta. Por eso nuestra expectativa para la semana próxima”.
La oferta salarial que acercó el gobierno durante la reunión paritaria del jueves 18 consistió en un salario garantizado de bolsillo de $10.000 para el mes de marzo en la categoría inferior, lo que representa un 25,77% de incremento. La oferta concluye en el mes de septiembre con un aumento del 2,46% a lo que sumado al anterior el aumento total propuesto es de un 28,23%.
Para la categoría 9 sería de un 18,17% para marzo elevándose a un 22, 21% para el mes de julio. Para el resto de las categorías la propuesta contempla un incremento que oscila entre ambos porcentajes a pagarse en tres tramos: marzo, julio y septiembre.
Luego, informalmente el gobierno hizo saber que esa oferta inicial se podía equiparar con la que se les hizo a los docentes, pasando de tres a dos pagos y agregando una suma fija de unos $1.200 a cobrar con los sueldos de febrero. Pero eso aún no se oficializó y los estatales siguen esperando.