santafe
Domingo 12 de Julio de 2015

Hace un año que un grupo de jóvenes limpia Bº Scarafía

Son seis hombres y dos mujeres. Hacen tareas de zanjeo y mantenimiento de cunetas. Piden a los vecinos que colaboren.

Desde hace un año una cuadrilla integrada por jóvenes del barrio realiza tareas de limpieza y mantenimiento en Scarafía. Son ocho los integrantes, de los cuales dos son mujeres. Cuando comenzaron las tareas fueron más duras porque hacía mucho tiempo que el sector no tenía una intervención. Hoy luce distinto, sus calles están limpias, los yuyos cortos, las zanjas en condiciones y los vecinos se lo agradecen y colaboran para que el lugar se mantenga de esa manera por más tiempo. 
“Cuando empezaron arrancaron con zanjeo y limpieza de cunetas que era lo más complicado que tenía el barrio porque el agua no escurría cuando llovía y las calles se volvían intransitables. Ahora, en esta instancia lo que están haciendo es mantener y el trabajo no es como al principio, sino un poco más liviano. Cubren todo el barrio”, explicó a Diario UNO María Laura Bravo, presidenta de la Vecinal Barrio Scarafía.
Vale destacar que la jurisdicción de Scarafía está delimitada por las calles Vieytes, Javier de la Rosa, Camino Viejo a Esperanza y las vías del ferrocarril. “Ahora también es tiempo de poda entonces colaboran con esa tarea y recolectan las ramas en esquinas puntuales y después vienen los camiones del municipio y junta todo y se lo llevan. Ayudan a que no quede por mucho tiempo en la calle”, agregó la vecinalista.
Aprovechó para contar que luego de hacer toda la limpieza de Scarafía, esta cuadrilla se cruzó al barrio vecino, Juventud del Norte y colaboró también en la limpieza de este sector. “Los chicos limpiaron un par de cuadras de ese lugar que la verdad también lo necesitaba. Las tareas fueron las mismas: zanjeo, limpieza de cunetas y recolección d e la basura, entre otras”, detalló Bravo.
A los integrantes del grupo les paga el municipio a través de un programa que posee que permite colaborar con este tipo de cuadrillas donde ellos ayudan a mantener el barrio y además perciben un sueldo todos los meses. Lo mismo sucede con las herramientas que se las provee la Municipalidad. “También mantienen la plaza que tenemos en el barrio. Cortan los yuyos, y pintan los juegos que hay en ella. Ahora están a unas cuadras, pero cuando lleguen harán un trabajo de mantenimiento porque cuando comenzaron le hicieron una intervención importante, era un terreno tapado por las malezas”, contó más adelante la presidenta de la vecinal quien comentó que la intervención es de lunes a viernes por la mañana.
“La intención desde que comenzamos siempre fue que el vecino colabore con el mantenimiento de su frente. Porque más allá de que ahora el trabajo es más liviano, no es justo que tengan que estar limpiando todo el tiempo en el mismo lugar. La mayoría colabora, pero cuesta. De todas maneras no bajamos los brazos”, concluyó María Laura Bravo.