Santa Fe
Martes 01 de Agosto de 2017

"Hay 18 alumnos que comprometen al docente" acusado de abuso en San Justo

La fiscal del caso por corrupción de menores en una escuela de la ciudad de San Justo dijo que los alumnos indicaron que el acusado "hacía que los niños vieran videos con contenido adulto"

La fiscal del caso del docente rosarino acusado de corrupción de menores en una escuela de San Justo sostuvo que hay testimonios de 18 alumnos que comprometen al profesor y que son "coherentes entre sí". El hombre, imputado por abuso sexual y corrupción de menores, negó los cargos en la audiencia.
Los testimonios indicaron que "el profesor hacía que los niños vieran videos con contenido adulto y tenía conversaciones totalmente inapropiadas para la edad de los niños", indicó la fiscal María Laura Urquiza, quien confirmó que el acusado "se encuentra en libertad y sujeto al proceso de la manera en que lo determinó el juez", quien determinó "la fianza y una medida de distancia con las personas que tienen que ver con la causa". de esta manera se refirió a la fianza de 300 mil pesos y la prohibición de tener contacto con docentes, alumnos y padres de los mismos.
Señaló que la denuncia fue realizada por una madre de una alumna de la escuela Nº 608 "Sargento Cabral", "y cuando se recibe a la nena se advierte que no sólo ella padeció esta situación sino también otros compañeros de grado. Se entrevistó a los demás niños y dieron cuenta también de la misma circunstancia"."Son testimonios de dieciocho niños que resultan coherentes entre sí, con muchos datos", remarcó.



Embed



Urquiza señaló que en la audiencia imputativa el docente "manifestó que los juegos eran actividades de grupo relacionadas con las clases de teatro, que no tenían ningún tipo de contenido o intención sexual".
"Él niega haber tenido esas conversaciones con los chicos", dijo sobre las supuestas charlas de contenido sexual que se le imputan.
Indicó además que "se recibieron declaraciones de alumnos del contraturno que dijeron que tenían amiguitos que iban a séptimo grado que les habían comentado de situaciones incómodas con el profesor".
La fiscal indicó que el docente está imputado por "abuso sexual simple en algunos casos y en todos ellos corrupción de menores agravada por la edad de los niños —son menores de trece años— y por su condición de educador". Destacó que podría caberle "una pena de diez años de mínima por corrupción de menores".
Finalmente, destacó que los chicos entrevistados dijeron que "los hechos se sucedían en todas las clases que tenían los días viernes, desde el comienzo del ciclo escolar hasta ahora".