santafe
Domingo 19 de Julio de 2015

Hay casi el doble de aspirantes a la Policía con respecto a 2014

Casi el doble que el año pasado. En 2014 se habían anotado 4.500 aspirantes a la policía en toda la provincia. De ese total serán seleccionados 350 para ingresar al Isep, 150 como oficiales, y 200 como suboficiales.

El viernes cerró, con un record de inscriptos, el plazo previsto por el Ministerio de Seguridad y el Instituto de Seguridad Pública (Isep) para la inscripción de postulantes a la carrera de Técnico Superior en Seguridad Pública y Ciudadana.
Consultado por Diario UNO, el titular del Isep, Aniceto Raúl Morán, señaló que la convocatoria fue un éxito, y que la cantidad de inscriptos para ingresar a la policía superó las expectativas.
“En verdad esperábamos entre 6.000 y 7.000 y estamos en los 8.500. Si se compara con el año pasado se anotaron casi el doble”, indicó. En este sentido, contó que en 2014, se fueron 4.500 aspirantes y que por un momento se barajó la posibilidad de prorrogar la inscripción, cosa que finalmente no ocurrió.
Del total de anotados, 2.500 corresponden a la ciudad de Santa Fe, 800 para oficiales, y 1.700 como suboficiales. En tanto, en el total provincial, aproximadamente 3.000  aspirantes a oficiales, y 5.500 a suboficiales.
Entre las razones que explican el aumento de inscriptos para la carrera de oficiales superiores en seguridad, Morán destacó que hay temas relacionados a la seguridad pública, en donde más allá de las críticas, hay mucha gente que se quiere involucrar, y agregó: “Es además un llamador para la vocación y también aparece como buena opción de trabajo, para aquellos que sin conocer mucho la carrera lo ven como una profesión con futuro”.
A su vez, sostuvo que el cambio del paradigma policial también incidió en el gran número de inscriptos, ya que se trata de una carrera que permite un crecimiento gradual y permanente, y que además en los últimos años la actuación de la policía ha producido muchos éxitos y muchos que se quieren sentir parte de la fuerza.
“Igualmente, de las razones y la motivación nos vamos a enterar bien en las entrevistas que les debemos realizar a los aspirantes”, indicó. 
Los cupos
Las vacantes para ingresar a la policía son limitadas y por este motivo el Isep realizará un proceso de selección que comprende examen psicológico; examen médico, examen intelectual y examen de aptitud física. Todas estas evaluaciones son eliminatorias, y una vez finalizadas, se confeccionará un orden mérito en forma decreciente, por sexo, a fin de cubrir las vacantes otorgadas.
Hay 150 lugares para la Escuela de Oficiales y 200 para la Escuela de Suboficiales. Sin embargo la capacidad es mucho mayor, y en Rosario se pueden instruir cerca de 1.500 oficiales, y en Santa Fe unos 700, pero sucede que estas cifras se van acomodando con los cursos que actualmente ya hay dentro del Isep. En este sentido, en octubre estará egresando una promoción de unos 450 policías y en diciembre otra de 320. 
Oficiales y suboficiales
Este año habrá por primera vez dos posibilidades para aquellos que quieran ingresar a la fuerza. Más allá que todos los que ingresen serán aspirantes a la carrera de Técnico Superior en Seguridad Pública y Ciudadana, ahora tendrán dos opciones para abordarla. La primera es hacer en el Isep los 3 años seguidos y recibirse de oficial, y la otra es completar un año de cursado y luego mientras se realizan tareas de calle, terminar los años siguientes con la modalidad a distancia recibiéndose como suboficiales.
“En ambos casos la carrera es una sola, con la diferencia que el egresa con el primer año lo hace con grado de suboficial de policía en comisión y el que hace los tres años seguidos saldrá con el grado de oficial. Son dos opciones diferentes que permiten al egreso estar en un nivel mucho más elevado dentro de la carrera”, enfatizó. 
Jerarquizar la carrera
Morán se mostró conforme con la decisión del gobierno de jerarquizar la carrera policial y señaló que esto significa recuperar la escuela de mandos, y de líderes que había quedado detenida.
En este sentido, remarcó que en los últimos años se ha triplicado la cantidad de horas de cursado, y recordó que antiguamente el curso básico era de cuatro meses, y ahora un año académico es de unas 38 semanas, lo que representa 9 meses. Además han cambiado los planes de estudio y esto ha permitido concentrar el tiempo en materias mucho más prácticas y una retroalimentación permanente entre la experiencia de calle y lo que se enseña en el aula y los campos de instrucción.
“Tratamos de que los nuevos policías salgan a la calle con herramientas y habilidades que antes no tenían. Antiguamente, un policía necesitaba tener un jefe al lado, y ahora le hemos dado independencia para que individualmente pueda tomar decisiones en situaciones de crisis”, puntualizó.