santafe
Lunes 02 de Mayo de 2016

“Hay que buscar ayuda, cuando se llega al femicidio ya es tarde”

Línea de ayuda. Fabiana Tuñez, la presidenta del Consejo Nacional de las Mujeres, señaló la importancia de contar con herramientas del Estado para ayudar a las víctimas. Más del 8% de los llamados al 144 son de Santa Fe

Buscar ayuda es el primer paso para terminar con la violencia de género. Por eso la Nación y las provincias articulan la respuesta a las demandas a partir de un número telefónico gratuito, el 144. Entre el ocho y nueve por ciento de las llamadas que recibe esa línea provienen de Santa Fe, que es la cuarta jurisdicción que más utiliza ese recurso que depende del Consejo Nacional de las Mujeres (CNM).
•LEER MÁS: En la provincia, durante 2015, hubo 31 femicidios
La presidenta del CNM dialogó con Diario UNO sobre los datos y resaltó la importancia de que las mujeres víctimas de violencia machista –y sus allegados– sepan que existe un lugar en el que van a ser escuchadas y en el que las van a orientar. Además hizo hincapié en la importancia de poder articular con las provincias para brindar una cobertura que llegue a todos los lugares en los que es necesaria.
•LEER MÁS: En 2015, dos mujeres por día fueron atendidas por ser víctimas de violencia de género
“Una de las obligaciones del Estado es difundir estadísticas oficiales y mostrar mes a mes cuáles son las características de los llamados nos permite ir haciendo el mapa de cuáles son las demandas y desafíos que tenemos por delante las diferentes regiones del país”, indicó Túñez, quien aclaró que a fin de año se presentará, también, un análisis cualitativo sobre los datos recogidos.
Y agregó: “Algunas localidades y provincias tienen un número propio y lo que estamos tratando es de unificar todos los números en el 144 y que cada jurisdicción tenga un punto focal. Es decir, que cualquier llamada que ingrese por el 144 se conecte directamente con la base operativa de cada una de las provincias”.
•LEER MÁS: El norte provincial tuvo mil casos de violencia de género en dos años
En ese sentido, detalló que esa propuesta está incluida dentro del plan nacional contemplado por la ley Nº 26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, que se presentará en julio. Y resaltó que, de ninguna manera, implica cambiar los recursos humanos con los que cuenta cada jurisdicción, sino que se apuntará a englobar el trabajo que ya se viene haciendo centralizando la información y sumando la posibilidad de dar continuidad a la tarea.
•LEER MÁS: El desafío central es frenar la violencia de género
“Tenemos un espacio de seguimiento, con lo cual cada mujer que llama a la línea 144 después recibe el llamado de un equipo interdisciplinario para ver qué faltó o cómo podemos seguir colaborando con ella en la situación que haya planteado”, detalló la funcionaria nacional.
Como mencionó la presidenta del CNM las llamadas que se realizan al 144 son registradas con fines estadísticos. Entonces, que la provincia de Santa Fe ocupe el cuarto lugar en el listado no implica que haya más situaciones de violencia que en otras pero sí que hay un mayor interés en buscar ayuda a través de esa línea. 
•LEER MÁS: #NiUnaMenos: "Los hombres no somos todos iguales"
En 2015 se registraron 39.190 llamadas de todo el país, de ellas 2.786 (7,10 por ciento) provenían de Santa Fe, lo que hace un promedio mensual de 232 comunicaciones. A partir de este año, el CNM comenzó a hacer una entrega mes a mes de los mismos datos. Así se observa que, en enero, de las 3.176 llamadas, 292 (9,19 por ciento) eran de santafesinas; en febrero hubo un total de 2.987 y 263 (8,8 por ciento) correspondió a la provincia; y el mes pasado fueron 2.762 contactos, 227 (8,40 por ciento) de Santa Fe.

“Es importante buscar ayuda porque cuando se llega al femicidio ya es tarde. Pedir ayuda a tiempo, tener una línea que responda automáticamente y poder darle a esa mujer o a esa familia toda la información necesaria es imprescindible para evitar el femicidio”, dijo Tuñez.
•LEER MÁS: En 2015, por violencia de género hubo 10 trabajadoras del municipio con licencia
Y continuó: “Yo siempre digo que de la violencia se puede salir, los femicidios se pueden evitar con la presencia del Estado en articulación con la sociedad pero fundamentalmente con herramientas que le permitan a esa persona contar con información y con asistencia concreta e interdisciplinaria para encontrar las estrategias específicas para salir de la situación en la que se encuentra”.
•LEER MÁS: Se inicia el juicio a un santafesino por violencia de género​
Más conciencia

Los datos de los primeros tres meses del año y los del acumulado de 2015 muestran las mismas tendencias en los distintos elementos que se analizan. Un dato interesante es que, el año pasado, hubo un importante incremento de las denuncias después del 3 de junio, jornada en las que se realizaron masivas movilizaciones en todo el país contra los femicidios y la violencia de género.
•LEER MÁS: Prisión preventiva para un joven de 27 años en un caso de violencia de género
“A partir del 3 de junio, con la visibilización de la problemática, evidentemente hubo como una mayor toma de conciencia acerca de, por lo menos, tener la intención de averiguar, informarse y, en muchos casos, denunciar. Nos llaman en situaciones donde el agresor no está cumpliendo la medida de distancia y buscan orientación sobre qué es lo que pueden hacer”, resaltó.
•LEER MÁS: Sugerencias para el abordaje judicial de la violencia de género
Uno de los puntos más alarmantes es que la búsqueda de ayuda y asesoramiento no llega hasta después de que la conducta violenta se repite. Apenas el dos por ciento de las comunicaciones responden a personas que sufrieron violencia por primera vez y quieren saber qué pueden hacer al respecto. De hecho, alrededor del 40 por ciento de las víctimas dice que sufre ese calvario hace entre uno y cinco años; entre el 13 y 15 por ciento, hace menos de un año; y cerca del 25 por ciento lleva más de una década de padecimientos.
Al respecto, la presidenta del CNM explicó que eso ocurre porque “la violencia es un ciclo que se va dando en etapas. Por un lado hay violencia psicológica o física y después viene el período de perdón. Los primeros tiempos persiste esa idea de que él va a cambiar. A veces existen condicionamientos como los hijos o las cuestiones económicas”.
•LEER MÁS: Santo Tomé: detuvieron a un hombre por violencia de género
A lo que añadió: “Hay una serie de factores que hacen que la mujer tarde mucho en pedir ayuda, muchas piden ayuda cuando la violencia se traspasa a los hijos o hijas. Lo importante es que la mujer pueda entender y saber que tiene una línea a la que se puede comunicar desde cualquier punto del país, de forma gratuita, incluso desde celulares”.
•LEER MÁS: Violencia de género: otro hombre detenido gracias al Botón de Alerta
Casi la totalidad de los llamados (99 por ciento) corresponden a situaciones de violencia doméstica; aunque también se denuncian casos de violencia laboral, institucional, obstétrica y mediática. Y a la hora de analizar quiénes son señalados como agresores, la lista la encabezan, como ocurre cuando se analizan los femicidios, las parejas actuales o ex.
Por otro lado, un punto que resulta alentador es que dos de cada 10 llamadas no son realizadas por las víctimas sino por alguien de su entorno que quiere ayudar. Eso es central porque demuestra que se empieza a romper esa idea de que la violencia de género es un problema privado y se buscan herramientas para asistir a quien, quizás, no pueda salir por sus propios medios del círculo de agresión.
•LEER MÁS: Licencia por Violencia de Género para docentes
“Dentro de la línea tenemos un equipo que está especializado en el abordaje de las familias o amigos de la víctima que llaman porque, muchas veces, se sienten en un callejón sin salida. Lo que se intenta, a través de la información, es no solo darle los dispositivos que tiene la localidad en la que habita (para que los asistan) sino también darle tips sobre cómo ayudar a esa mujer”, subrayó.

Otras líneas
Tuñez remarcó que más allá de las acciones vinculadas al sostenimiento y ampliación del trabajo de la línea 144, se están llevando adelante iniciativas que permitirán abrir 24 hogares refugio en todo el país y que se trabaja junto al Ministerio de Justicia y Seguridad en la utilización de tobilleras para los agresores que no cumplen las medidas cautelares.
Además el CNM está trabajando en el plan nacional que buscará definir acciones específicas a implementar que permitan la prevención y erradicación de la violencia hacia las mujeres. Una vez que el documento sea presentado a mitad de año, Tuñez y su equipo tienen previsto reunirse con cada uno de los gobernadores para dar a conocer las propuestas y solicitar el compromiso para el trabajo conjunto en esas líneas.

Victoria Rodríguez / victoriarodriguez@uno.com.ar