santafe
Sábado 23 de Abril de 2016

Impulsan el trabajo del taller de sastrería de la cárcel de mujeres

Tras realizar los arreglos edilicios necesarios, actualizar las maquinas disponibles y adquirir nuevo material de producción, el Instituto Autárquico Provincial de Industrias Penitenciarias (Iapip) reinauguró el lugar. Los detalles.

Con el objetivo de seguir impulsando la reinserción social y laboral de quienes están privados de su libertad en Santa Fe, el Instituto Autárquico Provincial de Industrias Penitenciarias (Iapip) reinauguró la semana pasada el taller de sastrería que funciona en el Instituto de Recuperación de Mujeres (unidad Nº 4).
Durante la actividad –de la que participó el ministro de Reforma del Estado Pablo Farías, en representación del gobernador de la provincia– se presentaron las nuevas herramientas de trabajo que se pusieron a disposición y se mostraron los arreglos que se efectuaron en la sala donde ahora funcionará el mismo.
En diálogo con Diario UNO el director del Instituto Autárquico Provincial de Industrias Penitenciarias, Cristian Bortolotto, explicó que el taller “cambió de espacio físico porque se debió ceder el anterior para el alojamiento de las mujeres que están privadas de la libertad junto a sus hijos” y en ese sentido aseguró que el nuevo lugar, que está en una sala contigua, fue sometido a reparaciones por lo que ahora “luce mucho mejor”.
Asimismo, el referente de Iapip comentó que para la comodidad y crecimiento de las asistentes al taller también se aprovechó el cambio para hacer mejoras en la maquinaria de trabajo, y en ese sentido detalló que “se procedió a la incorporación de sistemas de iluminación en cada una de ellas”.
Por otro lado, cabe detallar que el Iapip hizo entrega de un aire acondicionado, una máquina de coser más, un escritorio, telas e hilos a la subdirectora del Instituto de Recuperación de Mujeres Gabriela Tarnowski, quien agradeció por lo recibido y señaló que esto posibilitará a las seis internas que asisten al espacio mejorar su actividad.
Proyección
Cabe mencionar que en el marco de las mejoras edilicias y de insumos también se dispuso que a futuro el taller pueda crecer en lo que concierne al rubro sastrería de la mano de la docente coordinadora que actualmente está trabajando en la elaboración de nuevas prendas.
En ese sentido y al ser consultado respecto del dinero que se invierte para el florecimiento del mismo, Bortolotto explicó que el taller de sastrería, al igual que el resto de los espacios de capacitación con los que cuenta el Iapip (entre los que se destacan los de herrería, carpintería, granja, elaboración de mosaicos, panadería, reciclado, talabartería, entre otros) no busca un beneficio económico y por tanto todas las ganancias obtenidas por la comercialización de los bienes que allí se producen se destinan al mantenimiento del equipamiento existente o a las posibles incorporaciones.
“El Iapip cuenta con talleres intramuros y extramuros”, detalló Cristian Bortolotto y especificó: “A los primeros tienen acceso todos los internos (siempre teniendo en cuenta su capacidad de acuerdo a las valoraciones dispuestas por los profesionales que los acompañan en forma terapéutica) sin distinción de edad ni tiempo de condena; y a los segundos solo quienes están próximos a cumplir sus penas y ya están transitando la etapa de salidas transitorias”. 
Hacia la comunidad
Tal como se estipula entre sus objetivos, el resultado de lo realizado en los talleres de Iapip se expone a la comunidad. “Por un lado de la mano de donaciones que se realizan a distintas asociaciones de toda la provincia, y por el otro por lo que se pone a la venta en los tres centros de apertura al público que tenemos (en Rosario, Coronda y Santa Fe)”, dijo Bortolotto, quien especificó que el espacio que funciona en la capital provincial y tiene sede en Uruguay 2631 –está abierto de lunes a viernes de 7 a 13– “cuenta con productos de todo tipo y a precios mucho más accesibles que los del mercado”.
Desde ese punto de vista, el titular de Iapip hizo mención a la importancia que tiene el taller de sastrería para la comunidad en general y al respecto indicó que “si bien lo más importante es la laborterapia, la alternativa también permite generar pautas laborales en aquellas personas que han incurrido en alguna sanción, para que puedan comprender que a través de un oficio pueden tener un mañana diferente”. Y agregó: “Los productos que se elaboran en el Iapip también aportan en materia de seguridad porque le estamos dando la importancia social a quien los elabora”.