santafe
Domingo 12 de Abril de 2015

Impulsan la alcoholemia cero a automovilistas en la provincia de Santa Fe

Suma apoyo entre autoridades y especialistas la sanción de una norma que prohíba la ingesta de bebidas alcohólicas para conducir. Ahora el límite para particulares es 0.5 litro de alcohol en sangre.

Provincia, municipio y referentes de organizaciones no gubernamentales apoyan la sanción de una norma que fije tolerancia cero de alcohol para conductores de vehículos particulares. Para autoridades y especialistas, la restricción, que ya rige para conductores de servicios públicos, serviría para disminuir la cantidad de gravísimos accidentes de tránsito donde el alcohol es protagonista. Y eliminaría toda especulación respecto a los márgenes para la ingesta de bebidas alcohólicas y su impacto en los máximos permitidos hasta ahora (0.5 litros de alcohol en sangre).

   La posibilidad de impedir la conducción tras haber tomado bebidas alcohólicas, cualquiera sea su concentración, toma impulso mientras se denuncian con mayor frecuencia accidentes graves protagonizados por automovilistas alcoholizados.

   La semana pasada comenzó el primer juicio oral y público, con el nuevo sistema penal, por doble homicidio culposo contra un automovilista en Rosario, Federico Gómez. La querella y la fiscalía pidieron prisión efectiva por manejar a alta velocidad y alcoholizado el 22 de febrero de 2014, cuando chocó el auto que conducía y en el que iban Emiliano Cáceres Ferreyra y Facundo Aguirre, quienes fallecieron de inmediato.

   Días atrás, la familia de un taxista denunció que el ganador 2012 del concurso La Voz Argentina, Gustavo Corvalán, y su padre, alcoholizados, cruzaron en rojo en Granadero Baigorria y causaron un grave accidente. Embistieron al chofer, que pelea por su vida en el hospital Eva Perón.

   Ante la consulta de La Capital, provincia, municipio y organizaciones no gubernamentales se manifestaron a favor de prohibir la ingesta de alcohol a los automovilistas.

   “Estamos totalmente a favor de esa opción y lo estamos fomentando con los municipios y comunas de Santa Fe”, planteó Jorge Tarquini, titular de la Agencia provincial de Seguridad Vial.

   “No creemos que deba haber diferencia —continuó—entre las exigencias para conducir, respecto al alcohol, entre conductores profesionales y los particulares. a todos el alcohol les genera lo mismo".

El funcionario provincial precisó los alcances legales de eventuales regulaciones en la materia. "Lo ideal es que salga una ley nacional sobre el tema, para las rutas federales e invite a las provincias y municipios a adherir", indicó.

"De todas formas —siguió—, tanto la provincia, para sus rutas, como los municipios para sus calles y avenidas tienen competencia para fijar parámetros sobre la cantidad de alcohol para los automovilistas".

No menos contundente fue Pablo Seghezzo, secretario de Control y Convivencia Ciudadana municipal. "Sin dudas hay que avanzar hacia ese esquema. Los ciudadanos deben entender que la licencia de conducir que les otorga el Estado, más que un derecho es una responsabilidad", señaló.

Seghezzo confió que el tema lo conversó "en varias oportunidades con la intendenta Fein y coincidimos que en algún momento con el Concejo hay que trabajar en conjunto en un cambio en la normativa".

De igual modo opinó Mónica Gangemi, directora de la Asociación Civil Compromiso Vial por Ursula Notz y Carla Alfaro, una ONG que surgió a raíz de la muerte de las dos jóvenes en mayo de 2005 en el accidente que protagonizó en Parque Norte Matías Capozucca.

"Hace años bregamos por eso. Para manejar hay que estar despejado, sobrio y no especular si con una copa o dos no caigo en la alcoholemia positiva", enfatizó.

Gerónimo Bonavera, de la Fundación Conciencia Vial, padre de Damián, que falleció en mayo de 1996, tras ser embestido por un automovilista que se dio a la fuga, sostuvo: "Como principio estoy de acuerdo, pero lo veo difícil. No podemos controlar el 0.5 para particulares y el 0 a taxistas y pensamos en profundizarlo", sentenció.