santafe
Martes 26 de Enero de 2016

LA ASSAL logró un nuevo récord en la habilitación de transportes de alimentos

Gracias a la implementación del sistema de gobierno electrónico se registraron 14.458 unidades en el 2015, superando las 13.700 habilitadas en el 2014.

El ministerio de Salud, a través de la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (ASSAL) informó que con el registro de 14.458 unidades de transporte de alimentos en el 2015 se logró un nuevo récord, como viene ocurriendo desde que se creó la Agencia en diciembre del 2008, al superar las 13.700 habilitadas durante el 2014.
El indicador es signo de la exitosa implementación de la Agencia Descentralizada y el trabajo coordinado en red entre provincia, municipios y comunas.
El secretario de la Assal, Marcos Monteverde, sostuvo que ello ha sido posible también “gracias a la descentralización, es decir, a la garantía de que cada localidad tiene soberanía sobre su territorio y cada transportista puede registrar su vehículo en su lugar de residencia, y a la implementación del sistema de gobierno electrónico de la ASSAL”.
Al ponderar el registro, el funcionario recordó que se ha pasado de menos de 2000 unidades de transporte de alimentos habilitadas en el año 2007 (último en que el trámite se realizaba mediante un expediente), a 9268 solo en el 2009, superándose esa cifra en el año 2010 con 9678 vehículos, llegando a una cifra de 10.191 unidades registradas en el año 2011, 10.887 en el 2012, y 12.915 en el 2013.
El afianzamiento del organismo, que reemplazó a la dirección de Bromatología, trajo como consecuencia un giro de 180º en el sistema de gestión de alimentos imperante en la provincia, pasándose de un “modelo centralizado a uno descentralizado integrado por comunas, municipios y provincia, conformando una Agencia Única Integrada”, agregó Monteverde.
 En este modelo, los establecimientos que elaboran y comercializan alimentos en una comuna o municipio -no expendiéndose los mismos fuera del ejido comunal/municipal- “son registrados y auditados por la propia comuna/municipio”, mientras aquellos que superan esos límites, son registrados y auditados por la ASSAL.
 

167 CONVENIOS CON MUNICIPIOS Y COMUNAS
 

El secretario destacó, asimismo que el proceso de transformación y descentralización que se está llevando adelante incluyó “la firma, a diciembre de 2015, de 167 convenios con localidades que hoy conforman la red de trabajo de la agencia”, lo cual significa que más del 98 % de los santafesinos “se benefician diariamente con políticas activas de buenas prácticas”, garantizándose así “el derecho a la soberanía alimentaria de quienes conforman la red”.
“Este proceso contempló, en el marco del Programa de Mejora Continua, la implementación de un sistema de gobierno electrónico u oficina sin papeles, que permitió disminuir drásticamente el resultado de un trámite de seis meses a solo 72 horas, como una de sus principales características y virtudes, además de incrementar considerablemente el número de los mismos” afirmó.
En ese sentido, resaltó que el modelo actual permitió que “se hayan alcanzado los 323.627 tramites en los primeros ocho años de gestión”.
En cuanto a las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM), precisó que se dispuso la obligatoriedad de su puesta en marcha “a todos los establecimientos elaboradores de alimentos, siendo éste un método preventivo para lograr la obtención de alimentos seguros, disponibles para todos los santafesinos”.
“Esto trajo aparejado el reemplazo del viejo sistema basado en la “inspección/sanción” por el reconocido internacionalmente de “auditoría”, sistema preventivo basado en la mejora continua, para obtener alimentos seguros”, consignó el titular de la ASSAL.
Señaló, además, que la Agencia asegura como mínimo la realización “de dos auditorías por año a cada uno de los 1866 establecimientos registrados y activos, con tránsito interjurisdiccional, al día de la fecha”.
Casi 25 mil productos alimenticios registrados
El  titular de la ASSAL, acotó, por último, que estos establecimientos “cuentan con 24.952 productos alimenticios registrados, los cuales pueden comercializarse en cualquier jurisdicción de la República Argentina, o exportarse”.