santafe
Viernes 29 de Abril de 2016

La ciudad necesita $698 millones para paliar el impacto de El Niño

José Corral presentó un plan para iniciar la recuperación tras el fenómeno. Se trabajará sobre la red vial, viviendas para la reubicación de familias, el alumbrado y arbolado público

Con un plan que en algunos aspectos ya está en marcha y en otros comenzará a la brevedad, el intendente José Corral dio detalles sobre la reconstrucción que encarará el municipio para paliar el daño que provocó el fenómeno de El Niño en la ciudad. El proyecto se divide en cuatro aspectos esenciales: red vial que incluye calles, caminos, avenidas y acceso a la Santa Fe; viviendas para la reubicación de familias que se encuentran en sectores de vulnerabilidad hídrica; alumbrado y arbolado público, estos últimos se vieron más afectados por el temporal del pasado 19 de febrero. Todo este plan de trabajo demandará unos 698 millones de pesos. Esta millonaria inversión se financiará con aportes del municipio, provincia y Nación.
En relación a la recuperación de las calles y avenidas se refirió a la repavimentación de las de asfalto y hormigón, a la recuperación de las de tierra y arena; y al mantenimiento de las que tienen mejorado. En la ciudad hay aproximadamente 2.500 calles de asfalto, una superficie de 2.072.000 m². Se debe reparar una superficie de 66.000 m², de los cuales 40.000 m² corresponden a repavimentación y 26.000 m² a bacheo profundo. Además, 2.950 son de hormigón: una superficie total de 2.336.000 m². Se debe ejecutar una superficie de 17.625 m². Asimismo, unas 3.900 cuadras de tierra y unas 790 de arena –en barrios como Colastiné y La Guardia– que deberán ser intervenidas en su totalidad. Como también pasará con las 190 del distrito costero de Alto Verde. 
Para esto el intendente José Corral dijo que se necesitará una inversión total de 162 millones de pesos. Para las calles pavimentadas se destinarán 60 millones de pesos para el bacheo de hormigón y el mismo monto para las tareas de asfalto; y 32 millones de pesos para repavimentación. Por otra parte, hay que sumarle las 4.480 cuadras de tierra, mejorado y arena que tendrán que ser repasadas, y rehacerse el ripiado en algunos lugares y mantener en otros.
Para afrontar estas tareas se informó que el municipio dispone de 15 millones de pesos previstos para el mantenimiento habitual, a lo que se le suman otros 15 millones de pesos “que son los que se resignarán desde distintas secretarías para volcarlo a las calle”, dijo Corral. De los 132 millones de pesos que faltan, 50 millones serán aportados por el gobierno provincial y, para completar con los 82 millones se analizarán distintas opciones como, por ejemplo, adquirir préstamos.
También se están proyectando intervenciones de pavimento nuevo para barrios como Alto Verde y otros ubicados en el norte y el oeste de la ciudad priorizando el recorrido del transporte público; y para lo que se invertirán 181 millones de pesos. Ya hay iniciativas que están en marcha a partir del Acuerdo Capital por 128 millones de pesos y fondos nacionales a través del Promeba por 53 millones de pesos. 

Reubicación de familias
El segundo plan del programa de reconstrucción está vinculado a la construcción de viviendas y, para eso, el municipio tiene un proyecto de Relocalización de Familias en Riesgo Hídrico. El mismo se compone de tres iniciativas que fueron presentadas a la Nación y ya tienen su aprobación. Incluye 280 viviendas con una inversión total de 348 millones de pesos –220 millones de Nación y 128 millones de provincia y del municipio, en infraestructura y tierras. 
Las familias de Playa Norte estarán en la nueva urbanización de Nueva Esperanza Este. Allí se harán 60 viviendas –65 millones de pesos. Ya tienen el cordón cuenta y un ripiado como así también agua potable, alumbrado público, entre otros servicios básicos. En la Vuelta del Paraguayo se harán 80 casas –132 millones de pesos– al costado de dos calles perpendiculares al ingreso principal, todos en una cota segura, de manera que siempre se pueda transitar aunque el río crezca y las familias no se verán nunca afectadas. El tercer plan es para las familias que están ubicadas en la Vieja Tablada y se relocalizarán en un terreno conocido como el de los Jesuitas. Se harán 140 unidades –151 millones de pesos. 
Los dos últimos puntos del Programa están vinculados a espacios verdes y alumbrado. El Plan de Forestación comprende unos ocho mil ejemplares y se pretende llegar a 10 mil para reponer los dos mil que aproximadamente derribó la última tormenta fuerte. La inversión municipal será de unos tres millones de pesos y así se van a mejorar las plazas y parques que quedaron muy dañados. 
En cuanto a alumbrado el mandatario local indicó que en la ciudad hay 35.000 puntos de luz. Luego del temporal, se vieron afectados 160 sectores que representan 6.000 de los cuales ya se repararon 5.000 y, por tanto, aún quedan mil puntos por recuperar. Se hicieron dos licitaciones extras de cuatro millones de pesos con fondos municipales para afrontar esto.