santafe
Lunes 07 de Diciembre de 2015

La escuela Mateo Booz ahora tiene biblioteca y la abrirá a la comunidad

Se trata de la única institución que posee la Vuelta del Paraguayo. Jóvenes del Rotary Club compraron libros y juegos didácticos. El sueño de las docentes es poder involucrar al barrio y hacerlo parte de un proyecto educativo 

La escuela Nº 1138 Mateo Booz de la Vuelta del Paraguayo cerró el año con mucha alegría. Arrancará el 2016 con una nueva biblioteca que contiene todo lo necesario para integrarla a la educación de los más de 30 chicos que concurren. El sueño de las docentes es poder abrirla también a la comunidad. Este proyecto se concretó gracias al trabajo que llevó a cabo un grupo de jóvenes del Rotary Club Santa Fe, que a través del Programa Ingenia pudieron comprar libros, juegos de mesa y hasta algunos instrumentos musicales.
La directora de la escuela, Rut Cudde, contó cómo surgió esta idea que se gestó durante todo el año y recién hace unos días se concretó. Es por eso que deberán esperar el 2016 para que la biblioteca esté a pleno y en torno a ella se diseñarán los nuevos proyectos. “Los chicos se comunicaron con nosotros porque querían hacer un proyecto en el barrio y nos preguntaron que necesitábamos. Como teníamos en marcha la idea de una biblioteca como anexo al alfabetizador, ellos nos ayudaron. Empezaron a juntar libros y además lograron un subsidio en el marco de Ingenia con el que compraron muchas cosas. Nos la instalaron, nos regalaron un montón de libros, juegos, útiles escolares y hasta instrumentos musicales. Por la altura del año en la que estamos no la podemos poner en funcionamiento como corresponde, pero pensamos arrancar el 2016 con este emprendimiento como meta”, dijo.
El establecimiento educativo cierra el ciclo lectivo con 32 chicos y la matrícula del próximo año será similar. En cuanto al plantel docente, dispone de cuatro maestras de grado incluida la de nivel inicial, y las profesoras de educación física y de inglés. Esta escuela primaria abre sus puertas desde las 8 y hasta las 12.15. “Es muy importante esta biblioteca porque no teníamos casi nada de libros y ahora hay una cantidad enorme, además de los juegos. La idea del año que viene es sistematizarla para que sirva de préstamo durante el recreo, como material de estudio en el aula y también para que se puedan llevar a la casa. Tendremos que armar un proyecto, ver quién nos puede ayudar a encaminarla porque bibliotecaria no tenemos, pero entre nosotras la pondremos en marcha”, agregó más adelante Cudde.
En relación a los juegos, la directora consideró importante que los puedan utilizar durante el recreo. “Esto lo hicimos en los últimos días de clases y les encantó, jugaron muy bien. La idea es que no corran tanto y ahora además hace mucho calor y preferimos tenerlos adentro”, agregó más adelante. En cuanto a los libros, disponen de literatura y sobre todo material de estudio para todos los niveles. “Quedó preciosa y muy completa”, dijo.
En relación a la iniciativa de que se lleven libros a sus casas, la directora dijo: “Es nuestra idea, pero primero ellos se tienen que acostumbrar a tener una biblioteca, luego cuidarla y después poder disfrutar de los libros también en la casa. Lo mismo sucede con los juegos. Cuando implementamos la experiencia, ellos querían sacar todo y ver con cuál jugaban. Por eso es un trabajo y un proceso porque no están habituados a este tipo de cosas. Por eso la intención es que de a poco se familiaricen con los libros, que estén el mayor tiempo posible y luego marchará todo sobre ruedas”.
Paso a paso
Por ahora la biblioteca no posee nombre, pero llegará el momento de elegirle uno. “La intención es que el año que viene los chicos se familiaricen con la biblioteca, que sepan qué tiene y cómo funciona y después haremos un trabajo en las aulas con propuestas que después llevaremos a votación”, dijo Cudde. Aprovechó para contar que como parte del sueño de tener una biblioteca, este año visitaron la Pedagógica y allí les explicaron a los chicos cómo funciona. “Entonces la idea es que empiecen a ver eso, que se apropien, que la quieran y después le pondremos un nombre, la adornaremos con más cosas que ellos mismos realizarán”, manifestó.
Más adelante, Rut Cudde aseguró que “para la población que concurre a la escuela es clave la biblioteca como parte de la educación” y luego agregó: “Nos sorprendió porque pensábamos que los chicos no le iban a prestar atención y sin embargo están reentusiasmados y cuando les dimos los juegos se entusiasmaron aún más y consideramos que los juegos también pueden servir para la educación, para integrarlos, despertar la imaginación e incrementar el compañerismo. De todas maneras, creemos que con los libros va a pasar lo mismo”.
La docente volvió a manifestar que “el desafío para el 2016 es ponerla en marcha y si todo funciona bien, expandirla a la comunidad”, dijo y al respecto expresó: “Pretendemos que se haga fuerte, que la escuela sea un lugar de referencia aún mayor porque hoy es la única institución que tiene la Vuelta del Paraguayo. Si un papá o un hermano quiere un libro o un vecino que no tiene chicos en edad escolar también, nosotros vamos a estar encantados”.
Para finalizar, la directora manifestó: “Es un desafío día a día ir al barrio y trabajar con estos chicos. Ellos dentro de la escuela están muy contenidos, las docentes son espectaculares y los contienen, siempre hay una buena actitud para ver qué necesitan, son muy buenos y da gusto trabajar con ellos, pero es difícil y duele la situación en la que están. Cuando hacemos las visitas domiciliarias es muy triste lo que vemos, pero en la escuela tratamos de darles todo lo que podemos y sobre todo que aprendan, que sean alguien el día de mañana y puedan cambiar la realidad que hoy tienen”.
Con la mirada puesta en el próximo año
Pero este no es el único proyecto que tiene la escuela Mateo Booz, sino que posee en carpeta varios con la idea de echarlos a rodar en 2016. “Una de las cosas que queríamos para el año que viene es trabajar en los derechos humanos y los derechos del niño. Primero porque son chicos que están en una realidad de mucha vulnerabilidad infantil; y segundo, los adultos también están siendo atropellados por los poderes”, dijo a Diario UNO Rut Cudde. Sobre esto hizo referencia a los desalojos y la falta de titularización de las tierras. 
En esta línea, la directora dijo: “Por eso pretendemos que la escuela sea un lugar de encuentro, de debate, donde ellos puedan apropiarse de sus derechos, y que desde la institución se pueda colaborar. Son personas muy oprimidas por la pobreza, por la falta de educación y muchas otras cosas, entonces la idea es armar un proyecto para integrar a los padres, tratar las distintas problemáticas comunes y también las que surjan en el barrio”.
Para finalizar, Rut Cudde manifestó: “Faltan muchas cosas, desde obras hasta infraestructura. Nosotras cruzamos en canoa porque el camino principal está intransitable. Son muchas cosas y ellos lo sienten. Por ejemplo para Alto Verde va todo y a la Vuelta la pasan de largo. Hay otros intereses que ellos no conocen y mucho menos, tienen la culpa. Por eso la idea es que la escuela, la única institución en el barrio, se ponga al frente”.