santafe
Domingo 03 de Abril de 2016

La garrafa social aún se consigue a $60, pero esperan definiciones

En los depósitos y comercios el costo se mantiene y puede llegar a los $75. Por falta de definiciones el municipio no pudo habilitar el cronograma de distribución

La falta de precisiones en torno a la continuidad de la garrafa “social” –ahora la denominan “diferencial”– tiene en vilo a los sectores que en mayor o menor medida se involucran en la comercialización y distribución. En el caso del municipio, aún no está en condiciones de brindar una fecha de inicio para comenzar con el cronograma que implementa desde hace dos años para acercar la venta a los barrios. 
Por otro lado, las empresas que el año pasado acompañaron a la Municipalidad en la distribución del insumo aseguraron que se encuentran a la espera de definiciones en torno a la tarifa y a lo que suceda con el “Plan Hogar”. Así lo confirmaron los negocios consultados por Diario UNO. “Habrá que esperar un tiempo para ver qué sucede. No hay información”, aseguraron desde una de las empresas que hasta el año pasado colaboró con el municipio en la distribución de la garrafa diferencial. “No hay noticias respecto al tema y estamos esperando”, afirmaron.
A pesar de este panorama los comercios aseguraron que el insumo puede conseguirse en los galpones al mismo precio que el año pasado: entre 60 y 75 pesos, dependiendo el local al cual se acuda, es lo que pagará el consumidor que desee hacerse de una garrafa de 10 kilos. En caso de optar por el reparto a domicilio el precio se encarece y alcanza hasta los 110 pesos.
“Hay que organizarlo, no es tan fácil. Cuando haya definiciones nos juntaremos”, sostuvo Javier Costamagna, titular de la firma Minigas, quien lamentó que la garrafa sea un producto que se identifique con la gente de bajos recursos. “Se vienen aumentos en el propano el cual se utiliza en los tubos y lo usa la gente con poco poder adquisitivo”, adelantó el comerciante, quien agregó que si bien este año los aumentos se iban a registrar en marzo, este se pospuso y hasta el momento de ser consultado, no contaba con novedades. Sin embargo desestimó que el incremento que se pueda generar en un futuro cercano afecte el bolsillo de los usuarios de este insumo. “No va a ser mucho”, aseguró tomando como referencia el tope que instaló el gobierno anterior a este producto y el cual fue de 96 pesos.

Sin margen
Las empresas consultadas hicieron especial hincapié en la diferencia que existe entre el costo de comercialización en el portón y el de entrega a domicilio. En esa línea, el empresario manifestó que la logística es muy compleja, ya que incluye aspectos que no se visibilizan como el costo del mantenimiento de las unidades usadas para el transporte. “Todo dependerá de los aumentos que se registren. Lo más importante, tratar de equiparar el precio de la garrafa a nivel logística. Es el problema más urgente que tenemos los depósitos de Santa Fe”, reiteró el consultado quien no dejó de remarcar las opciones que tienen los consumidores al momento de adquirir la garrafa a un menor costo.

En pausa
Carlos Sánchez, abogado mediador de la oficina de Derecho Ciudadano y encargado de la operatoria y logística de la garrafa social confirmó a Diario UNO que la distribución de las garrafas diferenciales aún no se cerró.“Está proyectado retomar el tema de la entrega de la garrafa social, pero estamos esperando el aumento del gas que se aplicaría en los próximos días”, sostuvo el consultado quien al mismo tiempo aseguró que una vez que se concrete y acomode el mercado retomarán las gestiones para programar la logística de la distribución.
“Tenemos bastantes llamados y averiguaciones de parte de la ciudadanía respecto del tema y a nosotros nos genera un poco de incomodidad no poder dar una respuesta certera a la gente para dar una fecha”, sostuvo Sánchez sin dejar de lado que la labor del municipio está supeditada no solo a lo que se defina con relación a los incrementos, sino que además deben tener en cuenta cómo reacciona el mercado y el cupo que las empresas pondrán a disposición para la comercialización del producto.
“Nos manejamos con valores y parámetros que son inciertos y muy fluctuantes”, agregó el abogado quien aclaró que el rol de la Municipalidad de Santa Fe es trabajar como un facilitador para que el ciudadano llegue a la garrafa. “La parte comercial no depende de nosotros sino de las empresas y de lo que a ellos les llegue desde la Secretaría de Energía de la Nación”, reiteró.
Con una planificación similar a la del año pasado, desde el área de Derechos Ciudadanos adelantaron que se invitará a todas las empresas locales abocadas a la comercialización y distribución de gas envasado para participar de la comercialización de las garrafas diferenciales. 
En tanto los puntos en los que se generaría la entrega de garrafa diferencial serían los mismos que el año pasado. “En donde la gente ya tiene una identificación con los puntos y los días de entrega, pero no quita que se incluya algún que otro punto más”, sostuvo el referente de Derechos Ciudadanos sin dejar de destacar que dependerá de las necesidades de los vecinos, el incorporar nuevos puntos de reparto. 
El año pasado el cronograma de distribución comenzó a implementarse en el mes de junio, la iniciativa se extendió hasta diciembre. En ese lapso las empresas que trabajaron en conjunto con el municipio, comercializaron más de 10.000 garrafas desde martes a viernes. “Ese es un poco el balance, en 2015 fue una venta menor, pero con una cantidad de meses menor”, explicó Sánchez sin dejar de aclarar que la demanda depende de las condiciones climáticas.

Continuidad del programa
Desde la delegación de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Ansés) confirmaron que el Programa Hogar, bajo el cual se incluye el pago del subsidio de garrafas continúa normalmente. “Se siguen haciendo las liquidaciones mensuales”, ratificaron desde el organismo.
 La cantidad de garrafas que se liquiden dependerá siempre de la cantidad de integrantes de cada hogar y la época del año. En ese sentido destacaron que el monto a depositar para el mes de abril es de $154 por hogar (correspondiente a dos garrafas de $77). El grupo familiar de cinco personas podrán adquirir hasta un total de 18 garrafas de 10 kg, con un importe final de $1.386 anual. En caso de que el grupo supere a los cinco integrantes, el subsidio es de $1.540 anuales.