santafe
Sábado 29 de Agosto de 2015

La inundación de Luján y un motor santafesino al rescate

La pata de empuje náutica, producida por una empresa radicada en el Parque Industrial Los Polígonos, facilitó el salvataje de más de 100 personas. Este tipo de motorización permite la navegación en superficies de poca profundidad

En las últimas inundaciones que afectaron, fundamentalmente, al sur de la provincia y a localidades del norte de Buenos Aires, las patas de empuje náuticas, producidas por una empresa local con presencia en el Parque Industrial Los Polígonos, permitieron la realización de numerosos rescates en la ciudad de Luján, una de las más afectadas por el agua. 
Se trata de un sistema de motorización que se utiliza de la misma forma que un motor fuera de borda, se aplica en cualquier tipo de embarcación y permite navegar en superficies con muy poca profundidad de agua. Esto permitió su utilización en las calles inundadas donde gracias a las Patas Puyer, prestadas por la empresa a un grupo de rescatistas que trabajó en conjunto con los bomberos voluntarios, se logró auxiliar a más de 100 personas. En diálogo con Diario UNO, Juan Ignacio Mondino, a cargo de la empresa, ya que su padre, titular y fundador, se encuentra en recuperación en el hospital José María Cullen por un accidente sufrido mientras vacacionaba en Colombia (ver nota vinculada), contó que gracias a la particularidad de estos motores de poder navegar en bajos niveles de agua, los bomberos voluntarios de esa ciudad tomaron las patas prestadas, las utilizaron y ayudó a realizar muchos rescates. 
“Son beneficios que hasta el momento no conocíamos. Nos comentaron que en una noche se pudieron rescatar 51 personas, y que en la madrugada siguiente se pudo salvar a otras 84 personas que habían estado al borde del ahogamiento. Este motor permitió ingresar con las embarcaciones a interiores de casas, transitar por calles inundadas, cableados y espacios públicos”, señaló.
Agregó además que como la pata tiene una inclinación, y se utiliza en un ángulo que va entre la superficie de flotación y la superficie de agua, solamente 30 centímetros de profundidad son suficientes para poder navegar, si es que el casco de la embarcación lo permite.

Para situaciones de desastre
Si bien la pata de empuje náutica es requerida fundamentalmente para actividades de esparcimiento como la pesca, caza o turismo paisajístico, las tareas de rescate y asistencia se suman a los posibles usos del producto. Tanto es así que, por ejemplo, muchas personas de los bajos meridionales de la provincia de Santa Fe, lo utilizan para poder llegar al ganado que queda varado en los campos, durante las inundaciones. 
Gracias a su performance, la utilización de este motor fue muy bien visto no solo por la comunidad de bomberos voluntarios de Luján, sino también de distintas ciudades, como Quilmes o La Plata.
“Son ciudades que se suelen inundar ante las fuertes lluvias, como hemos visto hace poco. Por este motivo, se están organizando entre las distintas dotaciones para proveerse de este tipo de motorización”, comentó Mondino. 
A la vez, señaló que la empresa está evaluando la posibilidad de hacer algunas donaciones para facilitar la adquisición de este elemento que resultó de vital importancia en las últimas semanas. “Además estamos buscando el apoyo de otras empresas, sobre todo de la parte de las embarcaciones, para ver si se suman a esta donación para colaborar con los vecinos de estas ciudades que han sufrido consecuencias similares a las que vivió la ciudad de Santa Fe, en años anteriores”, contó. 
Destacó también que si bien sabían en la empresa cuáles eran las posibles prestaciones, cuando se pensó la pata, este no era un uso que tenían en mente. “No lo habíamos pensado propiamente para este tipo de situaciones. Pero, nos parece que esto viene de la mano de los beneficios que trae este tipo de motorización”, expresó. 

Los rescates
A través de la Agrupación de Búsqueda y Salvamento de Luján, y de su titular Alfonso Waldemar Ríos Manquis, los bomberos voluntarios de esa ciudad tomaron contacto con el motor de desarrollo local y agradecieron a la empresa haberlo cedido y contaron que las patas de empuje náuticas se utilizaron durante la emergencia operativa de la inundación de Luján entre el 6 y el 13 de agosto.
“Las misiones más complejas fueron las de la noche del domingo 10, a la madrugada del lunes, donde se produjo el pico de crecida, y se realizaron todas las operaciones de rescate”, detalló Manquis.
Coqui Toum / jorge.toum@uno.com.ar