santafe
Lunes 11 de Abril de 2016

La lluvia complica a algunos barrios y los vecinos reclaman al municipio

  Corral aseguró que la ciudad está atravesando el momento más crítico de la emergencia hídrica. Barrios del oeste con dificultades en el transporte por el mal estado de las calles 

Desde el 1 de abril, según datos del municipio se han registrado alrededor de 200 mm de lluvia en la ciudad. A su vez, el elevado nivel de los ríos Paraná (6,25 m) y Salado (6,71m) ha complejizado la situación y genera dificultades para el escurrimiento de las aguas en distintos barrios, fundamentalmente del noroeste. 
 
Este lunes por la mañana el intendente José Corral en conferencia de prensa, indicó que “el nivel de las napas crece junto con el río y esto complica el trabajo sobre el terreno”. 
 
“Además tenemos lluvias intensas. En abril no hemos tenido un solo día de sol. Se han registrado más de 200 milímetros acumulados este mes y 700 milímetros en lo que va del año, que son valores por encima de lo normal”, manifestó. 
 
 
Corral también actualizó el número de evacuados y personas asistidas por la crecida del Paraná, del Salado y por lluvias y dijo: “Son 157 familias consecuencia del Paraná; tres familias en el Polideportivo de La Tablada por la crecida del Salado, y además se está brindando asistencia a 40 familias que están en el valle del río. También hay siete familias evacuadas en la Vecinal Schneider por lluvia, provenientes de barrios Villa Hipódromo y Pompeya”.
 
Sobre esta última situación, Oscar Vallejos, presidente de la Vecinal Schneider informó a Diario UNO que desde el domingo a la tarde, la sede de la institución está funcionando como centro de evacuados y que son en total 28 personas las alojadas allí.
 
“Habrá un 20% de adultos, y el resto son chicos, los maridos quedan cuidando las casas. Yo estuve hablando con la gente y está bien atendida y cómoda. Lo que sí extrañan su casa, pero están bien asistidos, anoche se les dio ropa también porque llegaron mojados”, contó.
 
 
Problemas en los barrios
Mónica Parente del grupo de vecinos autoconvocados de barrio Cabal relató a Diario UNO la situación que se vive a raíz de las lluvias con “calles con pozos, barro y un estado calamitoso”. En ese contexto señaló que es muy difícil para los vecinos salir de sus casas para cumplir con sus obligaciones cotidianas ya que tampoco está circulando con regularidad el transporte público.
 
“No se puede salir, además de los yuyos, las luces que están apagadas, es un abandono muy grande el que tiene el barrio y el transporte no entra porque las pocas calles que tienen un mejorado también están en muy mal estado, en consecuencia hay muchos pozos llenos de agua y los colectivos no entran porque no saben en qué pozo va a caer”, manifestó.
 
Por último resaltó que las pocas unidades que circulan lo hacen fuera de horario y frecuencia, y que esto perjudica enormemente a los vecinos para concurrir al trabajo o llevar a los chicos a la escuela y sostuvo que “los barrios del noroeste están olvidados para el municipio. 
 
 
“Se está trabajando sobre Blas Parera y el intendente cree que con esa obra se soluciona todo el problema, pero eso no resuelve los problemas de la gente que vive al oeste. Nos vamos a seguir embarrando, nos van a seguir asaltando porque estamos tapados de yuyos y la policía no entra porque dice que rompe los autos, y acá es todo así”, se quejó. 
 

En la misma línea Sergio Sterli, presidente de la Vecinal Peñaloza Norte señaló que la situación se presenta compleja para los vecinos porque la única calle de salida de los barrios del norte hacia la avenida Gorriti está totalmente anegada.
 
“En Ex Combatientes y Aguado se junta la mayor cantidad de agua y directamente desde el domingo a la tarde estamos sin colectivo. La gente tiene que salir caminando, y los que van en moto lo hacen por arriba de la vereda. Está muy complicado el tema. No está escurriendo el agua, pero acá el principal problema es que se terminen de asfaltar las cuadras que quedan de Aguado para que el transporte público pueda salir, porque si no quedamos todos varados”, explicó.
 
Finalmente, en Alto Verde, otro lugar con dificultades, el colectivo solamente puede ingresar hasta frente a la comisaría y desde allí los costeros deben caminar varias cuadras en el barro hasta llegar a sus domicilios. Este lunes, luego de una manifestación frente al municipio, los vecinos fueron recibidos por el intendente. 
 
Luego del encuentro, Daniel Demarchi, presidente de la Vecinal Pro Mejoras Alto Verde, contó a Diario UNO que el municipio reconoció que no se hicieron obras necesarias y agregó: “También reconocieron que hace tres meses que no hay una coordinadora de la Costa que sea el nexo entre los vecinos y la Municipalidad. Mañana (hoy) nos van a llevar una respuesta técnica de lo que se puede llegar a hacer con el tema de una calle alternativa, porque hoy en día no pueden ingresar las máquinas por el barro y romperían mucho más de lo que arreglarían”.
 
En ese sentido, resaltó que la situación de las calles es bastante compleja para los pobladores, y que en reiteradas veces se ha planteado a las autoridades que se haga un mejorado, o que al menos se arrojen escombros sobre la arteria principal para poder transitar. 

“No somos técnicos, pero venimos planteando ese tipo de arreglo porque tampoco son muchos kilómetros lo que hay resolver, sino unos metros que hay que reparar para que todo Alto Verde pueda salir por un camino alternativo, una cuestión que no se hizo meses atrás cuando no llovía”, manifestó.