santafe
Sábado 25 de Julio de 2015

La panadería Furman abrirá una nueva sucursal en la zona norte de la ciudad

La iniciativa –impulsada por los ministerios de Seguridad y Desarrollo Social, y el Iapip– se pondrá en marcha en septiembre. Estiman que produzca y emplee más trabajadores que el espacio de barrio Roma 

A dos años de la apertura a la comunidad con atención al público del Emprendimiento Panaderil Sara María Furman en el barrio Roma (en el cual trabajan presos con salidas transitorias, otros que han recuperado su libertad, y jóvenes que se encuentran en situación de vulnerabilidad social), los ministerios de Seguridad y Desarrollo Social, y el Instituto Autárquico Provincial de Industrias Penitenciarias (Iapip) están trabajando para la puesta en marcha de una nueva sucursal que tendrá la misma finalidad de inclusión social en la zona norte.
La iniciativa, que también cuenta con el apoyo de la Fundación Sara María Furman y se proyecta en el marco del Plan Abre, se levanta en un predio contiguo a la cárcel de Las Flores, en avenida Blas Parera al 8800, donde por veinte años y en comodato funcionó la Fundación Dar Trabajo y Vida.
“Cuando el préstamo terminó y el lugar quedó vacío y obsoleto, nos propusimos transformarlo y comenzamos a trabajar con un maestro del Iapip y un grupo de jóvenes internos en la realización del cercado del predio, la vereda y la remodelación de lo que será el local de ventas”, explicó en diálogo con Diario UNO el director del Instituto Autárquico Provincial de Industrias Penitenciarias, Matías Fernández, al tiempo que explicó: “El punto de venta será la primera etapa del proyecto; luego seguiremos con la construcción de la cuadra para la producción propia (tienen pensado también fabricar pastas); y más adelante proyectamos levantar módulos habitacionales que sirvan de hábitat para los primeros tiempos de los presos liberados”.
Sobre ese punto, el referente de Iapip detalló: “Esto lo proyectamos luego de notar que la libertad resulta muchas veces muy difícil para quien estuvo interno en el servicio penitenciario, sobre todo si tiene que volver al barrio donde si bien encuentra a su familia, también hace lo mismo con quienes seguramente propiciaron su delincuencia. Además, para esas personas es muy difícil reinsertarse socialmente en forma rápida, sobre todo porque no consiguen dónde alquilar por no contar con las garantías necesarias y demás”.
Y afirmó que “se piensa en la construcción de un espacio de residencia transitorio grande que pueda servir para contener temporariamente a quienes así lo requieran por un tiempo prudencial”.
Al respecto y como complemento, Matías Fernández agregó: “El propósito es pensar el proyecto de La Sarita del Norte como un todo y en consecuencia la idea es no dejar ningún detalle al azar, por eso les enseñamos sobre la importancia de tener un trabajo, de cumplir un horario, de respetar al compañero y coordinador, de lo que significa un monotributo y una obra social, es decir cuestiones que para muchos pueden parecer básicas porque las aprendió en su casa, pero que no lo son para estos chicos que quizás tienen una vida carcelaria desde los 18 años y por ello no saben de la importancia que estas cosas tienen en la convivencia social futura”.
 
Algunos detalles
Cabe aclarar que la proyección futura de la nueva sucursal del Emprendimiento Panaderil Sara María Furman espera duplicar en número de producción y empleo a la sucursal ya existente. 
“Posicionarnos a esta iniciativa como una continuidad del proyecto que se inició en 2009 en la gestión de Binner y se asentó en los últimos años con números totalmente sorprendentes (de los 42 jóvenes y adultos que pasaron por sus instalaciones solo el 4% volvió a delinquir y el 39% ya está inserto laboralmente en distintos emprendimientos particulares), nuestra idea es crecer mucho más y es por ello que hasta apostaremos a otros rubros de la panificación”, dijo al respecto el director provincial de Seguridad Comunitaria, Ramiro Arola Lecour.
Y agregó: “Todas las herramientas que se le puedan brindar a estos jóvenes aquí son muy importantes, porque su reinserción futura no es tan fácil, ya que en la actualidad no existe una apertura social a la integración de quien estuvo privado de su libertad, sea cual sea el motivo”.
Por último y al ser consultado respecto de los tiempos de inauguración de las distintas etapas, el director provincial de Seguridad Comunitaria dijo: “No queremos aventurarnos con los tiempos, pero estimamos que el salón de venta al público podrá abrirse a fines de agosto o principios de septiembre”.
En referencia, y respecto de las demás obras que están planificadas, Matías Fernández pronunció: “La construcción de lo que es la cuadra ya está iniciándose, por lo que creemos que a fin de año o principio del otro ya podría estar finalizada en su totalidad. La residencia, en tanto, será para más adelante”.