santafe
Miércoles 27 de Enero de 2016

La provincia definió un aumento del 48 por ciento en la tarifa de Aguas

La Casa Gris definió un alza que se firmará hoy y está por encima de lo avalado por el organismo regulador para 2016 desde el segundo bimestre. 

Al final, la tarifa de Aguas Santafesinas (Assa) aumentará este año un 48 por ciento. Pese a que el Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress) había avalado un incremento tope del 44 por ciento, el gobierno provincial firmará hoy la resolución que fija la política tarifaria de la compañía 4 puntos porcentuales por encima de la recomendación del organismo de contralor. "Vamos a convalidar el pedido que había hecho la empresa en noviembre, ya que incluso desde esa fecha a estos días los costos subieron fuerte", justificó el ministro de Infraestructura, José León Garibay.

Según anticipó el funcionario a LaCapital el alza en la boleta de Aguas será desdoblada y no acumulativa, como había propuesto el directorio de la firma sanitaria estatal: 26 por ciento a partir del segundo bimestre, otro 11 por ciento desde el tercer bimestre y un 11 adicional para el cuarto.

Garibay recordó que el dictamen del Enress "no es vinculante" para el Ejecutivo provincial y que su pronunciamiento actúa como una "recomendación" tras el planteo de la empresa, la posición de los usuarios y los datos del propio organismo regulador.

Según el ministro de Infraestructura y Transporte, "Assa hizo un pedido de revisión tarifaria con números muy precisos que explicaban las razones de ese planteo en base al aumento de costos por la inflación".

En ese sentido, Garibay remarcó: "A diferencia de Aguas, el Enress sugirió un tope de aumento que no estaba basado en ningún criterio técnico y reconoce que hubo un fuerte incremento de costos. Por eso resolvimos convalidar la solicitud de la empresa".

En su pedido de recomposición tarifaria, Assa había indicado que "el incremento de costos de producción y servicios de saneamiento para dos millones de usuarios santafesinos (materiales y repuestos, insumos químicos, combustible, sueldos y cargas sociales, energía, mantenimiento y reparaciones)" acumulaba un "79 por ciento desde el año 2014 y hasta noviembre de 2015".

El funcionario del gobierno de Miguel Lifschitz confirmó a este diario que hoy rubricará la resolución que fija la política tarifaria de Aguas Santafesinas para 2016, tras haber culminado todo el proceso legal previsto en la legislación vigente.

Cuando se le mencionó al ministro que el incremento cosechará críticas de usuarios, dirigentes y organizaciones no gubernamentales, Garibay señaló: "Estamos en un contexto inflacionario, donde los costos suben y hay que darle sustentabilidad a los servicios públicos".

Luego el titular de la cartera de Infraestructura agregó: "Además, el ultimo incremento en la tarifa de Aguas se otorgó en (septiembre) de 2014. Pasaron 18 meses y la inflación acumulada ha sido significativa".

En aquella oportunidad, el aumento que otorgó la Casa Gris a la empresa fue del 26 al 30 por ciento, con un pequeño recargo entre los clientes que contaban con medidores domiciliarios.

Para Garibay "más allá del impacto que supone en términos porcentuales el incremento tarifario, hay que medirlo en valores absolutos y compararlo con otras localidades y otros servicios. Ahí se verá que tiene lógica".

Al respecto, el presidente del directorio de Aguas Santafesinas, Sebastián Bonet había informado que "la factura bimestral promedio de los usuarios de Assa en 2015 fue de $140 pesos".

De acuerdo a las estimaciones de la empresa, con este aumento, "la factura promedio será de $190" para 2016 por tratarse de "un ajuste no acumulativo, escalonado y recién a partir de marzo, con lo cual la incidencia del incremento sobre la factura de servicios a lo largo del año será del 34,5 por ciento".

Garibay advirtió que con los recursos extra que perciba Assa por la recomposición tarifaria, estimados en 270 millones de pesos, "la empresa igual necesitará de aportes del Tesoro provincial no sólo para hacer obras sino para financiar parte de sus costos operativos".

Al respecto, el ministro de Infraestructura dijo que el aumento otorgado a Assa "cubre la suba registrada hasta noviembre de 2015" y no incluye los incrementos registrados en diciembre y enero tras la devaluación, que impacta fuerte sobre insumos importados.

Apoyo oficial a un nuevo marco regulatorio

El ministro de Infraestructura y Transporte, José León Garibay apoyó la sugerencia del Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress) para que la provincia avance hacia un nuevo marco regulatorio para el servicio de agua y saneamiento.

"Estamos de acuerdo con ese planteo y vamos a tomar en cuenta esas recomendaciones para que haya una tarifa diferenciada según los usos. Vamos a iniciar conversaciones con todos los actores para poder avanzar con el planteo", señaló Garibay.

El dictamen del Ente firmado la semana pasada había reiterado la "urgente necesidad" de dictar un "régimen tarifario actualizado que contemple la eliminación de inequidades y una diferenciación tarifaria conforme a los usos residenciales, comerciales e industriales del agua".

El planteo del Enress no es nuevo. Tampoco el anuncio del gobierno de turno de querer reformar la normativa que regula los servicios sanitarios santafesinos desde que se privatizaron en los '90. Pero nunca se avanzó.

Además, los directores del organismo de contralor recomendaron a la provincia que asigne fondos para que Aguas coloque de manera "continua y sistemática" un mínimo de 20.000 medidores anuales entre las 15 ciudades de la concesión, en proporción al número de cuentas existentes.

En ese sentido, Garibay precisó que aportará recursos para que se extienda la micromedición para disminuir el consumo de agua y pagar de acuerdo a lo utilizado.