santafe
Lunes 30 de Mayo de 2016

La semana que viene se declararía la emergencia para el transporte

Es a pedido de los transportistas de cargas de la provincia. Advirtieron además una difícil situación agravada por la crisis hídrica. Desde la Secretaría de Transporte señalaron que se harán anuncios para el sector con similares beneficios a los de la industria

Días pasados, el sindicato de camioneros a modo de protesta decidió regalar leche envasada frente a Casa de Gobierno. La medida, que logró gran repercusión nacional, tuvo como objetivo poner sobre la mesa de discusión la realidad de los transportistas de leche cruda, pero también desnudó la situación del transporte de cargas en general que se vio seriamente afectado por la emergencia hídrica, y los aumentos de costos e impuestos del último tiempo. 
 
En ese contexto la Federación de Transportistas de Cargas de la provincia le solicitó al gobierno provincial la declaración de emergencia para el transporte, que según adelantó a Diario UNO el secretario de Transporte, Pablo Jukic, se estaría dictando la semana próxima. 
 
El funcionario sostuvo que el transporte es un eslabón más en la cadena productiva, y que habiéndose establecido la emergencia productiva, se está analizando ahora si se le puede otorgar al sector los mismos beneficios que se anunciaron para las industrias santafesinas.  “El transporte tiene sus particularidades, pero la intención es tratar de asemejar lo más posible a los beneficios para las industrias, la semana que viene podría haber novedades”, indicó.
 
 
En ese sentido, adelantó que se está trabajando en la posibilidad de hacer un diferimiento o cancelación de impuestos por un año, y “algún tipo de beneficio a los transportes que van a los puertos de Timbúes”.
Jukic, señaló que si bien dentro de este sector, el más golpeado es el que traslada los productos primarios desde los tambos, el transporte de productos relacionados con el agro ha sufrió al menos un parate de casi dos meses por las lluvias y la emergencia.
 
 “La cosecha que no se levantó durante 50 días, se empezó a levantar, y de apoco se van recuperando los volúmenes, pero quedaron dos meses en los que no hubo ingresos y hubo que seguir pagando impuestos, sueldos y demás. Entonces, la ayuda va a pasar por ese diferimiento”, explicó. 

“Dada la emergencia productiva que sufrió la provincia, y que el transporte relacionado con ese sector se ha visto impedido de desarrollar su tarea normalmente, se ha visto afectado en la misma magnitud que la producción. Es tratar de encontrar algún tipo de paliativo para socorrer o ayudar a las empresas que han pasado por esta emergencia”, agregó. 
 
Por último advirtió que las medidas y anuncios que se realizarán la semana próxima contemplan que el transporte relacionado con la lechería no va a tener una recuperación inmediata, y puntualmente para este segmento “se están analizando algunas cuestiones mayores”. 
 
 
Los transportistas
Vicente Bouvier, presidente de la Federación de Transportistas de Cargas de la provincia, contó que el pedido para que se declare la emergencia se realizó hace unos 10 días y que responde a una actualidad “complicadísima”.
“Rebotamos de un puerto a otro con la soja porque nadie la quiere. Hay poco cereal, y todo aumenta, así que es un contexto complicadísimo. Hemos pedido que se arbitren las medidas para que se declare la emergencia y poder obtener descuentos de peaje, en el pago de patentes y reducción de ingresos brutos o exención del pago”, explicó.
A su vez, reflejó que luego de la emergencia “se trabaja al 30 o 40% de la capacidad operativa” y que muchos de los asociados no logran ni siquiera pagar los gastos fijos.
LEER MÁS: Camioneros y una paritaria que comienza con pedidos del 42%
 
De igual manera se manifestó Alfredo Guagliano, presidente de la Asociación de Transporte de Cargas de Rosario quién advirtió: “No solo se van a perder fuentes de trabajo, sino también empresas. El 90% de las empresas de transporte, son familiares y poseen de uno a cinco camiones. No tienen muchas alternativas. El problema es grave, y la inundación le sumó dramatismo a la situación que se está viviendo”, indicó. 
 
Guagliano sostuvo que el aumento de los combustibles, de las tarifas, el costo de los peajes, y el incremento de los gastos fijos ponen al transportista en una situación delicada cuando además esta semana están por empezar las paritarias de camioneros con pedido de 42% de aumento.
Coqui Toum / jorge.toum@uno.com.ar / De la Redacción de UNO