santafe
Domingo 24 de Abril de 2016

Las calles de la costa aún están intransitables para los vecinos

Anegamientos y pozos. Muchos de ellos decidieron mudarse a Santa Fe a casas de familiares o amigos por la situación. Aún se ven sobre la ruta numerosos vehículos que dejan allí los pobladores al no poder llegar a sus casas

A pesar de que en el departamento La Capital, salvo alguna precipitación aislada, no llueve desde miércoles por la noche, y que hubo incluso días de sol hasta este domingo, los problemas de transitabilidad suscitados por el agua aún continúan. En esa línea, Oscar Signe, presidente de la Vecinal Colastiné Norte, sostuvo a Diario UNO que las calles del barrio están prácticamente en la misma situación que la semana pasada.  “Aflojó un poco la humedad, pero las calles con charcos de agua, y las inundadas están igual. La gente sigue dejando los autos sobre la ruta 1 porque no puede entrar”, graficó.
 
Señaló además que hay lugares en donde las bombas extractoras están trabajando desde hace 20 días para sacar el agua de las calles, pero que los niveles no descienden por la altura de las napas y porque los desagües “están totalmente colapsados”. “Hay bombas que son extremadamente chicas para el caudal de agua que hay, y en un reservorio hay dos bombas, y una está quemada. Así que está funcionando una sola y es de bajo caudal. Ese es el panorama general”, expresó.
 
 
Junta de firmas
Debido a la situación descripta, este domingo al mediodía, desde la vecinal –que ya se había movilizado hasta la Municipalidad de Santa Fe la semana pasada–, se organizó una junta de firmas para un nuevo petitorio a presentar a las autoridades en disconformidad con la atención de la zona.
 
“Hubo una asistencia muy importante de gente, y eso marca lamentablemente el enojo y la preocupación. Esa es la confirmación de que la estamos pasando muy mal, por eso la gente asiste así. Solicitamos al gobierno municipal todo lo que sea necesario para paliar esta crisis, reforzar lo poco que se ha hecho y mantenerlo en el tiempo”, indicó.
 
 
“Por ejemplo, se podrían haber desagotado algunas calles que estaban totalmente anegadas. De hecho a la altura del kilómetro 3,8 hace 21 días que está trabajando una bomba que pusieron los vecinos para desagotar agua. Ellos se costean los caños y la bomba. Creo que esa es una prueba evidente de la desidia y el abandono con respecto a esta zona”, agregó.
 
Seguridad
Muchos de los habitantes de la costa, ante la imposibilidad de llegar a sus hogares, debieron hospedarse transitoriamente en casas de familiares y amigos en la ciudad de Santa Fe. Por este motivo, son varias las viviendas que han quedado deshabitadas y esta situación también preocupa a los vecinos, ya que las fuerzas de seguridad tampoco pueden patrullar la zona.
 
 
“Los policías caminantes hoy están solo sobre la ruta porque no pueden bajar, no pueden hacer ni 50 metros hacia adentro de los barrios”, consignó el vecinalista.  En ese sentido, Signe afirmó que luego de una reunión con autoridades del Ministerio de Seguridad se les dejó en claro a los vecinos que más allá de la predisposición para poner efectivos, es prácticamente imposible hacer un patrullaje por muchas calles por el estado en el que se encuentran.
 
El miércoles habrá un nuevo encuentro de vecinos de la costa para estudiar los pasos a seguir frente a los reclamos que vienen planteando. La reunión será a las 20 en el complejo Balear, ya que al estar anegadas las arterias, las convocatorias que se hacían antes en la sede de la vecinal tuvieron que comenzar a realizarse en ese lugar. “No podemos entrar a la vecinal, entonces nos estamos reuniendo sobre la misma ruta, que por lo menos ahí tenemos asfalto”, finalizó Signe.
 

Villa California también
En tanto, Roberto Romero, presidente de la Vecinal de Villa California, al igual que Signe reflejó que los accesos al barrio perteneciente a San José del Rincón tampoco han mejorado, más allá de que pasaron tres días sin lluvias.
“La única solución que nos dieron, de acuerdo a lo que les pedimos hace aproximadamente 15 días atrás, es tratar de que haya por lo menos una calle más o menos transitable y mantenida para que se pueda usar de entrada y salida para principalmente la gente que vive muy atrás”, explicó. Concretamente, se mejoró un sector de calle Las Sombras para que los vecinos puedan tener una salida por ese lugar. 
 
“Las demás calles están igual que antes. Yo estuve hablando con gente del municipio y lo que me dijeron es que estaban esperando que no lloviera para poder empezar a arreglar algunas calles esta semana y me parece que deberían poner un poco más de acento en algunos lugares para que la gente por lo menos pueda entrar”, añadió.