santafe
Jueves 14 de Abril de 2016

Lifschitz pidió a los sojeros ayudar a “que nadie quede en el camino”

El gobernador participó del acto del remate del primer lote de soja de la campaña 2014/15 en la Bolsa de Comercio de Rosario

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, participó este jueves en la Bolsa de Comercio de Rosario del remate del primer lote de soja de la campaña 2014/15. “Creemos que la Argentina tiene una gran potencialidad y hay por delante un futuro auspicioso, pero tenemos que cruzar el río y para eso hay que ser solidarios y ayudar a que nadie se quede en el camino”, señaló en el tradicional acto que marca el inicio formal de la comercialización granaria.
“Necesitamos llegar todos juntos, lograr que no se pierdan puestos de trabajo, que los sectores más humildes no paguen costos innecesarios y podamos construir un proyecto que incluya a todos los argentinos. Ojalá que el año próximo nos volvamos a encontrar aquí y no solamente la soja ande muy bien y siga siendo el motor de la economía, sino que además podamos celebrar que el resto de la economía acompañe ese proceso”, añadió Lifschitz.
•LEER MÁS: El 50% del área productiva de la provincia está afectada por el agua
Tras poner de relieve el peso de la producción de soja en la economía nacional y provincial –Santa Fe aporta casi el 25 % del total país, porcentaje que este año rondará los 13 millones de toneladas–, el gobernador reconoció “las políticas acertadas de estímulo que ha adoptado el gobierno central y que han generado un clima de confianza y de expectativa en los productores para los próximos meses”.
“Pero si miramos más globalmente el panorama de la provincia y del resto del país –marcó el mandatario–, no podemos dejar de ver que tenemos muchas dificultades, economías regionales con problemas, los efectos de la corriente de El Niño para la lechería, el arroz, la caña de azúcar, el algodón. Vamos a atenderlos, con la ayuda del gobierno nacional y de hecho ya estamos conversando, pero necesitamos también acudir en auxilio de aquellos que más lo necesitan y lograr que la transición hacia una orilla sea con el menor costo social posible”.
“Venimos de una Argentina muy traumatizada, muy golpeada, con crisis profundas que tal vez no se visualicen del todo todavía pero que nos afectaron muy profundamente. El gran desafío que hoy tenemos los gobiernos es repensar un proyecto de recuperación regional, de desarrollo del interior y de las economías regionales, con un federalismo moderno donde las provincias sean protagonistas”, pidió el gobernador en otro tramo de su discurso.
“La soja es el motor de esta economía, pero Santa Fe tiene industrias de todo tipo, tiene capital social, tiene instituciones de enorme prestigio en el sector público y privado, como la Bolsa de Comercio. Apostamos a ser protagonistas de un proyecto integrador de Nación, plural en lo político y que contemple a todos los territorios. De esa misma manera es como pensamos a la provincia de Santa Fe”, remarcó.

El primer remate
El tradicional acto, que se realizó en el recinto de operaciones del Mercado Físico de Granos de la entidad, contó además con la presencia de la intendenta de Rosario, Mónica Fein; el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Ricardo Negri; y el presidente de la Bolsa de Comercio, Alberto Padoán entre otras autoridades provinciales y municipales, legisladores nacionales y provinciales, concejales de Rosario, intendentes y presidentes comunales de localidades de la región.
La producción que se subastó este año provino de la localidad de Colonia Elisa (Chaco), de las manos de los productores Diego y Juan Goujón. El arribo de la partida estuvo a cargo de la firma corredora Enrique Zeni SA y fue descargado en la planta de Vicentín Saic de Ricardone. Después de la puja, el lote de 26.540 kilos se vendió a Agricultores Federados Argentinos por $6.950/t.
Luego Fein expresó: “Como ciudad enclavada en la zona núcleo de la producción agropecuaria, esperamos que nuestra economía local perciba el impacto de la reducción de las retenciones de la soja y la quita de retenciones al trigo y al maíz. Las ciudades necesitamos que el impulso del sector agropecuario se traduzca en consumo de bienes y servicios y logremos promover el agregado de valor de la materia prima”.

Obras para la zona rural y la producción
El gobernador Miguel Lifschitz también hizo mención al aporte que está haciendo la provincia en infraestructura para la producción. “Estamos convencidos de que la inversión en infraestructura es clave. Por eso, en tres meses licitamos obras por más de dos mil millones de pesos para repavimentar y mejorar la situación de toda nuestra red vial provincial”, indicó Lifschitz.
“Estamos poniendo en marcha un fondo de electrificación rural –añadió– para poder llevar energía a los establecimientos rurales del interior; y trabajando en conjunto con municipios y comunas para mejorar la red vial de caminos secundarios”.
“También hemos puesto en marcha un plan de desarrollo industrial y agropecuario para apoyar a la pequeña y mediana industria y a aquellos productores que se animen a agregar valor a sus producciones. Y con el Plan del Norte vamos a dotar de infraestructura a esa vasta región de la provincia, y estamos tratando de acordar con el gobierno nacional para que esos tres departamentos –9 de Julio, Vera y General Obligado– se incorporen al Plan Belgrano”, detalló el gobernador.