santafe
Domingo 27 de Diciembre de 2015

Lifschitz recorrió zonas afectadas y dijo que “todo está controlado”

El gobernador estuvo este domingo con los vecinos de Colastiné Sur y en el norte provincial. Coordinó tareas con autoridades locales, ministerios y organismos provinciales

Luego de la recorrida por el norte de la provincia, el gobernador Miguel Lifschitz llegó este domingo por la tarde a la ciudad de Santa Fe, más precisamente a la zona de Colastiné Sur donde ya algunas familias fueron evacuadas y se encuentran en los módulos habitacionales que preparó el municipio junto a la ONG Techo Argentina.
“Llegamos hace un rato del norte de la provincia, muy satisfecho por lo realizado. Pero con la preocupación de las condiciones climáticas y de las marcas con las que viene creciendo el río Paraná, al igual que con la cantidad de familias evacuadas, que sabemos que va a seguir subiendo. Por el momento son entre 400 y 430 las personas evacuadas, es decir un poco más de 100 familias,  además de algunas pocas que se han autoevacuado, pero todo está controlado”. También destacó la buena colaboración y el trabajo en equipo “ tanto de los municipios, como del área de Protección Civil de la provincia además de todas las carteras provinciales que prestan sus servicios en todo el territorio”.
Por otra parte destacó que lo más importante por estas horas “es el seguimiento y monitoreo del río como también de las condiciones climáticas”. “Pero estamos conformes y muy tranquilos por el trabajo que estamos llevando adelante ante la crecida del río Paraná”, aseguró el mandatario provincial en diálogo con Diario UNO.
En cuanto a lo que refiere a la zona de Colastiné Sur, el gobernador manifestó: “Se les está brindando la ayuda y colaboración necesaria, pero también los representantes del municipio me han hecho saber que cuando el río llegue a cierto nivel, es casi indispensable realizar la evacuación, algo que pasará inevitablemente en los próximos días, pero estamos preparando y tomando todos los recaudos necesarios para que las familias estén acompañadas en lo que refiere a la salud, alimentos y contención social necesaria”.
 
Al hacer referencia al pico máximo de la crecida y cuándo llegaría a esta zona, Lifschitz dijo: “Según los informes que se están realizando aún es difícil determinar cuándo llegaría el nivel máximo del río Paraná con exactitud; se supone que seguirá creciendo, no sé exactamente cuánto porque depende mucho de las lluvias que se producen de manera alternada en la cuenca”.
Además el gobernador manifestó: “Estamos siempre monitoreando ya que sabemos que las condiciones que se esperan no son las mejores, son desfavorables y nuestra idea es valernos de esos datos para brindarle la atención necesaria a aquellas familias que se vean afectadas con dicha situación”.
Asimismo, el gobernador recordó que “la provincia viene trabajando para prevenir las posibles consecuencias de la llamada «corriente del Niño» y todo lo que esto representa como cambio climático. Se trabajó mucho en la prevención y está funcionando el Comité de Emergencia Hídrica del que participan distintos ministerios, coordinados por el secretario de Protección Civil, Marcos Escajadillo”.
 
“Además –añadió– tenemos una presencia permanente en cada lugar en donde se produce alguna dificultad, tanto a través de Protección Civil como de las áreas de infraestructura, Vialidad provincial, el Ministerio de Aguas y, por supuesto, con el acompañamiento de Desarrollo Social y Salud”, aseguró Lifschitz.
Por último, el gobernador manifestó que ya hubo canales de comunicación con diferentes carteras nacionales, como por ejemplo Desarrollo Social, para trabajar mancomunadamente en el futuro, al igual que ya se está haciendo con las provincias aledañas que se encuentran en situación crítica por la crecida de los ríos.
 

El encuentro y el diálogo con los vecinos
En su visita a las familias de Colastiné Sur, el gobernador Miguel Lifschitz hizo una recorrida por los módulos habitacionales donde se alojan personas evacuadas y mantuvo una reunión en la sede de la Asociación Civil Colastiné Sur con unos 40 vecinos que le dijeron que no quieren abandonar sus hogares.
Allí, el mandatario escuchó la situación particular de cada familia y recibió los reclamos por parte de los afectados. Al respecto sostuvo: “Se está dando colaboración, pero llegado el río a determinado nivel es indispensable realizar la evacuación”, remarcó respecto de aquellos que se resisten a dejar la zona. “Estamos tomando todos los recaudos para que las familias tengan toda la contención necesaria, en caso de concretar la evacuación”.
Hasta el momento, de acuerdo a un relevamiento realizado por la provincia en coordinación con las localidades afectadas, el total de evacuados en todo el territorio santafesino supera las 500 personas. Las mismas se distribuyen de la siguiente manera de acuerdo a cada localidad: 188 personas en Santa Fe, 71 en Arroyo Leyes, 90 en Las Toscas, 120 en Reconquista y 60 en San Javier, aunque en esa localidad el municipio dijo que son 80 las personas que fueron llevadas a un centro de evacuación.
De la actividad participaron los ministros de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, y de Desarrollo Social, Jorge Álvarez; el secretario de Protección Civil, Marcos Escajadillo; y el senador por La Capital, Emilio Jatón.