santafe
Domingo 27 de Marzo de 2016

Lifschitz se reúne con Aranguren por las subas en las boletas de luz

  El mandatario santafesino le pedirá gradualidad en la quita de subsidios al ministro de Energía de la Nación. En la provincia, hay varios proyectos para atenuar el impacto de los aumentos en la energía

En marzo llegaron las boletas de la Empresa Provincial de la Energía que tienen la primera parte del aumento que dispuso la Nación –a partir de la quita de subsidios a la generación de energía– y que la EPE trasladó a sus usuarios. Los resultados son facturas con montos que duplican a los de enero, que ya tenían un aumento del 26,9% que la firma estatal había dispuesto a partir del 1 de diciembre. Pero lo peor aún está por venir. En los próximos días llegarán las boletas de abril, que contemplan el consumo de febrero y marzo, ambos meses ya con el aumento nacional.
 
 
El salto que pegó la tarifa es un tema que preocupó tanto a usuarios como a funcionarios del gobierno, a legisladores y a organismos de defensa del consumidor. El propio gobernador, Miguel Lifschitz, mantendrá este lunes un encuentro con el ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren. En esa reunión, uno de los temas que planteará el mandatario santafesino es el impacto que tuvo la medida nacional de quitar de un día para el otro los subsidios a la generación de energía, algo que elevó el costo de la electricidad que compra la EPE para después distribuirla.
 
La semana pasada Lifschitz dijo que le pedirá a Aranguren que la eliminación de subsidios sea “escalonada y progresiva. De la manera en que se implementó, esa medida produce un impacto muy importante en algunos sectores de la actividad económica”.
 
“Estamos preocupados por la eliminación de los subsidios nacionales sobre las tarifas para consumos residenciales e industriales, no solo en Santa Fe sino en todas las provincias”, expresó el gobernador en Rosario después de un acto oficial.
 
 
La Cámara de Diputados también se hizo eco del tarifazo de la EPE y el 16 de marzo pasado, en la Comisión de Obras y Servicios Públicos mantuvieron una reunión con el presidente del directorio de la empresa, Raúl Stival, y gran parte de los gerentes de la firma para conocer en detalle los motivos de los aumentos.
 
En esa reunión con Stival la mayoría de los legisladores empezaron a preguntar y a buscar posibles alternativas para que los aumentos tengan el menor impacto posible tanto en los usuarios residenciales como en los sectores comercial e industrial, porque eso podría tener sus consecuencias en la actividad económica y la pérdida de empleos.
 
La semana pasada se conocieron varios proyectos de diferentes bancadas para atenuar las subas en la tarifa eléctrica o directamente dejarla sin efecto. El diputado Héctor Cavallero y sus pares del bloque Frente Justicialista Para la Victoria (FJPV) elevaron la propuesta de crear un fondo compensador. El mismo estaría constituido por los ingresos provenientes de la mayor recaudación tributaria previstos en el presupuesto 2016. 
 
El Fondo Provincial de Compensación y Regulación de Tarifas Eléctricas sería conformado por la suma de dos mil millones de pesos, un poco menos de la mitad de los 4.800 millones de pesos que deberá erogar la EPE en 2016 solo para la compra de energía.
 
 
“Estamos haciendo una propuesta factible que no desfinancie a la EPE y que amortigüe el impacto que tendrán que afrontar los sectores generadores de empleo, así como en los trabajadores que aún no han recibido los aumentos de sueldos”, argumentaron los legisladores del FJPV, quienes de esa manera intentan “atenuar en al menos un 50% el incremento de tarifas al sector productivo y usuarios residenciales”. En tanto, el tesoro provincial debería girar a la empresa una suma similar “a efectos de mantener el nivel de financiamiento necesario para su normal desenvolvimiento”.
 
Por su parte, el diputado del Frente Social y Popular, Carlos del Frade, pidió que sea la provincia quien subsidie la tarifa eléctrica si el Estado nacional dejó de hacerlo. “En Misiones, el Estado provincial financiará la tarifa de luz. Si el Estado nacional no subsidia, ¿qué impide que subsidie el Estado provincial? Es una decisión política. Y si la decisión del gobierno socialista es que lo pague el pueblo, entonces son un gobierno de impronta más liberal que socialista”, manifestó Del Frade sobre la quita de subsidios nacionales y su impacto en Santa Fe.
 
 
Otra de las iniciativas presentadas la semana pasada fue la que hicieron los diputados socialistas Rubén Giustiniani y Silvia Ausburger junto al radical Fabián Palo Oliver. Para contrarrestar el incremento de la energía que la EPE debe afrontar ante el mercado mayorista eléctrico (Cammesa), propusieron gestionar ante el gobierno nacional que se compense la deuda que la Nación tiene con la provincia de Santa Fe en concepto de devolución del 15% de coparticipación, imputándolo al pago de la compra de energía.
 
Si bien hay muchas expectativas en la reunión que tendrán este lunes Lifschitz y Aranguren, los aumentos no solo que están vigentes desde hace casi dos meses, sino que en muchos casos ya fueron facturados. Si los resultados no son los esperados habrá que pensar alternativas para que la factura social no termine siendo más cara que la de la EPE.