santafe
Miércoles 13 de Abril de 2016

Llegaron $25 millones de Nación para paliar la emergencia hídrica

La provincia había solicitado inicialmente $30 millones. Este miércoles, el gobernador Lifschitz manifestó que el Ejecutivo de Macri no tiene una “adecuada magnitud” de lo que generaron las lluvias y la crecida de los ríos y dijo que le expresó a Frigerio que el impacto en la producción es mucho mayor que en Entre Ríos 

El miércoles por la tarde, el gobernador estuvo reunido con parte de su gabinete para analizar el impacto de las lluvias y la crecida de los ríos Paraná y Salado en el departamento La Capital. Luego del encuentro en diálogo con la prensa, Lifschitz sostuvo que el gobierno nacional no tiene dimensión de lo que está sucediendo en la provincia y del impacto que el agua ha tenido en los sectores productivos.
 
“Creo que todavía no tienen una adecuada magnitud, este miércoles en una reunión con el ministro Frigerio donde me planteaba que Entre Ríos estaba más complicado, yo le decía que tal vez tenga un poco más de evacuados que Santa Fe, pero que el impacto productivo que ha tenido en la provincia, probablemente sea muchísimo mayor”, señaló y dijo, además, que seguramente esto no se advertirá en lo inmediato, sino en los próximos meses.
 
 
Por este motivo, indicó que le planteó al Ejecutivo Nacional dos cuestiones, la primera una ayuda inicial de 30 millones de pesos, de los cuales ya llegaron 25 millones de pesos, según confirmó a Diario UNO el ministro de Gobierno, Pablo Farías, y además se pidió expresamente apoyo para las economías regionales.
 
En esa línea, resaltó que el agua ha ocasionado problemas en una superficie muy amplia con un impacto de magnitud y que, por este motivo, durante la mañana de este jueves, como anticipó este miércoles Diario UNO, se reunirá la Comisión de Emergencia Agropecuaria, de la que participarán productores y mandatarios de las localidades más afectadas para realizar una evaluación que brinde mayores precisiones sobre el alcance de las pérdidas. Se buscará además en ese encuentro ampliar la emergencia hídrica a toda la provincia.
 
 
Cabe consignar que por la mañana, Farías también se refirió al tema y manifestó que se necesita que haya una declaración nacional de emergencia para todo el territorio santafesino, e hizo referencia a la reunión de la comisión y dijo que allí se decidirán las ayudas y aportes que la provincia destinará a los sectores afectados.
 
Sobre la situación en La Capital
Lifschitz indicó que luego de un repaso por la situación del área metropolitana y la expectativa de lo que pueda ocurrir el fin de semana, con pronósticos que prevén nuevas precipitaciones en la región, se decidió que haya un Comité de Emergencia permanente por los próximos días.
 
 
“Estamos reforzando la infraestructura necesaria, la disponibilidad de elementos por si hubiera eventualmente que evacuar más familias de que las que ya están, pero obviamente con la expectativa de que la lluvia no sea tan intensa”, expresó.
 
“Se trata fundamentalmente de prepararnos por si, eventualmente, hubiera una lluvia demasiado intensa. El Paraná aparentemente viene en baja, pero igualmente estimamos que el río va a seguir por arriba de los 6 metros y esto obviamente es un valor considerable que levanta las napas y complica la situación”, agregó.
LEER MÁS: Solicitarán $30 millones a Nación para municipios y comunas
 
Casas para los afectados
Este martes la provincia suscribió un convenio con la Secretaría de Vivienda de la Nación para poner en marcha la construcción de 811 unidades habitacionales en la provincia. 
 
Consultado sobre el tema, el gobernador indicó que del total de casas que se edificarán, las primeras 320 que se terminen serán para familias que viven en zonas vulnerables de la ciudad de Santa Fe. “De acuerdo a un proyecto del municipio santafesino, se destinarán a familias que han sufrido inundaciones y que se van a relocalizar. Son las primeras viviendas que se van a financiar probablemente en los próximos días”, informó.
Coqui Toum / jorge.toum@uno.com.ar / De la Redacción de UNO