santafe
Martes 01 de Marzo de 2016

Llovió en Santa Fe y causó sorpresa: ¿por qué no se pudo pronosticar?

En algunos lugares de la ciudad cayeron hasta 100 mm. Nadie pudo suponer que el frente de aire frío que estaba ingresando a la región podía provocar las intensas precipitaciones

Ningún organismo sospechó que el encuentro de una masa de aire húmedo con una masa de aire frío pudiera provocar la cantidad de milímetros registrados durante este martes. Quizás algún aventurado pronosticador se acercaba a la posibilidad de “lluvias leves”, pero las imágenes satelitales no demostraban lo que terminó sucediendo. Una de las explicaciones puede ser que la masa de aire húmedo que persistía en el lugar haya sido un poco mas cálida de lo usual. Sin embargo, los especialistas señalan que no fue un evento extraordinario, sino que corresponde a un episodio “típico” de nuestro verano.
 
 
Más de un santafesino se vio sorprendido por las intensas lluvias registradas este martes en la ciudad. No solo los vecinos, sino que el mismo municipio expresó su sorpresa. “Tuvimos una lluvia inesperada, que no estaba en los pronósticos del Servicio Meteorológico. Tampoco tuvimos una alerta esta mañana”, dijo la secretaria de Comunicación de la Municipalidad. Lo cierto es que ningún organismo de referencia, ni el mismo Servicio Meteorológico Nacional, pudo pronosticar el fenómeno de este martes. 
 
En diálogo con Diario UNO, el ingeniero Ignacio Cristina, miembro del Centro de Informaciones Meteorológicas (CIM) de la Universidad Nacional del Litoral, explicó lo sucedido pero aclaró que no fue una situación excepcional. “Durante el lunes predominó el ingreso de una corriente de aire húmedo, procedente del cuadrante este, desde el océano. En las últimas horas de ese día y primeras del martes se produjo en la región el ingreso de aire mas frío. Al encontrarse se producen condiciones propicias para los eventos de lluvia”, señaló el especialista, pero agregó una particularidad: “Si bien se sabía que la masa de aire frío estaba ingresando, la gran diferencia pudo haber estado en que nadie pensó cómo se podía combinar las dos masas y de la forma en que lo hicieron”
 
En este sentido, Cristina encuentra una posible explicación al fenómeno y sostuvo: “Quizás, la masa de aire húmedo pudo haber sido un poco más cálida de lo usual y eso provocó las precipitaciones”. 
 
Además, el ingeniero aclaró que nadie pudo suponer lo que terminó pasando. “Nosotros estábamos anunciando algún grado de inestabilidad, con nubosidad variada pero no estábamos pronosticando lluvias. No pensamos que esa combinación de masa de aire frío iba a actuar de tal manera. Ni siquiera modelos de calidad como los que tiene la Noaa (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica) hacían sospechar que había probabilidad de lluvias. A lo sumo alguien podía esperar una lluvia muy leve. El lunes las condiciones no estaban dadas para que se produjera un evento de estas características”, manifestó.

Sacando el agua. Algunos vecinos padecieron el temporal / Foto: Mauricio Centurión - Uno Santa Fe
 
Por último, reiteró que este tipo de sucesos son habituales. “Es típico en el verano tener estos eventos. Es común encontrarnos con días de cielo despejado y por ahí ver que se empieza a nublar y se produce una lluvia importante, típica de verano. Y después, así como se armó, se empieza a desarmar; vuelve a salir el sol y las condiciones se estabilizan. En la región, en esta época del año, predominan las masas mas bien cálidas y húmedas. Cuando entra un flujo de aire más frío se producen eventos de tormentas”, añadió.
 
Lluvias convectivas
Según los registros de las estaciones meteorológicas de la Municipalidad de Santa Fe, se registraron 59 mm de lluvia en CIC Facundo Zuviría, 88 mm en el Palacio Municipal y 105 mm en Alto Verde.
 
Por otro lado, el Centro de Información Meteorológica de la UNL ubicado en Ciudad Universitaria registró 60 mm. A partir de los datos relevados por el municipio, sorprende la diferencia de milímetros caídos en diferentes puntos de la ciudad. En este sentido, el ingeniero Ignacio Cristina apuntó: “Es un fenómeno que por lo general está concentrado en el epicentro o la nube convectiva. Su particularidad es que suelen darse en verano, finales de primavera y principio de otoño; sobre todo en nuestra región, donde predominan las masas de aire húmedo”.

De lado a lado. Calle Amenábar al 3900 / Foto: Mauricio Centurión - Uno Santa Fe
 
Cristina continuó con su descripción: “Un sistema convectivo genera que el epicentro o el centro de acción esté dado en determinado lugar y es probable que a 10 o 15  kilómetros apenas se produzca una leve lluvia, quizás no llueva o incluso ni siquiera se nuble. Sin embargo, puede arrojar una muy importante cantidad de lluvia, granizo y ráfagas de viento”, aseguró.
 
Complicaciones en la ciudad
La Municipalidad recibió 144 llamados con reclamos por anegamiento temporario de calles, y solicitando limpieza de desagües y bocas de tormenta, recolección de residuos y ramas caídas.
La intensidad máxima de agua caída fue de 129 mm/h a las 7.30. Se registraron inconvenientes puntuales en el suroeste y la zona de Colastiné Sur. 
 
El fenómeno generó dificultades en la circulación y demoras en el sistema de transporte público. Sobre los inconvenientes registrados en sectores puntuales de la ciudad, la secretaria de Comunicación de la Municipalidad indicó: “Hubo muchos problemas de acumulación de agua en calles y avenidas. Una de las zonas afectadas fue el suroeste de la ciudad, puntualmente en San Lorenzo y Varadero Sarsotti”.
 
 
En cuanto a la zona de Alto Verde, donde se registró el mayor registro de lluvia, manifestó: “Si bien se ha recibido mucha agua, todo el sistema de bombeo ha funcionado bien y como no tuvimos corte de energía, el trabajo se vio facilitado ya que todas las electrobombas se activan automáticamente”. En este sentido, recordó que las electrobombas se activan de manera automática, en tanto que las motobombas hacen lo propio cuando se adquiere un determinado nivel de agua en cada uno de los reservorios.