santafe
Jueves 13 de Agosto de 2015

Lluvias: preocupación por los pequeños productores

Encuentro. Apyme se reunió con pequeños productores frutihortícolas y lecheros ante las consecuencias de las condiciones climáticas de los últimos meses, que los afectan

El presidente de Apyme Santa Fe, Mario Galizzi, se reunió con pequeños productores lecheros y frutihortícolas por la preocupación que generan las condiciones climáticas, debido a los cambios meteorológicos que se dan por la llegada de la corriente El Niño.
El problema que se viene suscitando en los últimos tiempos con el flagelo de la sequía o de las inundaciones, según la época del año, son realidades que seriamente deben ser tenidas en cuenta para priorizar las inversiones de obras públicas, que prevengan esta situación.
En la actualidad, se están produciendo fuertes temporales y grandes lluvias que pueden afectar la producción y como consecuencia llevar a pérdidas cuantiosas. “Por eso es que solicitamos a los gobiernos provincial y municipal que se arbitren de manera urgente los medios para que se limpien los canales y reservorios, la mantención de las bombas y la realización de todas las obras necesarias para que no tengamos que lamentar situaciones como las que se están viviendo en otras zonas del país”, expresó Galizzi.
Por último, invitó a que se realice desde el Estado una convocatoria de todas las organizaciones sociales interesadas para conformar un Comité de Emergencia, que tenga como objetivo planear, ejecutar y evaluar las acciones encaminadas a la prevención y control.

Consecuencias
El Niño es un fenómeno climático relacionado con el calentamiento del Pacífico oriental ecuatorial. Las consecuencias de este fenómeno climático lleva a regiones aleatorias de América del Sur a una intensa formación de nubes generadas en la zona de convergencia intertropical; períodos muy húmedos, baja presión atmosférica, gran cantidad de lluvias y, en consecuencia, pérdidas agrícolas.
En el cordón agrícola que bordea el norte de la ciudad de Santa Fe, los productores gestionaron en los últimos años el uso de mediasombra, que protege un poco más los cultivos. De todas maneras, siempre es fundamental que se mantengan en óptimas condiciones los principales canales que permiten el desagote rápido de las tierras anegadas por lluvias. Es el caso, por ejemplo, del canal Las Mandarinas, en jurisdicción de Monte Vera.