santafe
Martes 17 de Mayo de 2016

Los diputados santafesinos están divididos por la ley antidespidos

El PS, el FPV y el Frente Renovador votarían a favor. Cambiemos, con la UCR dentro, y Ana Copes del PDP, se oponen al proyecto que viene del Senado

Los diputados santafesinos se aprestan para una jornada maratónica en la Cámara baja de la Nación. El tema a debatir es el proyecto de ley antidespidos del Frente para la Victoria que ya trae media sanción del Senado. En Diputados hay cinco dictámenes para votar, aunque tres son los que tienen mayores chances de imponerse. El primero es el proyecto que viene desde la Cámara alta y si sale sin modificaciones automáticamente se convertiría en ley y quedaría en manos del presidente Mauricio Macri recurrir o no al veto.
 
El segundo dictamen es el del Frente Cambiemos que propone el rechazo a esa iniciativa. Mientras que el tercero es el proyecto del masissmo que propone una ley antidespidos aunque tiene diferencias con el mensaje de los senadores.
 
Los santafesinos que están en Cambiemos (Mario Barletta y Marcucci, por la UCR, más los seis del PRO) irán, sin vueltas, por el rechazo, al igual que la diputada del PDP-FPCyS, Ana Copes. Al respecto, Marcucci le dijo a Diario UNO que no van a acompañar el mensaje como viene del Senado. “No hay una coincidencia de diagnóstico que, por ejemplo en la provincia en enero, febrero y marzo de este año se creó más empleo que el año pasado en ese mismo período. La situación de la economía es difícil, pero estas decisiones tampoco se tomaron en el pasado en momentos complicados como 2008, 2009 y 2014”.
 
El diputado radical aseguró que la ley antidespidos “no es la herramienta adecuada” y “tampoco lo es para las pyme que se manifestaron en contra de ese cepo al trabajo”. En contraposición, Marcucci planteó buscar otras alternativas como el primer empleo joven o ampliar las herramientas que tiene el Ministerio de Trabajo, como los Repro o los procedimientos de crisis “que sirven para mantener la fuente laboral”.

 
Tampoco acompañarán el dictamen del masissmo porque si bien “salva” a las pyme, “se queda a mitad de camino”. Además, el radical se mostró esperanzado de que el segundo semestre sea diferente al primero donde “el gobierno tuvo que resolver la herencia” del kirchnerismo.
 
En la misma línea se mostró Lucas Incicco, del PRO: “Entendemos que no es una buena ley. El objetivo es valedero, pero esto es una mala herramienta política y legislativa. Nosotros vamos a sostener nuestra opción por el rechazo”.
 
Al ser consultado sobre si alguno de los dictámenes por la afirmativa es mejor que otro, Incicco definió: “El que vino del Senado es decididamente malo. El que está promoviendo el Frente Renovador es un poco mejor porque contempla a las pyme, entre otras cosas. Pero sigue siendo una mala herramienta para defender al 40 por ciento del empleo no registrado y al casi millón y medio que no tiene trabajo”.
 
Negociación abierta
Tanto el Frente para la Victoria como el Frente Renovador intentaban limar asperezas anoche para llegar a un proyecto de consenso. Ambas fuerzas aseguraron que la negociación seguiría hasta el momento de sentarse en las bancas. La diputada Silvina Frana (FPV) reconoció que una gran limitante para llegar a un acuerdo fue la posición de los senadores de su partido que dijeron que no aceptarían ninguna modificación al proyecto que votaron hace 15 días. Sin embargo, este martes Miguel Ángel Pichetto mantuvo reuniones con dirigentes massistas para acercar posiciones. El punto de partida era que salga una ley antidespidos. 
 
Las indecisiones eran tales este martes por la noche que Frana ni siquiera pudo asegurar que todos los diputados justicialistas vayan a votar juntos. “Eso dependerá de cómo termine la rueda de negociaciones. Desde el Senado aseguran que no van a votar una ley con modificaciones, pero sé que van a seguir las negociaciones”, sostuvo la diputada y admitió: “A esta altura todos queremos una ley antidespidos y una ley de protección a las pyme”, en lo que fue un claro guiño al dictamen que propone el Frente Renovador.
Por su parte, Alejandro Grandinetti, uno de los dos diputados santafesinos del Frente Renovador, junto a Vanesa Massetani, le dijo a Diario UNO que el consenso para lograr una ley antidespidos también debe incluir al gobierno nacional. “El primer dato político es que nadie puede imponer nada. La única condición del Senado era no dilatar el tema y nuestro proyecto es retroactivo al 22 de abril, con lo cual es superador”, dijo Grandinetti.
 
“En la ley que viene del senado no había ningún compromiso fiscal del gobierno y acá hay que revertir las primeras medidas del gobierno como los aumentos de tarifas y una crisis de consumo con una gran transferencia de recursos. Todos coincidimos en que tenemos que encontrar una salida para que el Estado nacional se involucre”, remarcó.
 

En tanto, el socialismo tenía una postura decididamente a favor de una ley antidespidos “sin importar quién la haya propuesto”. “Nosotros vamos a apoyar como lo hicimos desde el primer día. Estamos muy comprometidos con esta ley”, dijo sin vacilar la socialista Alicia Ciciliani, que comparte el bloque con el exgobernador, Hermes Binner.
 
“El primer dictamen que se vote con la posición para proteger el empleo lo vamos a apoyar. Si ese no alcanza los votos necesarios vamos a apoyar al siguiente para que salga la ley. Queremos lograr el consenso para que salga uno que contemple la protección de los trabajadores independientemente de quién lo apoye o no lo apoye o de quién lo haya presentado (…), nosotros apoyaremos al primer dictamen para defender a los trabajadores”, resumió.
 
Con estas posiciones hay 10 diputados santafesinos a favor de una ley antidespidos y nueve en contra. Pero aún resta la definición de los acuerdos políticos para ver si hay un dictamen de consenso a favor de la norma, lo que pondría a Macri en la difícil situación de tener que vetarla; o si la grieta entre el FPV y el massismo le permite a Cambiemos conseguir otro triunfo legislativo y rechazar la ley antidespidos.

Hipólito Ruiz / hruiz@uno.com.ar / De la Redacción de UNO