santafe
Jueves 10 de Marzo de 2016

Los municipales siguen de paro pese a la conciliación

  Este viernes se concreta la segunda jornada de la medida de fuerza que definió Festram. El ministro Genesini dijo que “puede haber sanciones al gremio”

Pese a la conciliación obligatoria, los trabajadores municipales iniciaron el jueves un paro de 48 horas en toda la provincia. La medida llegó como consecuencia del rechazo de la oferta que realizaron los municipios y comunas en el marco de la paritaria del sector. En la capital provincial, el acatamiento fue total.
 
Desde Asoem (Asociación Sindical de Obreros y Empleados de la Municipalidad de Santa Fe) señalaron que el acatamiento en la ciudad de la medida de fuerza de 48 horas, el jueves fue total y esperan que el viernes sea igual. En ese sentido, en un comunicado, recordaron que la acción directa surgió “en reclamo de un incremento salarial acorde a la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores municipales”.
 
 
Cabe recordar que, tras el anuncio de la medida de fuerza, la cartera laboral santafesina dictó la conciliación obligatoria, una medida que debía impedir el paro. De todas maneras, la Festram (Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la provincia de Santa Fe) rechazó la decisión aduciendo que el paro fue resuelto en asamblea y, por lo tanto, ese era el órgano que tiene la facultad para levantarlo.
 
Este jueves, en declaraciones a la prensa, el ministro de Trabajo de la provincia, Julio Genesini, admitió que “puede haber sanciones al gremio”. “La conciliación obligatoria no transgrede el marco de la reunión paritaria. Es una forma de establecer un nuevo parámetro de funcionamiento en el marco de la discusión por los suelos. Esto no es obviar esa instancia. Se impone un plazo preciso como para trabajar y avanzar en la conciliación, es un acto que debe ser respetado por las partes”, sostuvo Genesini.
 
 
El funcionario provincial sostuvo que si los representantes de la Festram no concurren a la audiencia de este viernes para que expliquen sus argumentos y digan qué planteo realizarán, “la ley prevé aplicación de sumarios y sanciones” para quienes no acaten “la tregua” en el conflicto.
 
Los números
Antes de que se ratificara el paro del sector, los intendentes y presidentes comunales se reunieron para analizar la propuesta e insistieron con un aumento salarial del 28% más una suma no remunerativa. La cifra fue rechazada por los referentes gremiales, quienes solicitaron un piso de 32% de incremento.