santafe
Miércoles 09 de Marzo de 2016

Los municipales van al paro jueves y viernes pese a la conciliación obligatoria

Conflicto. La secretaria de Gobierno de Santa Fe, María Martín, dijo que deberían asistir a su trabajo y si no se evaluarán las consecuencias. Festram dijo que el lunes decidirá si la acepta

En la reunión paritaria de este miércoles los intendentes y presidentes comunales volvieron a hacer una propuesta salarial a los trabajadores, pero no los convenció. Por lo tanto, la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales (Festram) de Santa Fe ratificó el paro por 48 horas que tenía previsto para jueves y viernes.
 
Con el rechazo y la medida de fuerza de los municipales, los intendentes pidieron la conciliación obligatoria y el Ministerio de Trabajo la dictó este miércoles por la tarde y estableció un marco de negociación que vencerá el 22 de marzo próximo.
 
 
Sin embargo, la Festram le dijo a Diario UNO que iban a hacer una presentación ante el ministerio para aclarar que recién el lunes estaba convocado el plenario de secretarios generales y recién ahí iban a decidir si la acataban o no. Además, el secretario general de Festram, Claudio Leoni, al ser consultado sobre si cabrían represalias contra los trabajadores sostuvo: “Ninguna, porque esto es lo que dice la ley. La conciliación obligatoria no nos puede obligar a desobedecer la ley de asociaciones sindicales. Le vamos a notificar al ministerio que el organismo que dispuso las medidas de fuerza se va a reunir el lunes y les pedimos que la audiencia –fijada para el viernes, a las 11– se corra para el lunes por la tarde, si es que el plenario decide aceptar la conciliación”.
 
Además descartó que los municipales vayan a trabajar este jueves. “Está decretado el paro y no hay ningún motivo para levantar la medida de fuerza”, sostuvo Leoni.
 
Desde el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social aclararon que la conciliación obligatoria es una herramienta de aplicación “inmediata e impostergable” y que en caso de que una de las partes no cumpla el ministerio es quién impone las sanciones económicas. Y remarcaron que las obligaciones de las partes son independientes y el incumplimiento de una de ellas no releva a la otra de sus obligaciones.
 
Por su parte, la secretaria de Gobierno de la Municipalidad de Santa Fe, María Martín, dijo que el texto de la conciliación “es muy claro” y que “dispone que se tienen que retrotraer las situaciones y que se establezca una mesa de diálogo”.
 
“El objeto de la conciliación obligatoria es tratar que las partes puedan dialogar y llegar a un acuerdo. Las negociaciones continúan en el Ministerio de Trabajo con un cese de las medidas dispuestas que impiden la continuidad del diálogo”, agregó la funcionaria y remarcó: “La disposición del Ministerio de Trabajo es clara, fija fecha de aplicación de inicio de la conciliación, establece plazos y circunstancias”.
 
 
Pero los trabajadores tienen otra mirada. Leoni sostiene que el plenario de secretarios generales que se hizo el lunes facultó a los miembros paritarios a levantar la medida si había acuerdo salarial. “Como no hubo acuerdo no estamos facultados para levantar la medida. El órgano estatutario que legalmente impone las medidas de fuerza es el plenario de secretarios generales, por lo que la conciliación la vamos a poner a consideración del plenario que se va a hacer el lunes a las 10”, luego de que se cumplan las 48 horas de paro.
 
El sindicalista dijo que en caso de que en esa instancia no se acepte la conciliación continuarán con medidas de fuerza hasta que los intendentes decidan convocar a una nueva reunión paritaria. Pero si el plenario decide acatar la discusión pasará al ámbito del Ministerio de Trabajo.
 
“Salimos de un escenario de negociación colectiva y entramos en un escenario de conflicto”, expuso Leoni y amplió: “Si eso es así, la política salarial va a salir por la resolución de un conflicto y no de una negociación, aunque eso no es algo nuevo. En 2014 se dio el mismo escenario”.
 
Luego agregó: “El dictado de la conciliación obligatoria nos saca del marco de las paritarias. Ahora no podemos discutir en el ámbito de la Secretaría de Regiones, Municipios y Comunas, sino en el ámbito del Ministerio de Trabajo. Eso significa que el ámbito de negociación salarial deja de existir para ir al Ministerio de Trabajo con un conflicto. Los intendentes decidieron suspender el diálogo en la paritaria para ir a una conciliación obligatoria”.
 
La fuente ministerial consultada por Diario UNO descartó que eso sea así y aseguró que lo que hace “el ministerio es darle a las partes un paraguas en el marco paritario. Se cambia el lugar físico de la discusión, pero las reuniones seguirán en el marco de la Secretaría de Regiones, Municipios y Comunas”. Durante 10 días hábiles deberían negociar sin medidas de fuerza.
 
Sobre los incumplimientos en el marco de una conciliación, desde Festram se hizo hincapié en el conflicto con la Municipalidad de Las Rosas donde el intendente Javier Meyer (Unión PRO Rosense) no acata la medida dictada por Trabajo. “Eso va a ser un problema para que nosotros la acatemos. Si ellos no la acatan, por qué nosotros sí”, aseveró Leoni.
 
Una discusión estancada
A pesar del momento en el que se encuentra la paritaria municipal, la secretaria de Gobierno santafesina puso de manifiesto que los intendentes y presidentes comunales buscan llegar a un acuerdo lo antes posible porque entienden las necesidades de los trabajadores.

“Nosotros hicimos un gran número de ofertas. Estuvimos conversando con la voluntad de llegar a un acuerdo con mucho esfuerzo. En muchos casos discutimos con una masa salarial superior a la propuesta por la provincia e inclusive ofrecimos aumentos que en casi todos los casos superan el 30%. Nosotros lo que queremos es llegar a un acuerdo”, aseguró.
 
Para los trabajadores, la propuesta que recibieron este miércoles fue de un 28%, a pagar en marzo y julio, más una suma no remunerativa que dejaba la oferta por debajo del 30% y se sostenía la suma única de $1.500.

Pero Martín aseguró que con esos mecanismos se buscó que “el trabajador reciba en el bolsillo sumas que en todos los casos superaban el 30%”. “No ofrecimos menos que la vez anterior (28,5% en dos veces más la suma única de $1.500), ofrecimos más. Además, haciendo un esfuerzo en el mínimo garantizado que es para las categorías más bajas”.
 
La decisión de los intendentes y presidentes comunales de recurrir a una conciliación obligatoria es la muestra más clara de que la negociación entró en un momento delicado. A partir de este miércoles se abrió un nuevo capítulo en la discusión. Por lo pronto hoy  los municipales anunciaron que ratifican el paro. Habrá que ver si algo cambia por estas horas para que este viernes los trabajadores levanten el paro y vayan a la reunión en el ministerio. El conflicto, hoy, parece lejos de una solución.
 
Hipólito Ruiz / hruiz@uno.com.ar / De la Redacción de UNO