santafe
Martes 14 de Abril de 2015

Los padres y propietarios asesorarán a Educación

Se conformaron dos cuerpos orgánicos que abordarán las necesidades de la enseñanza privada. También los integran funcionarios y sindicalistas

La posibilidad de que padres, docentes, sindicalistas, propietarios de colegios y autoridades ministeriales se sienten a discutir y realizar aportes al desarrollo de la educación de gestión privada es un paso importante para lograr un mayor involucramiento de la comunidad en la mejora de la calidad escolar.
El Ministerio de Educación puso en funciones el Cuerpo Asesor y el Tribunal Disciplinario, dos espacios orgánicos que tienen como meta fortalecer la colaboración técnica y administrativa entre el Estado, las entidades patronales y la comunidad educativa; y entender las cuestiones disciplinarias que pudieran darse entre el empleador y el personal docente o asistentes escolares.
“En honor a la verdad son espacios que están previstos en la ley de enseñanza privada, pero habían caído en desuso por distintas situaciones. A partir de la fuerte decisión de esta gestión provincial se definió la puesta en funcionamiento de los cuerpos orgánicos electivos”, explicó Germán Falo, director provincial de Enseñanza Privada. Cada uno de los integrantes de esos espacios es elegido por sus representados. El Cuerpo Asesor es integrado por representantes del ministerio, del Sadop, de los propietarios de colegios y un padre o madre (que debe presentar avales). Y el Tribunal Disciplinario solo por los primeros tres.
“El Cuerpo Asesor debe buscar consensos y realizar aportes al Ministerio. En ese sentido, los temas que puede abordar son innumerables y vinculados a la normativa o problemáticas de la enseñanza privada”, marcó Falo y siguió: “Y el Tribunal evalúa el proceso sumarial a un docente y emite un dictamen que le sirve de insumo a la entidad propietaria para saber qué hacer con quien tuvo una inconducta”.
Para el funcionario se trata de avances importantes porque generan un ámbito de participación que permite conocer la mirada y postura de distintos actores educativos.