santafe
Domingo 20 de Marzo de 2016

Los productos, del campo a la góndola aumentan 5 veces

Según un relevamiento de Came, es el promedio de diferencia entre lo que recibe un productor y lo que paga el consumidor. La pera se pagó 14 veces más. El arroz fue el que más terreno recuperó el mes pasado

El índice Ipod (Índice de Precios en Origen y Destino) de Came (Confederación Argentina de la Mediana Empresa), que mide la diferencia promedio entre el precio de góndola y de origen para una canasta de 20 alimentos agrícolas, mejoró 20,6% en febrero, impulsado por el fuerte aumento en los precios de origen de la mayoría de los productos, siendo la pera el de mayor disparidad de valor, ya que el consumidor pagó en góndola 14,1 veces más de lo que recibió el productor en el campo. De todos modos, la brecha se redujo significativamente. También el Ipod ganadero, que empezó a relevarse el mes pasado, tuvo una leve caída de 1,5% en febrero, alcanzando una brecha promedio de 4,02 veces.
El producto que lideró las mejoras en el mes fue el Arroz, que combinó un alza de 146,9% en los precios de origen (productor) y un descenso de 22,9% en los precios destino (góndola), reduciendo de 14,4 a 4,4 su brecha.
Estos datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (Ipod) que elabora el Área de Economías Regionales de Came para una canasta de 20 alimentos agrícolas, relevada en la segunda quincena de febrero.
En dicho mes, la diferencia promedio entre el precio que pagó el consumidor en góndola superó en 5,6 veces a lo que recibió el productor en el campo, lográndose una reducción de 1,5 puntos frente al Ipod de enero pasado. De modo que, aunque el Ipod continúa siendo muy alto y refleja las distorsiones hacia el interior de las cadenas agroalimentarias, es la primera vez desde que comenzó a realizarse la medición que se obtiene una brecha por debajo de siete veces.
Según surge de este índice, las mayores diferencias de precios en la cadena durante el mes de febrero fueron de 14,09 veces para la pera, que continuó ocupando el primer lugar, seguida por la manzana roja con una brecha de 12,4 veces. Con un nivel más bajo de 8,85 se ubicó la acelga, que por segundo mes consecutivo achicó su diferencia. En el otro extremo, los productos con menos diferencia fueron el limón (2,93 veces), pimiento rojo (3,33 veces), papa (3,36 veces), naranja (3,54 veces), mandarina (3,54 veces), aceite de oliva (3,55), calabaza (3,67) y tomate (3,73).
De los 20 alimentos agrícolas que integran la canasta del Ipod relevados, en 15 aumentó el precio de origen, en 11 se elevó el precio de destino y en 13 mejoró la brecha entre ambos importes.
En febrero, la principal causa de la mejora del Ipod fue el importante incremento en los montos que recibieron los productores por sus productos. Así por ejemplo, el precio de origen del arroz subió 146,2% en el mes; el de la papa, 70,5%; la naranja, 55,6%; el tomate, 52,5%; la pera, 50%; el repollo, 45,9% y la cebolla, 41,5%.
La mejora en los precios de origen fue en gran medida la causante de que la brecha cayera, a pesar de que más de la mitad de los productos incrementaron también sus precios de destino.
En febrero, los precios destino tuvieron un comportamiento dispar, pero en el análisis agregado hubo más productos con subas en sus precios al consumidor que con bajas. A la vez, los aumentos registrados en los alimentos que subieron fueron mucho más acentuados que los descensos en los valores de aquellos que bajaron.
Así, mientras los precios destino tuvieron un alza de 59,1% en el mes para la lechuga, 47,8% para la frutilla, 39,9% para el brócoli, 38,9% para el tomate, 19,9% para la naranja, 12,8% para el limón, 8.8% para el repollo o 7,9% para la berenjena; las caídas que se registraron fueron de solo 19,2% para el arroz, 15,4% para la acelga, 10,2% para la mandarina, 8,6% para la papa, o 7,3% para el pimiento rojo.
El Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) comenzó a realizarse en agosto de 2015 como una herramienta para conocer las diferencias en el precio que se paga por algunos productos alimentarios en el campo y en el mercado de consumo.