santafe
Martes 29 de Marzo de 2016

Luego de la luz, ahora la provincia espera un tarifazo en el gas natural

Lo adelantó la secretaria de Energía provincial, Verónica Geese. Dijo que el aumento se producirá en los próximos días

La secretaria de Energía de Santa Fe, Verónica Geese, anticipó este martes que para abril se espera “un tarifazo” de entre el 150 y el 200 por ciento en el gas. Y reiteró el pedido a Nación para una ayuda a la empresas de Santa Fe ante el aumento en la tarifa de luz.
 
La funcionaria se refirió al planteo efectuado al ministro nacional del área, Juan José Aranguren, respecto de la quita de subsidios a la energía. Y confirmó que en abril se viene una importante suba del gas.
 
 
“Tenemos pendiente una respuesta del ministro, lo bueno es que le interesó la propuesta y la tomó como inteligente”, señaló Geese en diálogo con LT8 de Rosario. Además, la funcionaria explicó que el pedido de Santa Fe apunta a que Nación “colabore con hacer progresivo el tarifazo, sobre todo para nuestras industrias que están más golpeadas, viendo caso por caso”.
 
En este marco, Geese afirmó que cree que puede haber respuesta positiva al pedido, “porque lo que le planteamos es algo real, son situaciones específicas y Santa Fe es muy diferente a otras provincias, tenemos mucha industria pesada y alto requerimiento energético”. De todas formas advirtió: “No solamente va a haber un tarifazo eléctrico, ahora viene un tarifazo de 150 o 200 por ciento en el gas. Seguramente será antes del pico máximo de consumo”, agregó.
 
Según medios nacionales, la aplicación de la medida sobre la tarifa del gas se haría el 4 de abril, es decir, el próximo lunes. Geese subrayó que Aranguren explicó que el gobierno nacional hará una revisión en las tarifas de gas y de electricidad, por lo que no descarta que se produzca un nuevo incremento en los valores. “Nos dijo que eso nunca se había hecho y que el contexto es complicado. Por eso declararon la emergencia eléctrica”, concluyó.
 
 

Responsabilidades
Geese remercó que “la política energética es una responsabilidad y una prerrogativa del gobierno nacional. Este tarifazo fue una decisión del ministro Aranguren  y además fue planteada durante la campaña presidencial. Por eso ahora me llama un poco la atención escuchar algunas personas que se sorprenden con todo esto”.
 
Más adelante la secretaria de Energía reconoció que “así, no hay bolsillo que aguante de esta forma, lo que pasa que hay variables que desde la provincia se puede controlar y otras que no”. 
 
En ese sentido calificó de “irresponsables y de mucha liviandad” las propuestas para “que el Estado provincial subsidie a todos los santafesinos la tarifa de la EPE para que se pague menos por cada factura. ¿Vamos a dejar de hacer obras que necesitamos para que la gente tenga un consumo ineficiente, tengan cinco aires acondicionado en una casa, para que los comercios tengan las puertas abiertas?”, se preguntó con ironía.
 
Fue allí que remarcó que “ni la EPE ni la provincia están en condiciones de absorber la suba de energía mayorista, son 4.000 millones de peso por año y estamos hablando de esta tarifa, que puede aumentar de nuevo este año”.
 
De no prosperar un tratamiento específico ante el gobierno nacional para resolver la crisis que se avizora en Santa Fe, la política energética nacional continuará sin cambios. Tal cual lo anunció Aranguren ante más de mil empresarios en el predio de la Sociedad Rural de Buenos Aires el pasado 23 de marzo, la Casa Rosada avanzará en la actualización de las tarifas de luz, y en un par de semanas, de gas.
 
 
Aranguren explicó detalladamente, con gráficos expresados en pantallas gigantes, “con la nueva tarifa –que hoy espanta a los usuarios– estaremos cubriendo el 50 por ciento del costo real de la energía. Para el próximo cuatrimestre (mayo-agosto), cuando el costo de la energía, se prevé, volverá a incrementarse, las tarifas de hoy cubrirán apenas un tercio del costo real de la energía”.
 
Por si quedaban dudas, Aranguren avisó en ese mismo encuentro ante empresarios convocados por la Cámara de Comercio estadounidense en la Argentina (AmCham, según sigla en inglés) que el objetivo del gobierno nacional es “terminar con los subsidios a la energía”.